Conecta con nosotros

Miguel Zacarías

Pólvora e infiernitos

Covid-19: Las cifras y la percepción, agobian

Periodico Correo

Publicado

En

TITULAR DE LA COMISIÓN DE BÚSQUEDA: A DOS FUEGOS

BAJITA LA MANO. Sin entrar en polémica con quienes lo cuestionan, sobre todo desde los colectivos de familiares de personas desaparecidas, el flamante titular de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas, Héctor Díaz Ezquerra, dice que no es ningún improvisado en el tema de desapariciones.

SORPRESA. Es evidente que la designación que hizo el Poder Ejecutivo estatal es la que menos esperaba cualquiera que estuviera atento a este proceso por los antecedentes de Díaz Ezquerra aunque en la lógica oficialista, sea distinto.

RECLAMO. José Gutiérrez, de “Sembrando comunidad” y que también aspiraba a ser el titular, se dijo engañado por la autoridad estatal no porque no haya quedado él, sino porque quedó el que menos atributos parecía tener.

EXPEDIENTE. Y bueno, el currículum de Díaz Ezquerra, por unos años delegado de Condusef en Guanajuato, tiene mucho más que ver con cuestiones administrativas. Su vínculo más directo con el problema de las desapariciones se dio cuando fue el Coordinador Ejecutivo de la Comisión de Atención a Víctimas del gobierno federal de 2016 a 2019.

TERRENOS EXPLORADOS. No desconoce el terreno ni a los actores políticos que ahí participan. Trabajó ya con la titular de la Comisión Nacional, Sara Quintana, según su propio dicho. Ya se vinculó en su momento con ex subsecretarios de Gobierno como Alberto Cifuentes, Arturo Navarro y con Alfonso Ruiz Chico, quien sigue ahí.

CLÁSICO. No hay que perder de vista que ahora, el titular de la Comisión de Búsqueda, es un interlocutor con las agrupaciones civiles pero no deja de ser un burócrata. El gobierno quiere asegurar por sobre todas las cosas, lealtad.

HAGAN SUS APUESTAS. No va a ser fácil porque se trata de picar piedra. Y créalo. Estar a dos fuegos, entre las altas pretensiones de los colectivos que renovarán su combatividad y una Fiscalía que no está acostumbrada al roce con organismos civiles y al trabajo con activistas, será un desafío interesante.

UNA PREGUNTA NADA MÁS AL FISCAL: LAS RAZONES DEL PRI

RÉPLICA. A través de su encargado de prensa, el coordinador de los diputados priistas, José Huerta Aboytes, me escribe a propósito del señalamiento que hice ayer en este espacio sobre la decisión de esta bancada para sólo hacer una batería de preguntas por su conducto en la reunión con el fiscal Carlos Zamarripa y no utilizar el tiempo que disponían los otros tres integrantes de la fracción.

ARGUMENTO. Me envió las preguntas que hizo y me aclara que las respuestas del fiscal “evidencian la ineficiencia de la Fiscalía y que queda claro que no hubo respuestas a la mayoría de ellas porque se exhibe la ineficiencia y la impunidad respecto a los delitos que no alcanzaron sentencia. Las preguntas se formularon de acuerdo al análisis del informe que presentó y que el GPPRI, analizó”.

LO MÁS DURO. Adjunta el texto que leyó con las preguntas. En el mismo cuestiona la cifra de 15% que dio el fiscal sobre el porcentaje de jóvenes que cree en el Ministerio Público. Huerta dice que pese a que es una cifra “exageradamente baja”, no se comparte la metodología de la encuesta.
REVIRE. “Es preocupante el dato de que los organismos protectores de derechos humanos recibieron quejas por violaciones cometidas por el 56.75% del personal ministerial y 37.83% de los agentes de investigación criminal.

BAJA PRODUCTIVIDAD. Y en contrapartida es significativamente bajo el número de 14 mil 805 casos judicializados de las 164 mil 503 carpetas de investigación abiertas lo que habla de una inadecuada integración de las mismas pues sólo el 9% de las investigaciones llega a juicio.

