Cuca Domínguez

Salamanca.- El presidente de la comisión de Seguridad, Movilidad y Protección Civil del Ayuntamiento, Víctor Hugo Rueda Olmos, aseguró que la mayoría de los integrantes de dicha comisión han decidido posponer la revisión de la propuesta de incrementar la tarifa del transporte de ruta fija por la pandemia de la Covid-19.

Además, precisó que se entiende la demanda de los concesionarios luego de que hace más de tres años no les han tenido alguna alza. 

Lo anterior luego de que los concesionarios de Villa Barahona amagaron con incrementar a partir de este jueves, de ocho a diez pesos, argumentando que requieren el alza para evitar el colapso económico que están por sufrir luego de que no tienen para mantenimiento o modernización de sus unidades.

El dirigente de la Unión de Transportistas Villas de Barahona, Roberto Calvillo Ramiro, dijo que  han tenido que despedir a 90 choferes y diez checadores.

Proponen alza progresiva

Rueda Olmos dijo que la comisión sesionó hace 15 días; se puso el tema sobre la mesa, con el estudio técnico que especialistas realizaron y arrojó la necesidad de ajustar la tarifa por el incremento de productos y servicios. Pero la mayoría de la comisión —que integran los morenistas José Luis Montoya y Dolores Ochoa­­­— no quiso tratar este tema.

“Incluso se propuso que hubiera un incremento progresivo, es decir, primero un peso, al paso de algunos meses otro peso… sin embargo se dijo este incremento a la tarifa iba a quedar detenido, hasta que el semáforo rojo cambie (…)”, dijo.

Además, precisó que este ajuste lo tendrá que aprobar el Cabildo, pero está sustentado, “subió la gasolina, igual que otros insumos; el asunto está sustentado técnicamente y los cambios tienen que hacerse para mejorar (…) se tienen que cambiar cerca de 30 unidades del parque vehicular, pero no las pueden comprar porque no les salen, ni siquiera para sus gastos (…)”, precisó.

ndr