Primer acto: música y futbol

El Rusia-Arabia Saudita y un vertiginoso show musical darán luz verde al Mundial

AFP

Moscú, Rus.- Un espectáculo musical que promete ser ‘inolvidable’ junto a un toque de ‘jogo bonito’ con Ronaldo como embajador y el partido entre Rusia-Arabia Saudí darán el jueves luz verde a la Copa del Mundo Rusia-2018

En un mundo dominado por la transmisión en tiempo real, FIFA apuesta a manejar con precisión de relojería suiza cada instante de la apertura de una Copa que aún no calienta motores en los hinchas locales, pero que mantiene en vilo a toda Latinoamérica y gran parte del mundo.

Música, amor y futbol

Media hora antes del inicio del partido -previsto para las 18H00 (10:00 hrs. tiempo de México)- las luces se encenderán en el estadio Luzhniki de Moscú y un intenso espectáculo musical copará la pista.

El inglés Robbie Williams junto a la aclamada soprano rusa Aida Garifullina encabezarán el show que le cantará al futbol y Rusia durante un mes acaparará las miradas de los fanáticos del deporte rey.

Quizás con su famoso tema ‘Feel’ Williams encienda a los 80 mil espectadores y a millones que seguirán a distancia una apertura que promete ser ‘inolvidable’ y será seguida desde las gradas por el presidente ruso Vladimir Putin y varios jesfes de estado.

Oda a los ‘dioses’

El ‘Fenómeno’ Ronaldo será quién personificará la gloria futbolística que perseguirán los 736 jugadores que participan en el Mundial.

“Nadie sabe qué pasará en las cuatro semanas del campeonato, pero todo el mundo está seguro de que será memorable”, señaló el goleador brasileño que alzó la Copa en Estados Unidos 1994 y Corea-Japón 2002.

En suelo ruso, la ‘canarinha’ que lo catapultó a la gloria es una de las selecciones favoritas al título, ahora con Neymar como joya del ataque brasileño.

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo también llegan a coronar su carrera en Rusia.

Anfitrión en penumbras

El dueño de casa quiere disfrutar su Mundial, pasar a octavos de final y jugar distendido contra un grande de Europa para salir del torneo satisfecho.

La modesta Arabia Saudí será el primer escollo del equipo dirigido por Stanislav Cherchesov que sumó magras actuaciones y derrotas en su andar hacia la Copa.

Malos resultados que se suman a la catarata de lesiones que suma en los últimos meses y que sacó de competencia a su principal figura en el ataque Alexander Kokorin y otros pilares del equipo que buscará en los fanáticos la cura a sus debilidades.

Pizzi quiere incomodar

Sin presiones y con el objetivo de darle a los favoritos del Grupo A algún dolor de cabeza llega Arabia Saudí.

En una serie que tiene a Uruguay como favorito y a Egipto pendiente de la evolución del lesionado Mohamed Salah, los dirigidos por Juan Antonio Pizzi aparecen como el equipo débil que tanto temen los seleccionados encumbrados a la hora de jugar un Mundial.

El holandés Bert van Marjwik clasificó a los saudíes al Mundial, el argentino Edgardo Bauza lo sustituyó por dos meses y Pizzi tomó el cargo tras un periodo de transición.

Al Mundial llegan con buenas sensaciones gracias a una derrota ajustada (2-1) ante el campeón del mundo Alemania.

 

RC