María Espino

Guanajuato.- Yareli Monserrath Licea Macías, joven capitalina, lleva casi cinco meses desaparecida y hasta el momento los familiares no han obtenido información contundente que los lleve a dar con su paradero. Su máximo anhelo es localizarla, viva o incluso muerta.

Pese a hacer circular la imagen e información de la joven en redes sociales, y que familiares hayan puesto las respectivas denuncias ante las instancias correspondientes, la búsqueda de Yareli continúa sin dar resultados favorables.

Yareli Licea tiene 25 años de edad, es de pelo chino, corto y castaño; mide un metro y sesenta centímetros, es de complexión delgada y tiene un lunar rojo en la mejilla izquierda.

Por si no lo recuerdas: Buscan a joven guanajuatense que tiene más de un mes desaparecida

De acuerdo a la información proporcionada por un familiar de Yareli, que pidió reservar su nombre, ella fue vista por última vez el 22 de enero del año en curso en la colonia Lomas el Padre, ubicada al sur de la ciudad de Guanajuato, cuando fue a recoger sus pertenencias de una casa que por ahí rentaba, pero nunca desalojó el espacio.

Explicó que la última vez que supieron de ella fue a través de unos videos grabados por cámaras de vigilancia ubicadas cerca de donde se encuentra la escuela secundaria Ignacio Ramirez, como a las 5:30 de la tarde, cuando se dirigía al lugar que rentaba, en dónde observaron que vestía ropa deportiva y en la cabeza tenia puesta una gorra.

Además recordó que en el video se ve a Yareli caminando con el señor que le rentaba el lugar en donde vivía ya que ese día lo iba a desocupar, pero resaltó que, luego de ese momento, ya no volvieron a saber de ella y el rentero asegura no saber nada de la muchacha.

Desde enero, los familiares de Yareli se han dedicado buscarla y solicitar a la población ayuda para dar con ella; incluso publicaron un fuerte mensaje dirigido a la persona que tenga en su poder a Yareli o, en un panorama extremo, le haya causado daño.

Piden que la entreguen sana y salva, pero, en caso de que le hayan arrebatado la vida, suplican que no la entierren y que dejen el cuerpo en algún sitio donde les sea fácil encontrarlo.

En el mensaje también se lee que, si Yareli sigue aún con vida les den una prueba de vida “una foto, un mensaje, una llamada”, incluso señalan que no indagarán nada sobre la persona que les proporcione información, pues señalan que lo único que buscan es recuperar a la joven viva o muerta.

Cabe señalar que Yareli Licea es prima de Ludwin Axel Coronado Licea, quien desapareció el 11 de mayo de 2018 en la colonia Las Teresas en Guanajuato capital y cuyo cuerpo fue localizado dos días después en un baldío en Romita. Un crimen que conmocionó a los capitalinos.

Fue en junio de ese año cuando los presuntos asesinos fueron capturados en junio de ese año, sin embargo, su juicio y la búsqueda de justicia de la famlia de Ludwin se extendería por meses.

LC