Yadira Cárdenas

Salamanca.- El líder de la CNC local Samuel Balderas, urgió a que la seguridad llegue a las comunidades rurales, el robo en los pozos de riego, implementos agrícolas y ahora hasta el producto de sus siembras han ido en aumento, delitos que son difíciles de denunciar.

El líder campesino señaló que las comunidades continúan siendo zonas donde los delincuentes han podido moverse sin la preocupación de ser detenidos ante la falta de vigilancia por parte de las corporaciones de seguridad, pues está solo se enfocan en la cabecera municipal y en algunas comunidades de mayor número de habitantes, lo que deja desprotegido al resto.

“La delincuencia no ha parado, tal vez no haya muchos números que indiquen los robos que se cometen en las comunidades pero esto es porque difícilmente se denuncia, los que son víctimas de robos tienen miedo de que les hagan algo porque pueden ser personas incluso cercanas a las comunidades”.

Destacó que la mayoría de los robos a pozos agrícolas se da en la zona sur del municipio, además de los asaltos a los agricultores a quienes han despojado incluso de sus vehículos y ahora se enfrentan al robo del producto de sus siembras.

“Era lo último que nos podía faltar que se robaron el maíz, el sorgo, y eso cómo lo denunciamos, qué es lo que vamos a ir a decir y cómo se comprueba que se robaron nuestra siembra, también en el caso de los pozos cómo se comprueba el robo de un transformador sí ya no tenemos los documentos”.

Samuel Balderas señaló que es urgente que se implemente la vigilancia en las comunidades como hace unos 10 años, cuando existía la policía rural y se veían patrullas en los caminos que recorren los campesinos para realizar su trabajo, al mencionar que de por sí el sector ha sido golpeado por la falta de apoyos, y lo poco que tienen se pierde a causa de la delincuencia.