Daniel Moreno

Celaya.- En próximos días, los productores de agave para tequila de Guanajuato no solo tendrán qué plantar en las zonas denominación de origen, pues además tendrán que evitar la deforestación para que no les sea retenido su registro como tequileros.

Fidel García Granados, subsecretario de la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial de Guanajuato (SMAOT), dijo que en días atrás, los Gobiernos de Jalisco y Guanajuato, por medio de sus titulares Enrique Alfaro y Diego Sinhue Rodríguez, firmaron un convenio con el Consejo Regulador del Tequila para aplicar políticas de cuidado ambiental y regular que en los  lugares de siembra no haya deforestación o destrucción del ecosistema.

En el estado de Guanajuato, la disposición involucra municipios como: Pénjamo, Abasolo, Romita, Purísima, Huanímaro, Cuerámaro y Manuel Doblado, donde se siembra y se produce tequila, bajo la denominación de origen.

García Granados resaltó que en próximos días se espera publicar el mapa conceptual para definir las zonas donde se debe evitar plantar agave o deforestar con este propósito. De esta manera, si alguien ya lo hizo, se puede aplicar alguna sanción desde el Consejo Regulador del Tequila, que implicaría no poder vender la producción.

El Consejo del Tequila es una asociación civil que busca garantizar la denominación de origen y para ello participa vigilando, regulando, inspeccionando, certificando o aprobando todo proceso de producción, desde la siembra hasta la venta de tequila, incluyendo su exportación.

ac