Nayeli García

Irapuato.- La problemática de los desaparecidos en Guanajuato no es de un solo gobierno ni del pasado, sigue sucediendo y no pueden seguir negado la realidad, para que las familias de las víctimas dejen de sufrir la impunidad, señaló el obispo Enrique Díaz.

“Preocupa mucho porque son desaparecidos de muchos años, son desaparecidos de mucho tiempo, no es sólo este gobierno, no son sólo estas autoridades, sino es algo que ya es de tiempo, pero también se tiene mucha responsabilidad actualmente, no podemos decir esto ya fue del pasado y lo dejo en el pasado, tenemos que responder y tenemos que seguir luchando”, señaló el obispo de Irapuato.

Ante las más de 114 fosas clandestinas que se han localizado en Guanajuato, el obispo consideró que es una situación muy dolosa y difícil para las familias, pues con algunas de ellas, él ha tenido la oportunidad de conocer su historia y muchas de ellas siguen sin confiar en las autoridades pues cuando se acercan no obtienen respuestas y eso va incrementando la impunidad.

“Es un dolor muy grande el no tener un cuerpo, una certeza, hay personas que tienen tres, cuatro o cinco años con su familiar desaparecido”, mencionó.

Reprochó que las autoridades hayan negado por mucho tiempo la existencia de fosas clandestinas en el estado, pues negar el problema no lo va a resolver y no se puede negar estos problemas cuando se ven a familias alzando la voz por sus desaparecidos.

“A mí me da mucho dolor cuando se me acerca alguien y me dice ‘tengo dos o tres familiares desaparecidos hace dos, tres años’ y se siente una impotencia. ‘¿Has acudido con autoridades?’ ‘sí, ya he hecho por aquí y por allá y no tengo ninguna respuesta’ y esto es doloroso”, puntualizó.

No dejen cargos a medias

Ante la renuncia de Alfonso Durazo a la secretaria de Seguridad del Gobierno Federal para buscar la gubernatura de Sonora, e obispo consideró que el crimen organizado puede aprovechar este cambio para seguir ampliando sus territorios.

“No podemos ir dejando cosas a medias y que esto el crimen va aprovechando, estos huecos, estos vacíos que van quedando, es importante que nos acerquemos, que veamos y sigamos trabajando todos, no se trata de echar culpas sólo a algunos, es importante acompañar, cuidar y seguir adelante”, señaló.

Pidió ser más conscientes y recordar que son servidores públicos para ayudar a la comunidad, no para buscar un servicio y provecho para sí mismo.

Te podría interesar:

SZ