¿Qué significa el adiós de Citi?

Citigroup es la mayor empresa financiera del mundo. Hace veinte años decidió comprar el Banco Nacional de México y en aquellos años el orgullo patriotero se vio mancillado porque el banco nacional ya no sería de México. Eran otros años y los contextos económicos, políticos y sociales eran diferentes. Con los años, la imagen corporativa de Banamex fue cediéndole espacio a la de Citi, pero algunos mexicanos seguimos llamándole por el nombre de pila más que por el apellido. Pues, ahora resulta que Citigroup decide anunciar su salida de los negocios de banca minorista y empresarial. Claro que el suelo nacional se cimbra y nos preguntamos ¿qué significa esto?

Entre las estridencias y las voces que piden calma, se nota el nerviosismo. Hay fatalistas que anuncian que esto es un golpe contra el T-MEC y otros dicen que no es para tanto, que en realidad esta decisión no afectará las operaciones financieras del país. Unos le quieren embarrar a la 4T la falta de confianza en el país generada por declaraciones y pésimas elecciones y otros le quieren componer la nota a la administración de López Obrador. Lo cierto es que la noticia asusta. En medio de la turbulencia, a mí me parece que las explicaciones sencillas son las mejores. ¿Por qué decidió Citi cerrar estas operaciones en México? Fácil, porque ya no le interesa.

Entonces, la pregunta es ¿por qué dejaron de interesarle estas operaciones? En el pasado, Citigroup tuvo como única rama ganadora y generadora de utilidades a la que operaba en México. ¿Qué pasó entonces? ¿Qué mala cara vieron? Primero, cabe aclarar que Citi no se va de México, al menos, no del todo. Jane Fraser, la presidenta del grupo, viajó a México a explicar la decisión y confirmó que el banco mantendrá sus actividades de banca empresarial mayorista, lo que implicará nuevas inversiones. Esas son buenas noticias. También, puntualizó que se trata de una decisión corporativa derivada de su política general de salir de la banca de consumo de casi todos los países, excepto Estados Unidos. Entonces, calma, parece que según lo explica la timonel de Citi, se trata de un cambio de rumbo de la empresa.

No obstante, la salida de Citi en nuestro país de un banco de consumo tan grande plantea retos muy importantes para México y son de amplio espectro. Por supuesto, para las autoridades hacendarias y regulatorias estos asuntos son delicados. Es de esperarse que por parte de la Secretaría de Hacienda, recibirán un tratamiento riguroso y exigente, incluyendo un tema fundamental en materia de concentración, cuidando en todo momento los intereses de México, tal como aseguró la dependencia federal.

Por su parte, Alberto Gómez Alcalá, director corporativo de desarrollo institucional, estudios económicos y comunicación de Citibanamex dio a conocer que salen a vender. Explicó que se quedan es lo que se conoce como banca corporativa, es decir, los clientes más grandes, así como la banca de inversión, mercados y casa de bolsa.

Lee también: Cepal baja pronóstico de crecimiento en México al 2.9% para 2022

Lo que estaría a la venta, puntualizó, es el resto, es decir: la licencia, marca, la operación de sucursales, lo relacionado con tarjetas, el pago de nóminas, la cartera hipotecaria, prestamos familiares y empresariales, las afores, la aseguradora y también, las fundaciones y todo el patrimonio cultural, desde edificios, equipos, publicaciones, etcétera.

Citi? Que se va a recomponer el mercado financiero en México. El banco es el tercero privado más grande del mercado después de los españoles BBVA y Santander, y por delante del mexicano Banorte, el británico HSBC y el canadiense Scotiabank. Estas seis corporaciones financieras es lo que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores considera de “importancia sistémica”, pues su quiebra podría afectar la estabilidad del sistema financiero o de la economía del país según los parámetros del comité de supervisión bancaria de Basilea. Significa que se va a retirar el volumen de negocio de Citibanamex en el sector de 3,500 millones de dólares en los primeros nueve meses de 2021, equivalente a 6% de sus ingresos totales. Objetivamente, los números nos ayudan a ver lo que esto significa.

También significa que veremos postores formarse a comprar, veremos cuál es la avidez con la que se presentarán estos postulantes. A lo mejor son muchos, a lo mejor se comprarán algunas partes por unos y otras por otros, a lo mejor se recupera el nombre de Banamex. También significa que Citi no se va del todo.