Ana Lilia Ojeda

Manuel Doblado.- J. Trinidad López Ramírez, comerciante con 43 años en el sector de verduras y frutas, relató la diferencia de años anteriores contra lo que se vivió previo a la llegada de 2021; “sí se puede hablar de ventas, pero estas son mínimas, con algunos productos muy caros”, comentó.

El vendedor puso por ejemplo la dinámica que ocurre con ciertos productos, “la caja de jitomate de buena calidad, que contiene de 28 a 30 piezas, cuesta 500 pesos, sin que se cuente con la garantía de que todo el producto salga macizo para su venta, pues algunos salen magullados, se rezagan y son pérdidas para el comerciante”, dijo.

López Ramírez explicó que si la verdura y fruta no se vende en tres días, se queda representando pérdidas económicas, y eso sucedió este fin de año e inicio del 2021.

Hay menos consumidores

“Este cierre de año nada se comparó con años previos a 2020 cuando era común ver el mercado de Manuel Doblado a reventar, gente buscando para sus alimentos y comprando de todo; esta vez aunque hubo consumidores, no fue lo mismo, la gente no salió por la pandemia, pero tampoco hay dinero porque mucha gente está sin trabajo”, remarcó el vendedor.

En Manuel Doblado empresas grandes como las de implementos para el campo, o las de autoservicio como Coppel redujeron la cantidad de trabajadores según comentarios de quienes han estado viviendo la falta de empleo -dijo-, y la gente que se quedó sin trabajo no ha podido reubicarse, pues en donde quiera está difícil.

“Es normal que un primero de enero no haya mucha gente, eso sí es muy normal, que llegue ‘cada y cuando’ un cliente, pero un 30 y 31 de diciembre el mercado de Manuel Doblado era distinto, pero la gente ahora no se vio”, destacó Trinidad López.

“Hay quienes me dicen que me salga a vender, que lleve mi puesto a la calle, pero no, ya no estoy para eso, yo aquí en el mercado para estar un rato, estoy bien”, concluyó el señor.

EZM