Yadira Cárdenas

Salamanca.- Los vecinos y ejidatarios cercanos al relleno sanitario, desesperados, señalaron que no se les ha dado respuesta a la problemática de lixiviados que escurren del tiradero municipal, que con las lluvias se agudizó pues los desechos líquidos llegan a otros caminos y se mezclan con lodos y charcos de agua.

De nueva cuenta los habitantes de las comunidades cercanas al relleno sanitario, entre ellas Buenavista, alzaron la voz ante el problema de los lixiviados que salen del tiradero, además de mencionar que se siente ignorados por las autoridades ya que no se han acercado para darle solución, o al menos para escucharlos.

Juan Rodríguez, agricultor de la zona, señaló que nadie les dice nada; pasan trabajadores municipales pero desconocen si se hace algo para resolver este tema o qué es lo que ellos pueden hacer, y mientras tanto con la lluvias los lixiviados se han extendido hacia otros caminos y parcelas.

“Dirán que esto tiene mucho tiempo y nadie nos ha hecho caso, pero ya no aguantamos. Cuando está el solazo los olores son insoportables, Y ahorita que hay días que llueve ya la pestilencia se escurrió hasta el camino ahí se junta con el lodo y otros van para la siembra”.

Mientras tanto habitantes y agricultores continúan recaudando firmas para llegar hasta las autoridades que sean necesarias y se remedie la problemática, la cual han padecido por años sin que ninguna autoridad los escuche, “queremos hacer las cosas bien y no estar peleando o que tengamos que llegar a cerrar otra vez el camino, por eso todavía esperamos que nos oigan”.

EZM