Onofre Lujano

Acámbaro.- El veterinario, Juan Ignacio Tamayo Basurto, director de la Policlínica Veterinaria Biofauna lamenta el grado de violencia que se ejerce en contra de los animales.

Asegura que en la clínica ha atendido casos de envenenamientos en colonias como Malayas y San Isidro; además de que se han enterado de animalitos balaceados, apuñalados, macheteados, apaleados, apedreados, ahorcados, quemados e incluso abusados por el hombre.

Calcula que en Acámbaro existe una población de 13 mil perritos, de los cuales la clínica atiende una cartera de 2 mil 700 perros. Además, los canes en situación de calle son entre 300 a 350.

Abundó el veterinario que no es en la periferia donde hay más perros en situación de calle, sino en el centro de la ciudad, que son perros en su mayoría que fueron abandonados.

Tamayo Basurto insiste en que se debe hacer una evaluación profunda y reconocer que el maltrato empieza en casa y se agrava con la indiferencia, la negligencia, la complicidad y el silencio, al no vacunarlos a tiempo o alimentarlos en forma inadecuada.

Como propuesta para que disminuir estos maltratos el veterinario le apuesta a concientizar a las personas los animales son seres vivos y que sienten.

Si hay maltrato a los animales, asegura se maltratará a los humanos, “la gente que se tienta el corazón para darle un machetazo a un perro, también tiene ese corazón para darle un machetazo a un ser humano, es triste decirlo, pero es lo mismo”.

Denunció que la violencia contra los animales es tremenda, “ha habido envenenamientos de perros a cada rato, gente de las colonias Malayas y San Isidro o gente de Agua Caliente que nos ha traído perros envenenados. Por el momento el Canelo es noticia, pero hemos recibido en los últimos tres meses seis perros macheteados todos heridos con saña igual que el Canelo”.

EZM