Gilberto Navarro

Guanajuato.- Las antenas de comunicación clandestinas siguen surgiendo en la capital y la autoridad poco ha podido hacer para retirarlas.

Muestra de esto, es una antena en la zona de Tepetapa que fue instalada sin ningún permiso de la dependencia encargada ni del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en la azotea de un hotel.

El director de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial de la capital, Marco Delgado Zárate, señaló que en esta área se tienen dos antenas: una ya fue regulada, pero la otra sigue en un estatus clandestino.

“Hay dos antenas, la que está más bajita sí tiene autorización y tiene un camuflaje autorizado por el INAH y, la más grande, esa sí carece de permiso”, dijo.

El funcionario señaló que se requerirá a los dueños del hotel que la retiren y en caso de que los propietarios acaten la indicación no pagarían multa.

Asignatura pendiente

Delgado Zárate reconoció que ha sido un tema complicado para la administración el poder frenar la instalación de estas antenas y en su caso retirar las que ya están instaladas.

“No creería que se nos estén saliendo de las manos, si es una asignatura pendiente que no hemos podido solucionar, no hemos dejado de estar sobre el tema y estar insistiendo en el retiro y la regularización (…) pero tiene contrasentido porque por un lado está la reglamentación y por el otro la conectividad”.

Las antenas de comunicación que se instalan sin permiso en la capital son un problema que viene arrastrando la administración desde hace varios años, incluso se han llevado juicios para el retiro de estas en la zona del Temezcuitate y Paseo de la Presa, pues rompen con la armonía visual panorámica.

ndr