Foto: Especial

Agencias

Ciudad de México.- De manera agónica, los Pumas de la UNAM rescataron la igualada 22 en Ciudad Universitaria ante el Pachuca, equipo que ya suma seis duelos consecutivos sin derrota.

Los felinos, en cuanto a creación de juego, posesión y llegadas, fueron mejores que los hidalguenses, pero esto es de goles y así se confirmó en la cancha del Olímpico Universitario. Cuando los felinos eran mejores, llegó el golazo de Ismael Sosa al minuto 35; el argentino no celebró y pidió disculpas por su pasado auriazul.

Para la segunda mitad, los capitalinos siguieron con la posesión e intentaron igualar el marcador, pero se repitió la historia: cuando Pumas era mejor, cayó la segunda anotación de los Tuzos.

Al minuto 90, Sebastián Saucedo acortó distancias con un remate de cabeza. El tiempo parecía insuficiente, pero ocurrió el milagro. Instantes después, Juan Pablo Vigón cayó dentro del área y el silbante, sin revisar en el VAR, marcó la pena máxima que a la postre Juan Ignacio Dinenno hizo válida para empatar 22.

Los Pumas siguen sin entrar de lleno al repechaje, pero impidieron que uno de sus rivales directos, como los Tuzos, se alejaran en la pelea.

No se conforman

Pese a que la afición podría aplaudir la garra de sus jugadores, el estratega Andrés Lillini lanzó un contundente mensaje al término del encuentro.

“No celebramos el empate. En el vestidor no hay música y nos vamos molestos. Tuvimos 15 días muy buenos de entrenamientos. No quedamos con cosas positivas, pero al final ves la realidad y es que no ganamos”, declaró en videoconferencia.

Lillini reconoció la garra y entrega de los suyos, pero fue enfático en que los juegos deben ganarse como lo planificaron.

“No todos los juegos serán así y no hay que vivir del esfuerzo y la garra, hay que ganar antes como se planificó. Los jugadores lo pueden hacer mal, pero nunca van a dejar de ir al frente”, aseveró.

El técnico de los universitarios aseguró que los últimos cuatro duelos, como el de hoy ante Pachuca, los disputarán como una final y gracias a esa mentalidad rescataron la igualada en CU.

“Sí, las sensaciones son de una final. Si no hubiese sido así nos íbamos derrotados hoy. Sí da la impresión de jugar una final y así la enfrentamos. Ante este compromiso de los futbolistas, vamos a elegir a los XI que mejor nos representen. Esto es de goles. Esto es Pumas y te representa de esta manera”, explicó.

ndr