Los motivos para iniciar una guerra, son variados. Pero indiscutiblemente que si es disputa por territorios, la decisión es producto de argumentos que defienden la riqueza, pues la tierra, hace factible el enriquecimiento potencial. Especialmente si en ella se disponen materias primas para la producción de satisfactores de importante valor agregado. Nuestro país, con soporte humanista en su Constitución, tiene frente a la forma de resolver conflictos, los siguientes fundamentos: No intervención de ningún país, en los asuntos de otro; autodeterminación de los pueblos y solución pacífica de las controversias.

Visto con espíritu crítico, to[1]dos los conflictos se resuelven en una mesa de negociaciones, el resultado no siempre es justo. El vencedor impone al vencido, condiciones para aceptar su rendición. Si queremos ahondar en el análisis debemos traer a la memoria, el resultado trágico de la segunda guerra mundial, con un balance de injusticia para el pueblo japonés, que aún ahora sufre las consecuencias de algo que, sin puritanismo, fue flagrante violación de los más elementales derechos de ancianos, niños y mujeres cuya culpa era sólo vivir en los lugares donde ocurrió la catástrofe.

La guerra en sí, es un acto injusto, de quien la hace; pero también de quien la provoca. Es tiempo de analizar la conducta mundial, cuando las élites del mundo, decidieron el colapso de la Unión Soviética. La solución del conflicto ¿fue sólo el envejecimiento de la cúpula gobernante? O pudo ser producto de una acción perseverante del resto del mundo con poder, que deseaban desterrar lo que consideraban el fantasma del socialismo.

Ver nota: Hackean canales de televisión rusos con canciones ucranianas

La repartición del estado soviético ¿a quienes benefició además de los ingratos que se asignaron repúblicas como premio, con desdén por lo que un día significó su país? Y los beneficiarios por el desmembramiento Soviético, ¿conservaron respeto por lo que fue y realizó su país, que fue destrozado por la guerra y levantado por un pueblo heroico, que a partir de 1922, impulsó el progreso científico y asombró al mundo con lanzamiento del primer satélite artificial? Poco antes, contribuyó en mayor medida a la derrota del nazi fascismo. Algunos pudieran opinar que se dedicaron a conspirar en contra de lo que fue su origen.

Es mucho lo que se puede comentar sobre la era pos soviética, pero se presta a reflexión ahora y derivado de ello, concluir la necesidad de precisar, a la luz de un razonamiento con fundamento en criterios de equidad y justicia: la responsabilidad de quién llevó a efecto el conflicto bélico y; qué o quienes lo provocaron. El conflicto terminará, los ciudadanos del mundo, habrán aprendido a través del comporta[1]miento de unos y otros; así como del papel que jugaron la prudencia y el patriotismo sin dobleces, en todo ello.

Lea también: Rusia ocupa Járkiv, en menos de 12 horas Ucrania asegura recuperarla