Vida Pública

Por segundo año no se realizan viacrucis en Guanajuato

Lourdes Vázquez
Guanajuato.-
Por segundo año, derivado de la pandemia por Covid-19, no se realizó la representación del viacrucis en los templos de la capital, como el templo de San Sebastián, uno de los más emblemáticos en donde año con año cientos de capitalinos se reunían para revivir la Pasión y Muerte de Cristo.

Este viernes santo, el templo, su patio central y jardines permanecieron cerrados. Los feligreses tuvieron que acudir a otros templos a orar en este día significativo para los católicos.

Muchos llegaron a la Basílica de Guanajuato, donde sí se realizó un acto litúrgico al que solo se permitió el acceso de unas 30 personas que acataron las medidas de sanidad necesarias como el uso del cubrebocas en todo momento, el uso de gel antibacterial y la sana distancia.

En el templo de Cata, en el barrio del mismo nombre, en donde tradicionalmente se lleva a cabo la representación de las Tres Caídas solo se abrieron las puertas para que las personas pudieran rezar por algunos momentos.

Leoneses No celebran el viacrucis de Chapalita
Jessica de la Cruz

En León los feligreses católicos no pudieron disfrutar del viacrucis de Chapalita, uno de los más grandes y representativos de la ciudad, el cual va desde la colonia Chapalita, hasta los límites de la colonia Arbide.

Hoy, las calles aledañas al templo de Fátima se encuentran vacías, no hay estaciones de las caídas de Jesús y tampoco adornos, palmas o flores, como tradicionalmente se festeja un viacrucis en la ciudad.

Carlos, de 64 años de edad, vecino de la colonia Obregón comentó que, es lamentable la situación por la que atraviesa la ciudad y que por la pandemia se rompan las tradiciones, ya que no solo es el viacrucis, sino que tampoco no hay misas u otro tipo de festejos que son costumbres.

En las calles únicamente se ven algunos carros estacionados, sin embargo, el movimiento de la población ha sido mínimo. Las puertas del templo se encuentran cerradas, incluso la explanada de la plaza de templo está sola y también sus alrededores.

Por su parte, la Arquidiócesis de León grabó un viacrucis, pero fue en la comunidad de Nuevo Valle de Moreno, la cual se transmitió en sus redes sociales.


En el Barrio del Zapote de Celaya las “tres caídas” OTRA VEZ fueron canceladas
Luz Zárate

“¡Esta vez no vamos a salir a las calles!, no vayan a sacrificar al Padre Crisanto como el año pasado, que hasta la policía lo quería detener porque se hizo el viacrucis”,
dijo una vecina del Barrio del Zapote, quien lamentó que no se realizaron las tradicionales “tres caídas”, que se efectúan cada viernes santo.

El viacrucis del Barrio del Zapote tiene una tradición de casi 90 años y era de los eventos más grandes y representativos de Celaya durante la semana santa, congregaba más de 100 actores y la asistencia de más de 3 mil 500 espectadores, hasta antes de la pandemia por el coronavirus Covid-19.

El año pasado, el sacerdote de la Parroquia de la Asunción en el Barrio del Zapote, Crisanto Rico, fue severamente criticado por la realización del viacrucis por las  diferentes calles en plena pandemia del coronavirus Covid-19, ese día tuvo que acudir personal de Protección Civil a cancelar la realización de las ‘tres caídas’, pues estaba congregando a centenas de personas, aun cuando la representación solo era de 13 personas y se pidió a los vecinos que no salieran y vieran la escenificación desde sus casas, sin embargo no hicieron caso.

Hace un año apenas iniciaba la pandemia del Covid-19, pero a pesar de la contingencia sí se realizó en este barrio.

Por lo que, en este año para acatar las recomendaciones sanitarias y de la Diócesis de Celaya, se decidió no realizar la representación como se hacía en años pasados, únicamente se rezó el viacrucis en la explanada del templo y con la asistencia de unas 40 personas, separados entre sí y siguiendo las medidas sanitarias.

En el Templo de la Asunción se realizó el rezo del viacrucis en tres momentos distintos del día, un rezo para la participación de adultos, otro para niños y otro para adolescentes.

En todos los eventos se cuidó no rebasar el aforo de personas y se efectuó al aire libre.

Crisanto Rico, padre de la parroquia de la Asunción, encabezó los actos religiosos de semana santa incluyendo el viacrucis de este viernes y en todos pidió a los fieles católicos que vivan esta semana santa con fe, pero desde sus casas y sigan las transmisiones que se han hecho por Facebook.

Así como en este barrio, en otros como el de San Miguel, de San Juan, de Tierras Negras, y los templos de algunas colonias y los del centro, se realizaron únicamente los rezos en el atrio de los templos o en el interior, pero a puerta cerrada, con la participación de pocas personas y cuidando que no se generen aglomeraciones.

