Óscar Jiménez

León.- Desde el 2017, el programa denominado Lazos de Agua ha logrado un 85 por ciento de avance de acuerdo a lo planeado; ahora, restan 18 meses de trabajo en lo que buscan sea, la oportunidad de realmente poder generar un trabajo sostenible.

A decir por el director general del programa que respalda la fundación One Drop así como las instancias gubernamentales como la Comisión Nacional del Agua y la Comisión Estatal del Agua, la intención ha sido, no solo la de crear infraestructura, sino tener también un trabajo que priorice al ámbito social y pueda mantener la base en siguientes años.

“El caso de México es mediante una infraestructura financiada por gobierno, ya sea con fondos estatales o federales, y estamos en un 85 por ciento del programa para cumplir la meta”, señaló Ernenek Durán sobre la situación de Guanajuato que es el único estado mexicano en donde se tiene participación por medio del programa.

Para la cobertura que resta se busca alcanzar un beneficio total para hasta 62 mil 900 personas, donde se incluya el trabajo comunitario y se traten temas como el cuidado, pero también, la importancia del pago del recurso para su potabilidad.

“No sólo es proveer el agua a través de la infraestructura, sino cómo el individuo se hace responsable de eso”.

“Como ciudadanos tenemos también la obligación de proponer y es algo que tratamos de decir por medio de nuestras metodologías; tenemos ciertos derechos al acceso, pero también obligaciones como ciudadanía”, señaló Durán.

Finalmente, y ante la situación que se vive en torno al tema del agua en la entidad, y donde se ha estado inmerso en la discusión pública del funcionamiento de la Presa del Zapotillo y un hipotético beneficio para Guanajuato, el líder del programa Lazos de Agua consideró que es también importante que se estudien las alternativas que tengan un buen impacto social y se confié en las propuestas que se puedan generar desde el seno regional.

“Los gobiernos están sobrecargados porque tienen un mandato, y muchas veces están inmersos en el rol del día a día. Entonces el trabajo de una organización como One Drop y del programa Lazos de Agua se basa en proponer situaciones y metodologías innovadoras para que el gobierno lo pueda probar y determinar cuáles son valiosas”.

“Finalmente el recurso es finito y se debe sacar provecho a los proyectos”, finalizó Ernenek Durán al cabo de 18 meses restantes para el término del trabajo en el estado de Guanajuato.