Fernando Velázquez

Estado.- A partir del lunes 05 de octubre el semáforo de reactivación de Guanajuato pasará de color naranja a amarillo, con lo cual todas las actividades económicas están permitidas, aunque de momento las clases presenciales siguen descartadas.

Así lo dio a conocer el secretario de Salud en el estado, Daniel Díaz Martínez, quien añadió que este semáforo implica que los sectores que ya habían reanudado actividades, ahora puedan a trabajar a un 75 por ciento de su capacidad.

Sin embargo, ahora también pueden llevarse a cabo fiestas patronales, peregrinaciones, congresos, convenciones, seminarios y ferias con un aforo no mayor al 50 por ciento, aunque las autoridades no aclararon de qué manera van a controlar eso.

De igual manera, los bares y cantinas ahora sí podrán abrir con una capacidad del 50 por ciento, mientras que los casinos podrán hacerlo a un 30 por ciento.

Sin embargo, el director de Protección contra Riesgos Sanitarios, Luis Carlos Zúñiga, aclaró que por lo pronto, el regreso a clases presenciales se mantiene hasta que el semáforo de reactivación esté en verde.

“Ahorita no hay regreso a clases, recordemos que los contagios tienen que ver mucho con la movilidad y en Guanajuato en concreto el movilizar a estudiantes hace que aproximadamente 1.5 millones de personas se movilicen diariamente, entonces todo esto hay que tenerlo en consideración, hay que ir despacio”, dijo.

En tanto, Daniel Díaz apuntó que será dentro de dos semanas cuando se revise la posibilidad de permitir la entrada de aficionados al Estadio León con un aforo limitado, aunque reconoció que será difícil que se evite el contacto entre personas y que no se grite al interior del inmueble.

Este mismo escenario aplica para el equipo de béisbol de Bravos y para las Abejas de León.

Por su parte, el subsecretario para el Desarrollo de las Mipymes, Froylán Salas Navarro, subrayó que con el cambio de color en el semáforo la ciudadanía no debe relajar las medidas preventivas como lo son el uso de cubrebocas, la sana distancia y lavarse las manos constantemente, pues de lo contrario, Guanajuato podría retroceder en la reactivación.

“Se debe continuar con las medidas sanitarias existentes, en ningún momento significa reducirlas; de no existir el compromiso de todos los sectores y de los ciudadanos, existe la posibilidad de regresar el semáforo al color naranja o a rojo y tener con ello que retroceder en la reapertura de actividades económicas”, dijo.

LC