Luz Zárate

Celaya.- Aunque la caravana de migrantes podría pasar por Celaya, en los albergues de la ciudad no se les podrá dar asilo debido a que aún no lo permite el Semáforo de Reactivación.

En los albergues de Celaya en los que se apoya a los migrantes, aún no hay el servicio de hospedaje, sólo se les apoya con alimentos, esto para evitar contagios de Covid-19.

Esta vez a diferencia de las caravanas de migrantes que pasaron por Celaya en noviembre del 2018 y febrero del 2019, en aquella ocasión en los albergues de la ciudad les dieron asilo y atención a los centroamericanos, pero en esta ocasión las condiciones sanitarias son diferentes por la pandemia del coronavirus Covid-19.

Hace dos semanas, una tercera caravana de cientos de migrantes partió de Chiapas rumbo a Estados Unidos, luego de que otras dos caravanas fueran disueltas por las autoridades. Una ruta para llegar a su destino incluye a Celaya.

Sin embargo, el albergue Manos Extendidas y la Casa del Migrante aún no son abiertos debido a que continúa la pandemia, en ambos sólo se les apoya con alimento, dijeron los benefactores de estos dos lugares.

El sacerdote Pedro Saúl Guerrero, encargado del albergue Casa del Buen Samaritano ubicado en la colonia Santa Rita, señaló que por disposición oficial no se ha podido abrir este centro, esto como medida para evitar contagios de coronavirus, pero a los migrantes que pasan y les solicitan apoyo se les brindan comida.

Al principio de la pandemia disminuyó considerablemente el número de migrantes que pasan por Celaya y conforme han pasado los meses, también ha incrementado el paso de centroamericanos que van en busca de “el sueño americano”.

Sin embargo, independientemente de estas caravanas por Celaya siguen pasando migrantes, pero en mucho menor cantidad que hace unos años, cuando decenas de indocumentados pasaban diariamente por Celaya rumbo a Estados Unidos.

Actualmente ya no son los grupos grandes que se veían años atrás pasar arriba de los vagones del tren o caminando por las vías que atraviesan la ciudad, siguen pasando, pero ahora en grupos pequeños.

Celaya antes era un punto en el que muchos migrantes se detenían a descansar, pero ahora por la pandemia del coronavirus los albergues están cerrados y muchos han tenido que habilitar las calles para dormir.

Desde que inició la pandemia del coronavirus, el flujo de migrantes que pasan por Celaya ha disminuido alrededor de un 70%. Sin embargo,  no dejan de pasar en busca de una vida mejor. 

El 95% de los migrantes que pasan por Celaya provienen de Honduras y el resto son personas que vienen de El Salvador, Nicaragua y Guatemala.

Solo encuentran puertas cerradas

Por la pandemia del coronavirus Covid-19, los albergues en los que hace unos meses se daba asilo a los migrantes centroamericanos no se han podido abrir, lo que ha afectado a los migrantes que pasan por Celaya en busca del sueño americano.

Los albergues La Casa del Buen Samaritano y Manos Extendidas se cerraron desde el inicio de la pandemia y se abrirán al 100% hasta que el Semáforo de Reactivación cambie a color verde. Mientras tanto, la Casa del Migrante ABBA sí ha recibido a personas que vienen de paso e incluso tomaron la determinación de brindar apoyo a quienes estén infectados de coronavirus Covid-19, esto porque un derecho universal es la salud y determinaron apoyar a quien lo necesite.