Nayeli García

Irapuato.- Los problemas familiares son la principal causa por la que los menores edad están consumiendo drogas, señaló el Eduardo Padilla Alcocer, presidente de la Federación Mexicana de Centros Especializados para la Prevención y Tratamiento de las Adicciones (Femeceptad), quien consideró necesario que haya un espacio para rehabilitar a los niños, niñas y adolescentes adictos.

Es un tema muy triste que los niñas, niños y adolescentes que están en Irapuato y en todo el país estén ingiriendo drogas, principalmente el cristal”, comentó durante la entrega de siete de los 15 centros de rehabilitación que se certificaron en estrategias informativas para la prevención del consumo de drogas en población de 12 a 17 años, EC0769 por parte del Centro Evaluador del Centro Integración para jóvenes y familias, Rescatando Ángeles, asociación civil.

Compartió que actualmente el centro que dirige atiende a 15 menores de edad, el 60 por ciento provenientes de comunidades, a través de un sistema ambulatorio, pues para poder internar a los niños se requiere de un espacio especial que aún no lo tienen, pero que buscan contar con uno ante el crecimiento de las adicciones en este sector.

“Es un problema que está marcado mucho por la familia, son jóvenes que tienen padres divorciados, parejas disfuncionales o problemas muy fuertes dentro del núcleo familiar.

Aunque el 90 por ciento de la población  prueba las drogas sólo para experimentar, sino tienen un tratamiento oportuno pueden caer en una adicción; sin embargo, en el grueso de los casos, la primera causa que en los centros han identificados es la violencia familiar, el abandono familiar y las familias disfuncionales”.

Foto: Eduardo Ortega

LC