Gilberto Navarro

Guanajuato.- El candidato a la presidencia municipal de la capital por el PAN, Alejandro Navarro Saldaña, sostuvo que la prueba piloto de regreso a clases debe de ser con mucha cautela para evitar que se eleven los contagios, sin embargo, la vuelta a clases presenciales sería beneficiosa para la economía de la ciudad.

El aspirante a la presidencia municipal, se refirió al anunció que hizo la SEG, de que el próximo 11 de mayo arrancará un programa piloto de regreso a clases de manera presencial en los niveles básico y medio superior en el estado.

En este sentido señaló que las instancias educativas y de salud deben ser muy cautelosas con el regreso a clases para que no resulte en un pico de contagios en las aulas.

“Para hacer esto yo creo que ya lo tendrían que haber revisado, por eso es la prueba piloto, nada más que no sea contraproducente, espero que todo salga bien y que lo hayan revisado muy prudentemente”.

Sin embargo, consideró que un eventual regreso a clases presenciales, se reflejaría en el beneficio a la economía local, la cual se sostiene, además del turismo, en la atención de la comunidad universitaria.

Señaló que son muchos los negocios que están sufriendo por la falta de estudiantes en la ciudad, ya que estos abonaban en varios sectores.

“Es un sector muy importante las escuelas, la universidad con sus 14 mil estudiantes, si es importante que regresen a las aulas, o cuando menos que haya un tema que sea virtual y presencial, hibrido, para que las casas de huéspedes, las lavanderías, las cocinas económicas, puedan volver a tomar vida”.

Señaló que al final, las autoridades de salud tienen la última palabra, aunque se ha manejado de manera correcta la pandemia en el estado.

Mural fue iniciativa de ciudadanos

De la misma manera, el candidato, señaló que el mural con su rostro y apellido, que se pintó hace unos días en una casa por el rumbo del Jardín del Cantador y que posteriormente fue cubierto, no se realizó con ningún recurso público ni como parte de su campaña, sino que fue por una iniciativa de ciudadanos.

Y es que, en la pasada sesión del Ayuntamiento, la sindico María Elena Castro Cerrillo acusó que se había utilizado recurso de un programa de atención a la juventud con permiso municipal.

Alejandro Navarro aseguró que la dueña del inmueble y jóvenes graffiteros se pusieron de acuerdo para hacer el mural en el que nadie de su equipo de campaña intervino.

No obstante, al conocer de esta acción, acudieron a solicitar que se borrara ya que podrían ser acreedores a una sanción por intervenir una barda en el centro histórico o incluso por apoyar al candidato.

“Agradezco a la señora de la casa y a los que hicieron el grafiti, pero le pedí al equipo de campaña y que le dijeran que ahí no se podía pintar, nosotros le proporcionamos la pintura para que fueran a pintar de blanco, no se usaron recursos públicos y tratamos de violentar ninguna ley”.

Señaló que en caso que los artistas tengan repercusiones legales, les brindaran el apoyo.

LC