Precisan de “autocrítica”

1.- Precisan de “autocrítica”

Ruth Tiscareño

Antes de continuar por camino de la perdición, la Soberanía estatal debiera investigar respecto de su papel y del desempeño de sus 36 legisladores. Se trata de coadyuvar con los 46 municipios para mejorar la vida de los habitantes y no contra ellos. La cavilación en la producción legislativa, la fiscalización certera y las designaciones de funcionarios a diversas instituciones son esencia del buen quehacer. Las formas histriónicas, las ocurrencias del momento sin estudios que sostengan las tesis, la irreflexión, acaban por dañar a la sociedad. Los éxitos se miden por los beneficios a la población, no por la cauda de iniciativas y discursos.

Partes de la asamblea, se admiraron porque en su convocatoria para la obtención de un integrante del Observatorio Ciudadano Legislativo tuviera poca presencia, los vicios imposibilitaron la gobernanza, aún así, emergió Emmanuel Sánchez; y al consejo consultivo de la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado, para variar, ratificaron a Adriana María Cortés y a Jesús Badillo. Una visión limitada de apertura, una antigualla.

En una sesión que radicó las 46 iniciativas de leyes de ingresos municipales para el año fiscal 2022, el PRI sacó el colmillo, en materia de matrimonios igualitarios, recordó a los apresurados que hay que cumplir los trámites legislativos como Poder y descolló con su iniciativa “sui géneris”, especie de autocrítica a la Ley Orgánica del Poder Legislativo, presentada por la diputada, Ruth Tiscareño, a fin de eliminar la facultad que tiene el Congreso para emitir recomendaciones de montos máximos para las remuneraciones de los integrantes de los Ayuntamientos. El adiós a la pretensión de control y llamadas a misas.

2.- Gran Bajío

Diego Sinhue Rodrñiguez

El ambicioso proyecto de forjar una supra-región para avanzar en el crecimiento económico y social, de forma paralela a las políticas federales que han disminuido recursos y proyectos para Guanajuato y estados colindantes, la Alianza Centro-Bajío-Occidente no encontró consolidación política por los intereses de sus cabezas y por los cambios, fruto de las elecciones de 2021.

Por ello, en el marco del conversatorio “El Gran Bajío Autumn Members Meeting 2021”, esfuerzo de empresarios ligado a la idea de la supra-región del Centro-Bajío Occidente, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo aprovechó para relanzar desde San Miguel de Allende su idea de presentar a los estados más productivos ante el mundo y fortalecer el ambiente de negocios, aunque esta vez se ha matizado que somos un rostro de México, desde la unidad y sin división política. El proyecto político-económico evoluciona.

3.- Una estrategia costosa

Alvar Cabeza de Vaca

De acuerdo con el secretario de Seguridad Pública estatal, Alvar Cabeza de Vaca, la separación de mil 300 policías durante los últimos seis años de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE), bajo su mando, representa una especie de criba: se quedan quienes tienen “profunda vocación”. La razón simplista no le permite hacer una revisión a la carretada de recursos de los contribuyentes que se les destinó ni el tiempo de preparación, ni la experiencia perdida. Este 5 de noviembre pidió más dinero a los diputados locales para enfrentar la inseguridad.

Ha aprovechado el inicio de los Ayuntamientos para realizar “un tour” a los municipios -más taquilleros- para signar acuerdos de colaboración por la seguridad pública; pero, todavía debe a los guanajuatenses un diagnóstico sobre la inseguridad en la entidad; en especial del mando único que los municipios le pagan al gobierno estatal; Santa Cruz de Juventino Rosas, última víctima. A Salamanca “no le cumplió”, amén de frenar, integración y avance de una policía municipal sólida. Debe saberlo el alcalde César Prieto para no confiar en su convenio. En el caso Salamanca, la autoridad de seguridad estatal les debe mucho, porque no se les atendió de forma idónea el trienio pasado, de acuerdo con la exalcaldesa Beatriz Hernández. A Prieto Gallardo, Cabeza de Vaca sólo le entregó discursos con impacto mediático y le prometió apoyos.

De la Valija. Alto a la violencia contra periodistas

Mario Bravo Arrona

El proceder de las policías contra los representantes de los medios de comunicación no es privativo del municipio de León, sino la constante en territorio guanajuatense. La detención de nuestro compañero Ian Martínez en el ejercicio de la labor periodística, por la Policía Municipal leonesa, es muestra de los vicios que generan el abuso de autoridad y de las consignas que los mandos encargan a los elementos cumplir, a fin de evitar que sean observados cuando están actuando, debido a posibles fallas en la operación.

El asunto que atendía el reportero, Ian Martínez, es sumamente delicado: el desalojo de más de 20 familias en Jardines de la Capellanía, en donde trabajaba desde el lugar que se indicó -atrás de una cerca- y sin interferir en acción judicial alguna; pero a los policías que conduce el secretario de Seguridad de León, Mario Bravo Arrona, no les gustó y lo privaron de su libertad y llevaron detenido; fue rescatado por la movilidad del “gremio periodístico”. El gobierno leonés reconoció el abuso y aseguró que los responsables serán “sancionados”.

Desde el Periódico Correo, donde trabaja Ian Martínez, lo apoyamos y exigimos cese la violencia contra periodistas.

Marcelo Ebrard Casaubón

l concepto de Estado-Nación es relativamente reciente en la historia humana, supera apenas los 200 años y se encamina, como forma de organización social a transformaciones por condiciones de orden económico, político y cultural a los Supra Estados. La Unión Europea es el ejemplo más claro y detrás le sigue América del Norte, que con el TLC y ahora el T-MEC establecen una ruta a ello. Sin embargo, faltan fases para ello y las clases políticas de Estados Unidos, Canadá y México por ahora juegan para la región y, a su vez, para su público local, sus votantes. De ahí las incongruencias.

Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores, ante la Cumbre de América del Norte, la “reunión de los tres Amigos”, ha tenido que conciliar los intereses de los asociados en el T-MEC con el discurso local del jefe del Estado Mexicano, la mayor parte de las veces disímbolos. No es una tarea fácil.

Por ahora, ha tenido un relativo éxito, en los expresado en público y entre los tres dirigentes políticos, pues México ha sostenido su interés en forjar una región fuerte y unida, encaminada a la prosperidad a partir del libre comercio. Inclusive se ha hecho la distinción de que nuestra alianza es con Estados Unidos y Canadá y no con China. Sin embargo, queda esperar que el esfuerzo del canciller Ebrard, fructifique en la política local mexicana, donde otro puede ser el discurso de Palacio Nacional, como ha sucedido en el sexenio.