Propone PRI eliminar recomendaciones del Congreso respecto a salarios de los alcaldes

Foto: Archivo

Lourdes Vázquez

Guanajuato.- La diputada del PRI, Ruth Tiscañero Agoita, presentó una iniciativa con la que se busca eliminar la facultad que tiene el Congreso para emitir recomendaciones respecto a los salarios de los alcaldes, esto al considerar que es ocioso. 

Cada año, el Legislativo emite una recomendación de montos máximos de las remuneraciones de los integrantes de los ayuntamientos, aunque no en todos los casos dicha sugerencia es tomada en cuenta y los salarios de los alcaldes e integrantes de los ayuntamientos rebasan dichos montos.

La propuesta del Grupo Parlamentario del PRI establece la derogación del artículo 112 fracción X de la Ley Orgánica del Poder Legislativo de Guanajuato y el artículo 81 de la Ley para el Ejercicio y Control de los Recursos Públicos para el Estado y los Municipios de Guanajuato, esto: “al ser solo expresiones de buenas intenciones y la persistencia de tratar al municipio como el orden de gobierno de menor edad que tutela y por ello hasta podría calificarse de frívolo” dijo en tribuna durante la sesión del pleno del Congreso. 

Ve también: PAN y PRI cierran paso a exhorto para el matrimonio igualitario en Guanajuato

En entrevista sostuvo que: “se me hace ocioso ya que este Poder tienen incidencia y así lo marca la ley, en la Ley de Ingresos de los municipios, pero ninguna en los presupuestos de egresos (…) además la recomendación no sirve de nada y en caso de que se hiciera obligatorio estaríamos incumpliendo la constitución en su artículo 155 de la autonomía de los municipios”.

Dijo que, con esta recomendación, la ciudadanía se queda con la idea de que son los diputados locales quienes establecen los salarios a presidentes municipales, síndicos y regidores, cuando lo que se hace es una sugerencia respecto a los montos máximos de remuneraciones. 

“Y como es solo una recomendación, es que me parece ocioso y estoy pidiendo derogar ese artículo”, sostuvo, además manifestó que dicha recomendación se podría hacer a través de un exhorto a los ayuntamientos, pero no es necesario que esté en la ley.