La universidad pública y las instituciones del Estado, han mantenido una sólida relación fundamentada en el respeto mutuo a naturaleza de cada uno. La autonomía de la Universidad, podrá cumplir sus elevados fines, en la medida que los poderes del Estado coadyuven a fomentar las funciones esenciales de la Colmena que son: la libertad de pensamiento, de expresión y libre examen las ideas.

Las universidades reclaman de los ciudadanos y sus instituciones, la libertad para buscar en la verdad, las condiciones que nos harán más humanos, acudiendo al pensamiento universal y apoyando los esfuerzos propios para que el encuentro con la verdad, contribuya al desarrollo humano.

Por las razones expuestas es conveniente que exista un diálogo permanente y respetuoso de la normatividad de unos y otros, para que el avance en el conocimiento y su divulgación, sea camino para alimentar el desarrollo, que deberá ser vehículo para compartir nuestra identidad.

Es edificante que el diálogo entre el Poder Legislativo de Guanajuato, se fortalezca mediante el concurso del ameritado Rector General de la Universidad pública y la Junta de Gobierno de la H. Legislatura, encabezada por su presidente, el Dip. Luis Ernesto Ayala Torres.

Al evento se sumó la directiva de la Junta de Gobierno de la LXV Legislatura y los funcionarios de más alto rango de la Universidad de Guanajuato, lo que constituye un acontecimiento estrechamente vinculado a la determinación de profundizar en la vida democrática del Estado, mediante el aporte de esas dos instituciones, que cumplen con la necesidad de fortalecer vínculos en un marco de cooperación creciente.

El Rector General pronunció en un conceptuoso discurso el compromiso de esa institución que fue respondido por un mensaje de la presidenta de la Mesa directiva de la Legislatura.

Es conveniente destacar la importancia de la unidad de esfuerzos institucionales, pues los tiempos que vivimos relaman una mayor participación de la ciudadanía en general, encabezada por los representantes del pueblo de Guanajuato, en donde están representadas las principales tendencias ideológicas que trabajan en la Entidad.

Las crisis representan, también, ocasiones para ampliar los espacios de participación que el Poder Legislativo se ha empeñado en extender. Sin duda que la colaboración de la Universidad Pública, que en la persona de quienes trabajan para en Congreso, hace su aporte a través de sus egresados. Entre los que se cuentan también distinguidos Diputados.

Las instituciones no deben levantar entre ellas diques, sino espacios, donde el espíritu universal campee en pos de la justicia, ya que realizarla es la mayor hazaña del Estado.