Redacción

Guanajuato.- Al continuar el análisis de la iniciativa con la que se busca implementar el escalón universal para personas de talla baja en espacios públicos, el director del Instituto Guanajuatense para las Personas con Discapacidad (INGUDIS), José Grimaldo Colmenero advirtió que de no garantizar la transversalidad en la propuesta se corre el riesgo de que la norma no pueda ser aplicable.

“El escalón abonará a lo ya hecho, al día estatal de las personas de talla baja, a esa visibilidad de la condición, de la causa, pero no creo que será en su totalidad lo que se necesite. El colectivo ocupa no ajustes razonables, sino la aplicación en materia de accesibilidad, que le ayude a su condición y al resto a las condiciones en materia de discapacidad”.

José Grimaldo manifestó la necesidad de que en otros ordenamientos legales como la Ley de Obra Pública se impacte con esta propuesta, pues es la Secretaría de Infraestructura, Conectividad y Movilidad (SICOM) quien ejecuta el presupuesto en materia de accesibilidad y movilidad y de esta forma sería una obligatorio y no solo enunciativo.

Reiteró su preocupación por que la reforma solo quedara en la Ley de Inclusión para Personas con Discapacidad pues insistió en que se debe trabajar en la accesibilidad universal, incluso propuso que se incluyera a la Secretaría de Desarrollo Económico, por lo que sugirió la presentación de otras iniciativas para conformar un paquete de leyes en materia de inclusión, pues además se requerirá de presupuesto suficiente para poder llevar a cabo estas acciones.

El asesor del Grupo Parlamentario del PRI coincidió y señaló que la universalidad en el tema también llevaría a la Ley de Educación del estado.

En tanto, las fracciones del PRI, PAN y PRD manifestaron el acompañamiento a la propuesta impulsada por Juan Elías Chávez, diputado de Nueva Alianza, aunque sugirieron algunas adecuaciones, por lo que la iniciativa continuará en análisis.

AC