Fernando Velázquez

León.- El delegado de la Profeco en Guanajuato, Armando Guzmán García, informó que los fabricantes de quesos y yogures tienen hasta el 30 de noviembre para cambiar su etiquetado, de lo contrario serán sancionados.

Lo anterior luego de que entrara en vigor la Norma Oficial Mexicana 051 para el correcto etiquetado para alimentos y bebidas procesadas, y de que la Profeco enlistara 19 marcas de quesos y lácteos que no cumplen con ella, por lo que deben ajustarse a los nuevos lineamientos.

El delegado explicó que a las empresas que venden estos productos se les dio un margen hasta el 30 de noviembre para corregir su etiquetado, y a partir de esa fecha sus productos sí serán inmovilizados.

“Nosotros hoy día no vamos a iniciar ningún procedimiento porque la Norma entró el 1 de octubre en vigor, pero el procurador está dando margen para iniciar hasta el 30 de noviembre para que se regularice el tema de etiquetado”, dijo el delegado en Guanajuato.

Además, Armando Guzmán apuntó que por ahora la Profeco solo actuará cuando un consumidor presente una queja por el etiquetado incorrecto en los productos lácteos, es decir, no hará revisiones u operativos específicos en tiendas y supermercados para verificar el cumplimiento de esta norma.

No habrá operativos

Luego de que el gobierno federal ordenara la suspensión en la venta de dos yogures y quesos de 20 marcas comerciales porque presuntamente engañaban a los consumidores, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), confirmó que no realizará operativos para verificar el cumplimiento de la medida porque confía en que la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), acatará la prohibición. Sin embargo ayer, a dos  días de la implementación del mandato federal, permanecía en refrigeradores de establecimientos los productos sin ninguna restricción en la venta. 

El miércoles pasado el gobierno federal ordenó la prohibición de venta en los yogures ‘Danone Bene Gastro’ y ‘Danone Natural’, los quesos Fud, Nochebuena, Premier Plus Cuadritos, Zwan, Caperucita, Burr, Precissimo, Frankly, Selecto Brand, Galbani, Lala, El Parral, Portales, Walter, Sargento, Cremería Covadonga, Aurrera y Philadelphia”, porque la Profeco y Secretaría de Economía detectaron irregularidades en el etiquetado.

En él, las marcas aseguraban una composición de 100% leche cuando no es así o que se añade grasa vegetal para sustituir parte de la leche, también se alteraba el peso neto del producto. Mientras que en los yogures que se ostentaban como naturales se identificó que contienen azúcar añadido o no cumplen con el contenido mínimo de leche.

Por medio del área de Comunicación Social, la Profeco nacional, confirmó que no realizará una verificación especial para garantizar el cumplimiento de la medida.