SAPAL: LA PLANTA Y LAS CUENTAS PENDIENTES DE LOS NOTABLES

EN EL AIRE. Una vez que el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León asumió el control de la planta de tratamiento de aguas a partir del 23 de septiembre pasado, uno de las preguntas que flotan en el ambiente es saber si los órganos de fiscalización del Municipio (Contraloría Municipal) y del estado (la ASEG) van a auditar “de a deveras” las decisiones que en su momento asumieron los integrantes del consejo hace más de 10 años a favor de la empresa ECOSSYS.

RECONOCIMIENTO. El presidente del Consejo Jorge Ramírez Hernández ya confirmó las versiones que surgieron desde hace algunos meses de que en 2010 la paramunicipal renovó la concesión de la planta a esa empresa en un contrato calificado como “leonino” y que el exlíder de Coparmex verbalizó como “un convenio de prestación de servicios que le restaba facultades a SAPAL para exigir”.

EN POCAS PALABRAS. Es decir, que en esa renovación se le dieron más ventajas a Ecossys de las que ya tenía en la primera concesión que fue de 2000 a 2010.

MOTIVACIONES. La duda tiene su fundamento: ¿qué razones tuvieron los directivos de SAPAL hace 10 años para darle facilidades a la empresa para no cumplir con las condiciones de saneamiento que debían exigirse?

LA HISTORIA. No es un tema menor. La empresa recibía anualmente 200 millones de pesos por un saneamiento del agua que no cumplía y al final el líquido se derramaba en el Río Turbio sin el tratamiento adecuado.

JOYA DE LA CORONA. El asunto tiene que ver con uno de los consejos ciudadanos más cotizados de la ciudad, que maneja un presupuesto de inversión superior al de la mayoría de los Municipios en Guanajuato y por el que han desfilado figuras empresariales que tendrían que, eventualmente responder por esas decisiones.

CON TACTO. El presidente del consejo Jorge Ramírez conoce la historia y trata de ser cauto pero sabe que no se trata de cualquier auditoría. La semana pasada ofreció una explicación a medios de comunicación. Anteayer estuvieron los diputados leoneses del PAN.

LA RUTA. El tema está actualmente en la Contraloría Municipal y puede llegar a la Auditoría Superior del Estado sin ningún problema. No parecer haber objeciones del PAN-Gobierno para esclarecer el asunto.

ZAPE. Si en verdad, no aplican restricciones, será un interesante ejercicio para saber las motivaciones de quienes, como ciudadanos tomaron decisiones que pusieron en desventaja recursos públicos que están obligados a cuidar. Un poco o un mucho para desmitificar la figura de consejos ciudadanos en esta ciudad. No ha sido la regla incurrir en excesos. Pero sería útil saber quién y porqué se saltó esas reglas mínimas del decoro.

LA DEL ESTRIBO….

Hacen llegar a esta columna, un apartado de la Ley General de Procedimientos Electorales que dejaría sin efecto las posibilidades que han manejado funcionarios de este gremio en los últimos días, de que a partir del próximo término de encargo del consejero presidente Mauricio Guzmán Yáñez, sea una mujer la que asuma por primera vez la presidencia del Consejo del IEEG.

Recientemente el INE sustituyó a Santiago López Acosta, Luis Miguel Rionda e Indira Rodríguez con dos mujeres y un varón lo que dejó por primera vez al consejo local con mayoría femenina.

Guzmán Yáñez termina encargo en julio de 2021 y deberá darse un proceso para que sea sustituido.

El artículo 99 señala que deberá garantizarse la paridad de género. Quienes saben del asunto señalan que esto impedirá que quien sustituya a Mauricio sea mujer porque cinco mujeres y dos hombres se alejarían de la paridad exigida.

GUTIÉRREZ CHICO: DEL INCENDIO DE CASA A LA RENUNCIA OBLIGADA

Con el triunfo de la alcaldía en la bolsa, a tres días de asumir el poder como alcaldesa de León, hace ocho años, la entonces alcaldesa electa Bárbara Botello ejecutaba el relevo en la dirigencia del PRI leonés con la renuncia de Luis Gerardo Gutiérrez Chico y de esta manera, asumir todo el control del renacido tricolor en esta ciudad.

Un relevo que remarcaba la diferencia de grupos en el priismo guanajuatense y que los barbaristas no dejarían nada por sus adversarios internos.

Gutiérrez Chico había terminado unos días antes su labor como diputado local que había combinado con la dirigencia del partido en León. El poder y control de la fracción en el cabildo lo había ejercido Bárbara Botello.

