Llega al festival la muestra ‘La Revolución en Marcha’

    0
    COMPARTIR

    La colección es un rescate de Rodrigo Moya

    Patricio Serna

    Guanajuato.- Se presentó la galería fotográfica Cuba 1964, ‘La Revolución en Marcha’, por parte de Rodrigo Moya que se exhibe por primera vez en México.

    Publicidad

    La muestra ofrece aspectos de la vida cotidiana tras este movimiento armado.

    Durante las actividades del Festival Internacional Cervantino, el cual tiene como uno de sus ejes los movimientos revolucionarios, llega esta exposición creada en un original formato a la sala Manuel Doblado del Museo Regional de la Alhóndiga de Granaditas.

    Además de la inauguración, el propio Moya, en compañía de Susan Flaherty, la cual ya ha tenido intervenciones en el Cervantino y que incluso ganó la presea Cervantina, impartieron a los asistentes una conferencia en la cual explicaron el trasfondo y proceso de producción de las piezas.

    El artista se refirió que durante su etapa como fotógrafo documentalista viajo a este país para captar estas imágenes, las cuales no salieron a la luz por los problemas políticos en esa época, hasta que sus imágenes llamaron la atención de unos catalanes, quienes fueron pieza fundamental para que las fotografías se dieran a conocer en Europa.

    Grata experiencia

    Lo más destacable de su trabajo son los retratos de Ernesto ‘Che’ Guevara y Fidel Castro durante su mandato.

    Te podría interesar:  Entregan el alma en el escenario

    “Recuerdo que estábamos en el Hotel Nacional, dormidos después de comer con ese calor de julio, de pronto nos tocaron violentamente la puerta, salimos y nos dijeron que abajo se encontraba esperándonos un Cadillac negro, bajamos y un oficial nos indicó que el ‘Che’ nos esperaba”, relató recordando sobre como realizó el trabajo con Guevara.

    “Durante el camino nos dijeron que sólo teníamos 15 minutos con el ‘Che’, llegamos, él estaba sentado, yo sólo puse mi cámara en el escritorio a una velocidad baja, era un tipo con un carisma especial, conciencia de cámara, flamante en su vestimenta, las manos muy estañas, las uñas largas, muy blancas”, agregó.

    Destacó que esta entrevista se dio debido a que Guevara había rechazado una reunión con los mandatarios chilenos por cuestiones políticas y ese tiempo lo destinó para él y su compañero, resaltando que esa charla de 15 minutos se prolongó por más de tres horas.