Redacción

Haití.- El primer ministro de Haití, Ariel Henry, anunció ayer la destitución del fiscal Bel-Ford Claude horas después de que éste solicitara a un juez abrir una investigación al jefe del Gobierno como imputado por el asesinato del presidente Jovenel Moise.

Henry comunicó la destitución del fiscal en una carta fechada el lunes, pero divulgada ayer por el Gobierno, en la que se justifica el cese por una supuesta “falta administrativa grave” cometida por parte de Claude.

El fiscal solicitó al Tribunal de Primera Instancia de Puerto Príncipe que investigue a Henry como imputado en el caso del magnicidio y también pidió a las autoridades migratorias que le impidan salir del país.

Las sospechas del fiscal hacia el primer ministro fueron suscitadas por dos conversaciones telefónicas que mantuvo Henry con uno de los principales sospechosos del magnicidio, Joseph Felix Badio, tres horas después de que sucediera el crimen, el pasado 7 de julio.

El fiscal aseguró que los datos de geolocalización de las llamadas, proporcionados por la empresa telefónica, situaban a Badio en la residencia de Moise, en el sector de Pélerin 5, en Puerto Príncipe, en el momento en el que se comunicó con Henry.

Con información de EFE

Te podría interesar: Terremoto en Haití deja cerca de mil 300 fallecidos

SZ