Salvo José Arturo Sánchez Castellanos quien terminó distanciado de Botello, el resto de los regidores eran leales a Botello al igual que el contralor José Cruz Hernández Moreno.

Pero la dirigencia municipal, era del grupo dominante en ese momento y que tenía como líder formal al celayense José Luis González Uribe quien acababa de perder la contienda por la alcaldía de Celaya y había dejado el cargo a Javier Contreras.

” Yo quisiera agradecer a quienes me han acompañado a lo largo de estos dos años en el trabajo del Comité Municipal del PRI, donde nada fue fácil, donde recibimos un partido incendiado, un partido que aprovechó el Partido Acción Nacional para quitárnoslos”, dijo Gutiérrez Chico, refiriéndose al edificio que tenía en el mercado Comonfort.

Y sí, a Gutiérrez Chico le tocó enfrentar el incendio de las antiguas instalaciones del comité municipal priista y quedarse sin casa. También, organizar aquella famosa rifa que serviría para adquirir un nuevo predio que al final, resultó un fracaso en cuanto a la venta de boletos y que contó con la fortuna de que los números con premio, no fuesen vendidos.

Gutiérrez Chico fue crítico después del desdén con el que lo trataba Botello. Por ejemplo, en abril de 2012 lamentaba que no lo tomaran en cuenta para la elaboración de la planilla que incluía a Aurelio Martínez, Verónica García Barrios y algunos más.

“Sería delicado presentar nombres sin negociarlos con el partido porque, entonces sería una planilla de puros cuates”.

El barbarismo se lo cobró meses después.

LA FERIA LEÓN 2021 Y EL COVID O RETAR A LA PANDEMIA

Con más de tres meses de anticipación, las autoridades federales anunciaron que el Festival Internacional Cervantino será virtual. Apenas hace un par de semanas, con dos meses de anticipación, las autoridades estatales confirmaron que el Festival del Globo tendrá también modalidad digital.

Ayer, con tres meses todavía por delante, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo anuncia que está en pie la celebración de la Feria León 2021 que se celebra a partir del segundo viernes de enero. Que se hará con restricciones pero que sí habrá público como cada año.

La decisión es la más arriesgada que haya tomado el gobierno estatal en lo que va de la pandemia por sus implicaciones. La Feria de León es el evento que atrae más visitantes en el año en un lapso de 24 o 25 días.

Arriesgada primero por la incertidumbre que se tiene ante la posibilidad de un rebrote toda vez que hoy los contagios van a la baja aunque el índice de letalidad es más alto que hace un par de meses. También es cierto que la cifra de muertos diariamente ha bajado.

Nadie puede garantizar que en los siguientes 90 días no se pueda presentar un repunte en las cifras que nos ubiquen en una situación semejante a la que viven ahora países como Francia o España en donde se han vuelto a endurecer las medidas de confinamiento luego de algunos meses de relajamiento de las medidas.

Ayer el gobernador encabezó eventos presenciales en León y San Miguel de Allende en los que el mensaje fue: la reactivación de la economía va.

“Tenemos que planear sin miedo”, dijo el mandatario estatal quien está resuelto a ir a la ofensiva en la apertura de actividades mientras asegura que tiene como blindaje el sistema de salud en Guanajuato que, en efecto, ha respondido adecuadamente hasta el momento a las exigencias de la Covid-19.

Y claro, el anuncio de la celebración de la Feria no deja de ser un anuncio con alternativa para cancelarse a diferencia del semáforo amarillo que es un hecho de cuyos efectos seremos testigos en un par de semanas.

Frente al anuncio de la celebración de la Feria que reúne anualmente a 5 millones de visitantes, quedará la opción de dar marcha atrás si se da un rebrote y volvemos a los niveles altos de julio. El mandatario estatal da el banderazo de salida para que las contrataciones y la logística empiecen a correr. La pérdida sería económica si se opta por la cancelación.

Habrá Expo Agroalimentaria en Irapuato en noviembre pero no Festival del Globo. Es de esperar que el estadio León reabra parcialmente en un par de semanas sus puertas a los aficionados para partidos de la Liga Mx.

En otras palabras, Rodríguez Vallejo no piensa quedarse con el control que en las cifras, le deja la pandemia y se la juega para evitar un impacto económico más negativo del que ya hoy tenemos.

Una decisión polémica, porque hoy, en la lógica de que un sector de la sociedad suele ir más allá de los límites que le marca la autoridad, la movilidad social cada vez se parecerá más a la vieja normalidad pero con ciudadanos usando cubrebocas. ¿Planear sin miedo o hacerlo con temeridad?