Lourdes Vázquez

Guanajuato.- El Congreso del Estado designó al panista, Vicente Esqueda Méndez como nuevo Procurador de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato por un periodo de 4 años a partir de que tomó protesta (ayer mismo), esto con el rechazo de los diputados de Morena quienes acusaron que el nombramiento es una imposición del Grupo Parlamentario del PAN.  

En la votación que fue secreta y electrónica, Vicente Esqueda obtuvo 32 de 36 votos registrados, José Manuel Ramos Robles obtuvo tres votos -del mismo número de diputados de Morena quienes anticiparon que votarían por él- y Karla Gabriela Alcaraz Olvera recibió un voto. 

En sesión del Pleno del Legislativo, durante la discusión de la terna presentada, se desarrolló una acalorada y larga discusión, luego de que la diputada morenista, Magdalena Rosales Cruz acusó nuevamente imposición y opacidad en el proceso designación del ombudsperson, pues señaló que Vicente Esqueda no cuenta con la experiencia académica, laboral o práctica en el campo de la defensa y protección de los derechos humanos, por lo que, respaldada por su compañero de bancada, Ernesto Prieto Gallardo, señaló que el elegir a Vicente Esqueda afecta la autonomía de la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHEG). 

Señalaron que el proceso de elección estuvo hecho a ‘modo’ y no se escuchó a decenas de asociaciones y colectivos que se pronunciaron por el perfil de José Manuel Ramos Robles, al contar con la experiencia y trayectoria necesaria para poder asumir el cargo ante el contexto de crisis en derechos humanos en que se encuentra el estado.  

“Esta deficiencia en el trabajo de la Comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables afecta la autonomía de la PDHEG, pero afecta a quienes participaron en el proceso que se merecían una resolución fundada. El dictamen no precisa los parámetros que otorgaron para entregar la más alta calificación de 44 puntos (a Vicente Esqueda) (…) si iban a tomar esta decisión a partir de afinidades políticas, hubieran prescindido del engaño de este proceso de evaluación, sin necesidad de simular un procedimiento colegiado e imparcial”, dijo Rosales. 

Las integrantes de la Comisión de Derechos Humanos defendieron la terna presentada pues aseguraron que se hizo un análisis profundo y responsable de los perfiles que la integraron; no obstante Miguel Ángel Salim defendió a Vicente Esqueda al señalar que el hecho de que sea militante del PAN no impide que pueda asumir el cargo y que el no permitirle participar en el proceso, sería violentarle sus propios derechos. 

En tanto, Ernesto Prieto intervino para decir que “no nos hagamos tontos, aquí se está gestando una simulación, se pretende justificar una futura imposición, nos vienen a imponer a Vicente Esqueda, un personaje que no cumple con el perfil y que está vinculado notoriamente al PAN”. 

Esto provocó la molestia de los diputados del PRD, Isidoro Bazaldúa Lugo y Claudia Silva Campos y del legislador de Movimiento Ciudadano, Jaime Hernández Centeno, lo que derivó en que, en varias ocasiones, la presidencia del Congreso del Estado los llamara al respeto y a elevar la calidad de su debate.

“Guanajuato no aguanta más simulaciones” 

Casi al término de la sesión, la diputada Magdalena Rosales manifestó que tal como se advirtió, la designación del nuevo titular de la PDHEG está pensada para garantizar otro periodo de simulación y con la decisión tomada se condena al organismo a “mantenerse en la inercia de las complicidades, componendas y la falta de autonomía (…) Guanajuato no aguanta más simulaciones en la defensa y protección de los derechos humanos. (..) Lo que quiere, lo que desea es paz, es que vigile alguien los derechos humanos y no constantemente los viole, que haya una autoridad efectiva, sobre todo aquellos funcionarios que, en vez de garantizar los derechos humanos, los pisoteé”. 

Advirtió a los diputados del Partido Acción Nacional y quienes votaron por Esqueda que esto “les costará y ustedes verán los cambios que habrá que haber en el estado de Guanajuato para que nuevamente vuelva la paz y la seguridad en este estado”. 

Asegura Vicente Esqueda que trabajará de la mano con colectivos y asociaciones

El procurador de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, Vicente Esqueda Méndez, afirmó que trabajará de la mano con asociaciones y colectivos que se quieran sumar y se comprometió a recorrer los 46 municipios de la entidad. 

Así lo declaró luego de que tomó protesta al cargo en la sesión del pleno del Congreso del Estado en donde fue designado como el nuevo ombudsperson guanajuatense por un periodo de cuatro años. 

“Desde ahorita yo convoco a todas las personas que se quieran sumar al trabajo de los derechos humanos, que sepan que yo los estoy convocando, yo estaré buscando reuniones con todas y cada una de las organizaciones, colectivos y con personas que trabajan con personas por los derechos humanos, sin distinción alguna”, puntualizó. 

 Por otro lado, dijo que uno de sus principales retos es contar con una oficina de puertas abiertas y de oídos atentos para escuchar a todo en su visita a los municipios. 

“El trabajo del procurador de Derechos Humanos en este momento y en el futuro, implicará una política de salir, el espacio de la oficina, será para atender algunos de los temas que necesariamente se verán ahí pero mucho del trabajo se verá a fuera y yo voy a estar viajando y voy a estar en todos y cada uno de aquellos lugares en donde se pueda requerir mi presencia, ahí voy a estar”, aseguró. 

En breve entrevista dio que aun hay mucho por hacer en el tema de derechos humanos, aunque se ha avanzado en ello con la aprobación de la Ley de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas del Estado de Guanajuato. 

DM