Manuel Arriaga

Abasolo.- Un puente vehicular que fue construido durante la gestión del exgobernador, Juan Manuel Oliva Ramírez en Abasolo para comunicar a los estados de Michoacán y Guanajuato, se encuentra desde hace más de nueve años inconcluso, le falta uno de los accesos para que pueda ponerse en funcionamiento.

Al respecto, la Secretaría de Infraestructura, Conectividad y Movilidad informó que la obra del puente vehicular para comunicar a los estados de Michoacán y Guanajuato, es una obra federal y no estatal.

La dependencia aclaró que la obra fue licitada por el Centro SCT Michoacán, el cual no contaba con la liberación del derecho de vía, y al faltarle la rampa del lado de Guanajuato, pidió ayuda al Centro SCT Guanajuato, sin embargo, a dicho centro no le fue posible realizar la liberación.

En el 2008, siendo gobernador, Juan Manuel Oliva Ramírez, y presidente municipal de Abasolo, Juan Antonio Negrete Martínez, se inició el proyecto de construcción de un nuevo puente vehicular de dos carriles que comunicaría por encima del río Lerma a las localidades de Maritas en Abasolo con José Sixto Verduzco, mejor conocido como Pastor Ortiz, Michoacán.

Este proyecto surgió de la necesidad de tener un puente amplio que permitiera el paso de vehículos de bajo y alto tonelaje, “actualmente existe a 520 metros hacia el noreste el puente viejo de acceso hacia Pastor Ortiz, el que por ser de estructura muy antigua se tiene en remodelación pues una de las pilas se cayó; dicho puente se conservará para paso de vehículos de poco tonelaje y como construcción con acervo histórico dentro de la región”, señala a la letra el manifiesto de impacto ambiental publicado por la Semarnat.

El puente nuevo se proyectó para una longitud de 91.30 metros que es el ancho del cauce del río en este tramo, más 510.89 metros del camino de acceso hacia Michoacán y acceso de 493.49 metros para el lado de Guanajuato, dando una longitud total de 1,095.68 metros; con un ancho de calzada sobre el puente de 8.00 metros más 1.25 metros de banqueta a cada lado, se obtiene un ancho total de 10.50 metros.

El puente vehicular fue terminado sobre el río Lerma, incluso del lado de Michoacán el acceso se construyó hasta la terracería, sin embargo, del lado de Guanajuato, cerca de Maritas, no existe rampa que lo conecte a la carretera estatal Pastor Ortiz-Abasolo y el puente termina de manera abrupta en terrenos de cultivo.