Redacción

Ciudad de México.- El Instituto Nacional Electoral (INE) impondrá una multa al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) de 40 millones de pesos, además de que no se le permitirá realizar spots en radio y televisión por un año, luego de haber incurrido en delitos electorales.

Esto se determinó tras la investigación que determinar que el PVEM pagó aproximadamente unos 20 millones de pesos a casi 100 ‘influencers’ para promover el voto a su favor durante las campañas por las elecciones del pasado 6 de junio.

Debido a ello, la Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral determinó el castigo, el cual deberá ser avalado el próximo jueves por el Consejo General y por el Tribunal Electoral del Poder de Justicia de la Federación.

De acuerdo con fuentes anónimas, luego de más de un mes de investigación se concluyó que el Partido Verde incurrió en un delito grave al pedir a unas 95 personas que hablaran a su favor a cambio de un monto económico que habría ido de los 15 mil pesos a los 100 mil pesos.

Fue el 6 de junio, en pleno día de elecciones cuando la Comisión de Quejas y Denuncias del INE ordenó a 30 ‘influencers’ retirar de sus perfiles de Instagram mensajes a favor del partido.

Entre los señalados estaban personalidades de la televisión como Raúl Araiza, Bárbara de Regil, Ivonne Montero, Lambda García, Brandon Peniche, Raquel Bigorra, Laura G, Eleazar Gómez y Gabriel Soto, y cantantes como Karla Díaz y Regina Murguía.

Así como ‘youtubers’, ‘instagramers’ y ‘tiktokers’ como Alex Strecci, Fernanda Moreno, Pamela Voguel y Alan Sandoval.

La Fiscalía General de la República (FGR), a través de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, anunció el 10 de junio que los llamados ‘influencers’ serían investigados por difundir de manera ilegal propaganda.

Además de esta sanción, el Partido Verde tiene abierta en su contra una carpeta de investigación en la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE) y en la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral por supuestamente usar empresas fantasma para financiar actividades y costear actos de campaña.

*Con información de EFE

LC