POR LA CALLE DE LA AMARGURA. Y de igual manera si se judicializaron 14 mil 805 asuntos y en los juicios realizados, conforme al nuevo proceso oral, se alcanzaron sólo 276 sentencias condenatorias, el porcentaje reflejado es sólo del 2% lo cual es excesivamente bajo”, dice el documento priista.

SABE A POCO. Hasta ahí una parte de los argumentos del coordinador. Y sí, el cuestionamiento no fue a lo dicho por Huerta sino a la decisión de renunciar a tres preguntas adicionales. No se pueden dejar esos espacios vacíos cuando hay tan pocas oportunidades de cuestionar al fiscal. Es ceder la plaza y ponerse blandito.

LA DEL ESTRIBO…

Por fin apareció el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo en una reunión de coordinación de seguridad con las instancias federales que por la pandemia, son virtuales.

Una respuesta, sin duda, a los reclamos del presidente Andrés Manuel López Obrador quien se quejó en una mañanera de que había gobernadores que nomás no se paraban en esas reuniones como un argumento a la falta de resultados en seguridad.

Diego Sinhue no quiere dejar ya cabos sueltos que den motivo a la 4T para arremeter contra el estado que gobierna aunque a López Obrador cada vez le sale más natural y le sobran los motivos.

“En el combate a la violencia vamos avanzando y eso tampoco lo atienden mucho los de la prensa conservadora porque el foco de violencia más importante, lamentable porque se afecta a la población porque se afecta a la población es Guanajuato y el gobierno de Guanajuato es afín a la prensa conservadora y a todo el grupo que no quiere la transformación en nuestro país, no habla de este caso”, dijo ayer en su nueva acometida contra el estado. Tiro por viaje.

LA SEGURIDAD Y LA INTERLOCUCIÓN CIUDADANA: LA PANDEMIA ENFRÍA LAS COSAS

La pandemia un poco y otro tanto una línea marcada por la autoridad, han bajado el perfil de lo que en su momento llegó a ser un referente de participación ciudadana y contrapeso verdadero de la autoridad.

Hablamos de la Mesa de Seguridad, Paz y Justicia de León que en las últimas fechas ha estado ausente en la opinión pública luego de que durante mucho tiempo, fue habitual en su encuentro con autoridades.

La primera presidenta de la agrupación, Rocío Naveja, daba de qué hablar hace cuatro años con una declaración peculiar.

“Hoy vemos con claridad que hay un trabajo articulado, que fue atendido porque hay una participación federal, estatal y municipal y que está habiendo resultados. Y en ese sentido estamos viendo que finalmente también se están atendiendo las demandas ciudadanas de que queremos una mejor ciudad, una ciudad más segura y las autoridades están respondiendo”.

El pronunciamiento se daba justo en una de las peores rachas de homicidios dolosos que había sufrido León. 13 en unos cuantos días y políticamente incorrecta porque no parecía el papel que debía asumir un grupo ciudadano que nació para ser contrapeso y no validador de las acciones del gobierno.

Y más inoportuna porque unos días después se daría a conocer la noticia de que Naveja y su academia habían recibido contratos por parte del gobierno del estado por 8 millones durante los tres años anteriores lo que la colocaba en una posición vulnerable.

Fueron tiempos complicados para Naveja quien tuvo que replegarse y articular un discurso más combativo porque poco contribuyeron a mejorar su percepción la defensa de representantes empresariales.

La académica pudo completar una digna labor en la Mesa de Seguridad y ahora es la presidenta del Observatorio Ciudadano, en sustitución de Alberto Ramos, quien falleció hace unos meses. Pero el OCL ya recibió un trato áspero del gobernador quien dijo hace algunos meses que no se reuniría directamente con ellos y cuestionó su labor.

“Yo del observatorio tengo muchas dudas de la calidad de la información que generan, yo no me voy a presentar con el observatorio de León, lo digo claro y fuerte, si gustan les mando a un asesor de la Secretaría de Gobierno para que los atienda, pero ya tengo muchas mesas de seguridad con las que me estoy reuniendo y con las que hemos estado avanzando”.

El gobierno ya pintó su raya.

Covid-19: Las cifras y la percepción, agobian

Una forma común y popular de medir el incremento de contagios por Covid-19 en Guanajuato y dimensionar el tamaño de nuestro problema es preguntar a nuestros conocidos, parientes y amigos si saben de alguien cercano que haya resultado positivo. Y cada vez son más.

