Cuca Domínguez

Salamanca.- El director general de Servicios Públicos Municipales, David Pérez Alvarado se pronunció a favor de que haya un programa de regularización y actualización de los espacios en los mercados municipales Tomasa Esteves y Barahona, porque entre un 30 y 40% de estos tienen retrasos en sus pagos, en algunos casos hasta de diez años; además de que se debe actualizar la posesión porque más del 70% del total de los propietarios no son las personas a las que se les concesionó los espacios, que son el Municipio.

Carecen de orden

El funcionario destacó que los dos mercados están desordenados, “las administraciones pasadas no le han querido entrar a un ordenamiento, pese a que el reglamento de mercados lo contempla igual que el contrato de origen, cuando se le entregó un local a cada uno de los usuarios”, manifestó. 

Comentó que, en el caso del Tomasa Esteves, los concesionarios originales ya no existen, han vendido los locales al grado que es un negocio y donde no es tomado en cuenta el Ayuntamiento, incluso ha habido grupos fuera del municipio que han llegado al mercado y han ejercido cierta presión.

“El mercado Barahona está un poco más ordenado, si acaso unas diez personas o menos que son los más desordenados, que invaden los pasillos del mercado”, señaló.

David Pérez dijo que para regularizarse el Ayuntamiento debe tomar cartas en el asunto; “atender lo que dice su contrato y quien no pague sus cuotas de recuperación sacarlo y dárselo (el local) a otro porque esos espacios no se pueden traspasar, ni vender, se viola el reglamento”, manifestó.

Las cuotas de recuperación, dijo,  sirven para solventar los servicios que brinda el Municipio y es mínima de entre 100 y 150 pesos mensuales. En el mercado Barahona hay cerca de 200 locatarios y en el Tomasa Esteves más de 500; entre el 30 y 40%  tienen atrasos.

Acuerdan colocar malla

Las autoridades municipales y comerciantes del mercado Barahona llegaron al acuerdo de continuar con la instalación de la malla ciclónica en las inmediaciones de este centro de abastos.

La secretaria del Ayuntamiento, Lidia Becerra González acompañada por el director de Servicios Públicos Municipales, David Pérez Alvarado, escucharon las inquietudes de los comerciantes y a petición de los locatarios se solicitó no interrumpir la colocación de la malla perimetral, dejando ver su aprobación al trabajo que realiza el gobierno a favor de locatarios y visitantes de este mercado.

“Quiero darle las gracias a la alcaldesa porque para mí es una medida muy importante de seguridad para el mercado y pedimos que no se detenga el alambrado y el apoyo que nos brindan” dijo Rosario Miranda, locataria.

El gobierno exhortó a los comerciantes a trabajar de la mano y juntos hacer de esta una mejor ciudad y recuperar la tranquilidad que se merece.