Agencias

Ciudad de México.- Rafael Baca reconoció que los jugadores del Cruz Azul, incluso los que llevan mayor tiempo en el club, como él, se juegan su trabajo en cada partido, debido a los fracasos recientes.

No más promesas sin cumplir a la afición. A partir de este sábado, ante los Camoteros del Puebla, los ‘cementeros’ quieren dejarle claro a sus seguidores que dejarán todo sobre la cancha y no ante el micrófono.

“Las palabras ya quedan de más, ahora lo primordial es mostrarlo sobre la cancha y tomará tiempo y buenos resultados volver a ganarnos la confianza de nuestra afición, ese es nuestro trabajo. La realidad es que les fallamos y no hay otra cosa”, comentó el mediocampista, previo al choque ante la Franja, la tarde de este sábado en el Estadio Azteca.

“Sin ver las redes sociales, sabemos lo que hicimos: les fallamos, no hay necesidad de darte cuenta de eso en las redes sociales. A todos nos quedó claro lo que hicimos, que, insisto, fallamos y perdimos su confianza”, añadió Baca, sobre lo sucedido el año pasado.

“Puede ser la última oportunidad para todos, la exigencia aquí es muy alta: eres campeón o un fracaso, es la realidad y hay que aceptarla (…) Si no se dan los resultados y soy de los más criticados, estaría dispuesto a levantar la mano y hacerme a un lado, sin problema”, agregó el jugador uno de los más criticados por la afición en las redes sociales.

Los celestes, ahora con Juan Reynoso en el banquillo, comenzaron el Guardianes 2021 con una derrota (ante Santos), por lo que la victoria sobre el Puebla es clave para continuar la reconciliación con los seguidores.

“Vamos por buen camino, el torneo es largo, sabemos que es más importante cerrar mejor para entrar a la Liguilla. Queremos estar unidos y saber lo que queremos hacer”, cerró Baca.