Redacción

Mundo.- Luego que millones de usuarios de WhatsApp entraran en pánico por los nuevos términos de privacidad, la red de mensajería instantánea explicó que los recientes cambios en las condiciones de servicio no afectarán la confidencialidad de los mensajes.

Tras los rumores de que la empresa utilizaría todos los mensajes enviados a través de su plataforma, muchos comenzaron a cerrar sus cuentas y optar por otras aplicaciones, como Telegram.

En un comunicado, WhatsApp –que cuenta con alrededor de 2 mil millones de usuarios– informó que su última actualización, que entrará en vigor el 8 de febrero, no alterará la privacidad de los usuarios.

Las modificaciones tienen que ver con los mensajes enviados a empresas a través de su plataforma, cuyo envío es opcional.

“La actualización de la política no afecta de ninguna manera la privacidad de los mensajes que los usuarios comparten con sus amigos y familiares, sino que incluye modificaciones relacionadas con los mensajes que se envían a empresas a través de WhatsApp, lo cual es opcional”.

Según la red de mensajería, los nuevos términos proporcionan una mayor transparencia en torno a la forma en que recopilan y usan los datos de los usuarios.

A detalle

Una vez aclarado que sólo podrán utilizar datos enviados a cuentas empresariales de WhatsApp, la empresa puntualizó los siguientes puntos:

La plataforma no puede ver mensajes personales ni escuchar llamadas entre los usuarios. Facebook tampoco. Esto es porque todo lo que pasa por sus redes de mensajería está cifrado de extremo a extremo.

Esta medida, dicen, nunca será debilitada o retirada de sus condiciones y términos de servicio.

La empresa aclara que no tienen registro de los contactos de sus usuarios, “aunque es común que los proveedores y operadores de telefonía celular almacenen esta información”.

“Consideramos que mantener tal registro para dos mil millones de usuarios implicaría un riesgo tanto para la privacidad como para la seguridad, y es por ello que no lo hacemos”.

Además, la plataforma no compartirá sus contenidos con Facebook para fines publicitarios. Esos chats colectivos también están cifrados de extremo a extremo.

Diferente con empresas

La mensajería con empresas, dice WhatsApp, es distinta que la realizada con amigos y familiares en una conversación. Algunas empresas grandes utilizan servicios de alojamiento para administrar sus comunicaciones.

En este caso, WhatsApp les ofrece la plataforma de Facebook para alojar y administrar ahí los chats con sus clientes.

Estas funciones son opcionales. Además, cada que los usuarios las elija, serán notificados de cómo se compartirán sus datos con Facebook.

Finalmente, están anuncios de Facebook que tienen un botón de WhatsApp con que los usuarios pueden ponerse en contacto directamente con la empresa. En estos casos, Facebook puede utilizar esa información para personalizar la publicidad que aparece en la red social.

Pero esto es algo que ha ocurrido durante mucho tiempo. Y no sólo lo hace Facebook, sino la mayoría de las plataformas de internet.

De esta forma, buscadores como Google muestran a los internautas publicidad acorde con lo que buscaron e incluso pueden recibir correos directamente de las empresas para ofrecerles algo que les interesó ver en la web.

ndr