Foto: Especial

Lourdes Vázquez

Guanajuato.- La diputada de Morena, Magdalena Rosales Cruz, propuso reformar el Código Civil del Estado para que sean los padres quienes decidan el orden de los apellidos de sus hijos.

En la última sesión del pleno del Legislativo del Segundo Periodo del Tercer Año Legislativo, la coordinadora de los legisladores de Morena señaló que la forma en como son registrados los menores de edad —con el apellido paterno en primer lugar y el materno es segundo— “condiciona a los padres en la elección del orden de los apellidos de sus hijos, lo cual atenta contra los derechos de vida privada y familiar de los ciudadanos guanajuatenses”.

Señaló que la norma actual limita a los progenitores a establecer de forma arbitraria el orden de los apellidos que deben llevar sus hijos menores al momento de registrarlos.

Ello en virtud de que no existe una justificación para ello, por lo que consideró “urgente reformar ésta y todas las normas de nuestra legislación local que atenten contra los derechos humanos de los guanajuatenses, por lo que proponemos reformar el inciso a) de la fracción II del artículo 68 del Código Civil para establecer que el orden de los apellidos de los hijos será el que, de común acuerdo, elijan los padres”.

Sentido de identidad

La diputada destacó que, de acuerdo con los resuelto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la elección del nombre es un momento personal y emocional que genera un vínculo especial entre los progenitores y sus hijos.

“El nombre de pila y los apellidos que lo acompañan crean un sentido de identidad y pertenencia a la familia. Por lo anterior, corresponde únicamente a los progenitores denominar a sus hijos, lo que incluye determinar el orden de sus apellidos sin injerencias arbitrarias por parte del Estado”.

La iniciativa se turnó a la comisión de Justicia para su análisis.

ndr