Próximo gobierno quiere revalorar papel de Pemex

El objetivo es dotarla de autonomía presupuestal “dentro de un contrato-plan con el Estado”

Redacción

CDMX.- El próximo gobierno tiene delineado un catálogo de acciones que emprenderá para rescatar al sector energético, entre las cuales destaca revalorar el papel de Pemex, dotándolo de plena autonomía presupuestal y de gestión, sacándola del presupuesto de egresos y volver a asignarle un mandato de seguridad energética, responsabilidad social y creación de valor, “dentro de un contrato-plan con el Estado”.

Y se busca reintegrar a la petrolera en una sola empresa y modificar su gobierno corporativo para que pueda ejercer su autonomía.

Otra de las medidas está encaminada a “reintegrar” una representación (sindical) de los trabajadores, que ahora detenta el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), encabezado por Carlos Romero Deschamps, pero electa por voto universal, secreto y directo de los mismos.

Las modificaciones contemplan cambiar, 15 artículos de la Ley de Hidrocarburos: 4, 6, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 20, 21, 28, 42, 95, 100 y 117.

Una de las modificaciones importantes está encaminada a “regular las exportaciones de los productores privados, a fin de que su producción sirva para apoyar el abasto nacional”.

Otro de los objetivos que está en evaluación para la petrolera es la recuperación del proyecto de la refinería de Tula, Hidalgo.

El papel que desempeñaría el próximo director de Pemex Exploración y Producción, una de las principales filiales de la empresa –cuya responsabilidad caería tentativamente en Fluvio Ruiz Alarcón-, sería la de “administrar inteligentemente los declinantes recursos petroleros del país”, sustentada en “suspender indefinidamente las licitaciones internacionales de contratos de exploración y explotación; revisar los procesos de adjudicación y la legalidad de los contratos otorgados, en particular, de los contratos de licencia en los que, contraviniendo a la ley, no se solicitó un bono a la firma”.

Además, ampliar la inversión en exploración para obtener tasas de restitución de reservas probadas, superiores a 100%, tanto en petróleo crudo como en gas natural.

En este punto, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador ha manifestado la intención de aumentar en 175 mil millones de pesos las inversiones para el sector en su primer año de gobierno.

Se prevé desarrollar un esfuerzo tecnológico en tres direcciones: reducción de costos de producción, mejores técnicas de recuperación y aprovechamiento de los yacimientos en aguas ultra profundas, para lo cual será necesario apoyar presupuestalmente al Centro de Tecnologías de Aguas Profundas del IMP.

Se prevé incrementar sustancialmente la capacidad de transporte, almacenamiento y distribución del país, y regular las exportaciones de los productores privados, a fin de que su producción sirva también para apoyar el abasto nacional.

A diferencia de las pasadas administraciones federales, el próximo gobierno de López Obrador plantea “profundizar y coordinar todos los esfuerzos, hasta eliminar el robo y el mercado negro de petrolíferos”.

“Me gusta AMLO más que el capitalista”

El mandatario estadounidense Donald Trump aseguró ayer que “le agrada” el presidente electo, a quien dijo preferir sobre “el capitalista”. Durante un mitin en West Virginia con miras a las elecciones legislativas de noviembre, aseguró: “me gusta México. Me gusta el nuevo líder. Creo que va a ser increíble. Un poco diferente de nosotros. Me llevo mejor con él que con el capitalista. Pero él sabe que México necesita a Estados Unidos, ellos necesitan a Estados Unidos”. No es la primera vez que Trump elogia a AMLO; a principios de agosto lo llamó un “verdadero caballero” y apenas darse a conocer el triunfo del tabasqueño en julio, lo felicitó y lo llamó “una persona excelente. Él hizo un gran trabajo. Obtuvo un voto tremendo y tienen mucha confianza en él en México… Estamos hablando con ellos de hacer algo muy positivo para ambos países”. Durante su campaña, en 2016, Trump criticó al gobierno mexicano una y otra vez por no frenar el flujo de migrantes, a quienes llegó a llamar “violadores y criminales”, e insiste en erigir un muro.

RC