Luz Zárate

Celaya.- La empresa Ferromex ya culminó el dictamen del puente a desnivel de la calle Insurgentes -el cual presentó desprendimientos la semana ante pasada-, y se determinó que no tiene daño estructural. Sin embargo estará cerrado el paso vehicular durante tres meses, mientras que se realizan las reparaciones necesarias.

Hace 10 días, el jueves 8 de julio, automovilistas reportaron que se estaban cayendo trozos de concreto del puente a desnivel ubicado en Insurgentes –cuya vialidad es de alto aforo vehicular debido a que es de las pocas calles que llevan al centro de la ciudad- , por lo que a partir de ese momento y para evitar algún incidente mayor se cerró el paso vehicular, hasta que se determinara la gravedad de la caída del repellado.

El gerente de relaciones gubernamentales de Ferromex, Jorge Peralta Sánchez, explicó que se hicieron dos estudios a la estructura del puente, uno que hizo el Colegio de Ingenieros de Celaya y otro la empresa Ferromex, los dos reflejaron que no existe daño estructural, pero sí requiere mantenimiento.

Destacó que “el puente está muy bien hecho, es un ejemplo de la ingeniería mexicana porque ya tiene más de 60 años”, afirmó.

“El Colegio de Ingenieros de Celaya hizo un dictamen independiente y nosotros también contratamos a otra empresa, ambos coincidieron que hay que hacer de mantenimiento profundo, pero no vamos a tener que sustituir las losas, no se va a tener que cambiar las piezas fundamentales, el puente está en buenas condiciones, hay que agradecer a la ingeniería mexicana de hace muchos años que lo hicieron bien. En ninguno de los dos dictámenes arroja daño estructural”, afirmó Peralta.

Se cambiarán algunos recubrimientos, se intervendrán los drenajes, se van a hacer unas pruebas de laboratorio para medir  las fuerzas de los concretos, se van a sustituir los balastros para levantar las vías, entre otras acciones que se comenzarán la próxima semana -tentativamente sería el 26 de julio- y tendrán una duración de 120 días.

Fotos: Martín Rodríguez

Nos da mucha tranquilidad saber el buen material que tiene, vamos a iniciar trabajos la siguiente semana. Se va a iniciar con el cuerpo norte y posteriormente el sur. Serán 12 semanas, seis en el cuerpo norte y seis en el sur”.

Para determinar las acciones a seguir, hubo una reunión entre autoridades municipales con los directivos de Ferromex, sin embargo será el gobierno local si se cierra el paso vehicular durante los tres meses que duren los trabajos de reparación.

“No es una decisión de nosotros, es una sugerencia porque eso nos permitirá que no haya riesgo de que una piedra del balastro se vaya a caer –sobre los vehículos que pasan por la parte baja del puente-“.

Sobre la inversión que se llevarán estos trabajos, el directivo de Ferromex mencionó que no se tiene determinado el costo,  pero en su totalidad será absorbido por la empresa ferroviaria, para ello se tiene una partida presupuestal especial y sin límites.

Por estas vías que pasan por encima del puente a desnivel de Insurgentes llegan a pasar hasta 20 trenes por día, lo equivalente a un tren por hora, cuyo peso puede ir desde 30 y hasta 90 toneladas.

LC