En la Catedral también se realizó el viacrucis, el cual fue encabezado por el Obispo Benjamín Castillo Plascencia, este fue a puerta cerrada sin la participación de feligreses, pero fue transmitido por Facebook para que así los fieles católicos puedan vivir la Pasión y Muerte de Jesús en tiempos de pandemia.

Tierra Blanca y San José Iturbide vivieron el viacrucis de manera virtual
Enrique Pérez

En el municipio de Tierra Blanca como en San José Iturbide, el viacrucis se realizó de manera virtual y se transmitió en distintas plataformas sociales, ciudadanos coinciden que la determinación fue una ‘buena’ por parte de las autoridades eclesiásticas.

Patricia Santillán Vega habitante del municipio de Tierra Blanca mencionó que la salud es prioridad en todos los sentidos, por lo que se debe entender que al efectuarse este tipo de eventos tradicionales pueden afectar tanto a los feligreses como a la ciudadanía en general.

Ya que no ‘todos’ mantienen las recomendaciones sanitarias, de tal manera que los contagios serían inminentes, por lo que la medida fue ‘excelente’ por parte de las autoridades eclesiásticas.

Por su parte J. Arturo Chaire narrador del teatro bíblico en el municipio de San José Iturbide desde hacer aproximadamente 15 años, mencionó que la determinación es por una cuestión de salud para las personas que participan, como de las aglomeraciones que esto conlleva.

Dijo que es una medida adecuada a pesar de que el Teatro Bíblico es una manera de acercar a la gente a su fe, pero también por la parte económica este tipo de evento beneficiaba a la gente local y el hecho de no realizarse por dos años también afecta al comercio.

Sin tanta adrenalina, pero de todo corazón: La Judea

La magia de la Judea no es de un grupo o una familia, es de todo el que la vive y la siente, en su 148 aniversario, no salieron a correr a las calles, ahora lo hicieron en escenarios con algunos de los miles de participantes entre judíos, músicos, las máscaras de Hermenegildo Bustos y los ciudadanos que se suman a la realización.

La pandemia de la covid-19 no los tiene contentos, ni se sienten del todo completos en la vivencia de la Judea, pero por si no lo estaban haciendo, les ha permitido valorar la tradición sin remordimiento, y que no se pierda el gusto de participar, ahora no hubo ciudadanos inundando el centro de Purísima, pero sí a través de internet inundaron de mensajes la transmisión del evento.

Efraín Ramírez Rojas, con 22 años dentro de la Judea, y Reyes Guzmán Becerra, son una parte de las varias almas en el evento, quienes desde niños se han sumado por amor, por sentimiento, y porque el salir a correr a las calles te trastoca, “sabes cuando huele Judea”, todo comienza desde el Miércoles de Ceniza, cuando los niños crean sus máscaras de cartón, mientras los artesanos crean máscaras de cartón y de colorín, más la vendimia de los chicotes.

A diferencia del año pasado cuando la pandemia llegó de un día para otro, les dejó una frustración de tener todo listo, pero de pronto los frenaron a salir; ahora en 2021 se hicieron a la idea al ver los contagios, enfermos y muerte de compañeros, sabían con anticipación que las escenas serían grabadas con algunos integrantes de la Judea, no masivamente, pues era imposible involucrar a todos.

Hay muchas emociones que se quedan frenadas, como no compartir la adrenalina de salir por las calles a correr, no hay el azote de los chicotes en la calle y el grupo de Facebook de los artesanos se quedó detenido, ya no vinieron de las escuelas a entrevistarlos y preguntar sobre la tradición, pero han podido mantener viva la tradición a pesar de la covid-19 al llegar digitalmente en transmisión por redes sociales.

Con 148 años de tradición de la Judea, Reyes Guzmán, quien es judío y artesano de máscaras rememora “cuando era niño… no te puedes costear una máscara, la haces de cartón, y cuando vas creciendo te da el ánimo que quede a tu gusto”.

Del Patronato Hermenegildo Bustos y su Judea desde 1872 A.C., igualmente sostienen que la Judea la hacen todos.

Los participantes, no proceden de una escuela de preparación escénica, sólo la sensibilidad real de quien participa al usar la vestimenta y las máscaras; quien usa la vestimenta, le pone el sentimiento real, y sigue su tradición.

René Ramírez añadió que en familia son varias las experiencias… tienen lugar especial para el vestuario de múltiples colores, sus hijos René y Óscar saben que este es un trabajo de corazón e igual están activos. El Viernes Santo es el día más cansado de 8 de la mañana a 1 de la madrugada, pero es un cansancio que les deja satisfecho y relajado.

Gerardo Reyes, director de Casa de la Cultura, afirmó que la felicitación es para toda la población porque los participantes de la Judea en sus 148 años, no tienen camerinos especiales, se cambian en varias casas, donde varias familias hacen su contribución central y de pasión por la Judea.

Este año el agradecimiento se suma a Mario Balleza, quien por año siempre ha grabado y tomado fotos desde su actividad profesional de la tradición, pero ahora lo vive directamente al ser el productor de todas las imágenes grabadas en la Alameda y La Casona.



MD

Related posts