Es lamentable que la simple ‘creencia’ en la existencia del virus cueste tanto trabajo y sea proporcional al empeoramiento de la situación. En los últimos días hemos conocido historias que hablan ya de la forma en que la pandemia comienza a poner a prueba a algunas instituciones como el Seguro Social.

De lunes a domingo, la semana que termina registró 10 mil 904, es decir, 2 mil 499 casos más que la semana anterior cuando había 8 mil 405 en todo el estado. Entre el 22 y el 28 de junio se habían registrado 2 mil 223 casos. Es decir, esta semana hubo 276 casos más en el comparativo semanal.

En cuanto a las defunciones, éstas pasaron de 519 a 665, es decir 146 más. La semana pasada se habían registrado 123 fallecimientos. Ahora hubo 23 más.

Y si la semana anterior, el promedio de casos diarios fue de 317, el de esta fue de 357 con todo y que la semana anterior hubo dos días en los que se superaron los 500 casos y en esta, en ninguna se alcanzó esa cifra.

León se confirma como el municipio epicentro de la pandemia aun cuando no es el primer lugar en casos positivos por cada 100 mil habitantes. Representa el 40% del total de los contagios pero su potencial, ya se sabe es muy peculiar justo por el tamaño de su población.

León registró 1 mil 43 casos esta semana por 978 de la semana anterior y pasó de 194 a 246 muertes. Irapuato pasó de 827 contagios a mil 113 y de 37 a 52 fallecimientos. Fueron 273 casos más de crecimiento de una semana a otra mientras que la semana pasada eran 254.

Silao creció 467 a 650 . Ahora fueron 183 más que la semana pasada cuando habían aumentado 143 casos respecto a la anterior. En muertes pasó de 37 a 50.

Salamanca volvió a acelerar porque la semana pasada había registrado 93 casos y ahora fueron 149 al pasar de 456 a 605; Romita confirma que es de los municipios que parece contener el crecimiento de casos que en algún momento superó a Salamanca. Esta semana pasó de 341 a 360; sólo 19 nuevos casos cuando la semana pasada había tenido 33.

La tasa de evolución de casos activos por cada 100 mil habitantes es elocuente para confirmar dónde pega más. León pasó de 122.3 a 147.1 Irapuato de 87.3 a 103.9. Salamanca de 79.5 a 94.4 y Celaya de 74.7 a 84.8.

El Cimat-Conacyt, como se sabe ya actualizó sus proyecciones y elevó el rango máximo de contagios a niveles francamente extremos que no quisiéramos ver pues sí se pondría a prueba el sistema de salud.

Todo lo anterior, queda reflejado en el retorno de Guanajuato a semáforo rojo en lo federal. No hay visos de que la autoridad vaya a modificar el semáforo de actividades. No dará marcha atrás pero tampoco a una mayor apertura.

Ayer, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, presentó una nueva tabla con la evolución de la evolución de la tasa de incidencia por estado de casos activos por cada 100 mil habitantes que muestra que en Guanajuato la pandemia apenas lleva 3 o 4 semanas de aceleración y le quedarían aún varias más por delante y que está apenas abajito de Sonora, Tabasco y Nayarit.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Miguel Zacarías

EL SEMÁFORO DE LA DISCORDIA: CRÍTICAS Y DISIDENCIAS LOCALES

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

EL SEMÁFORO DE LA DISCORDIA: CRÍTICAS Y DISIDENCIAS LOCALES

CLARITO. Ni hablar. El gobierno estatal ha apostado todo su resto para los meses que vienen para domar la pandemia a su infraestructura hospitalaria y a la responsabilidad de los ciudadanos que tanto ha cuestionado en los últimos meses.

OTRA VEZ. Es una apuesta altamente riesgosa porque se trata de tentar al destino pero sobre todo, dejar en manos del azar muchas cosas, una de ellas pensar que los que no han respetado las medidas, lo harán y que habrá quienes, vean color naranja en el semáforo y actúen como si fuera verde.

PATADAS AL PESEBRE. Ilustrativo por ejemplo el balance que hicieron los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial de León quienes, pese a ser beneficiarios directos de la reapertura de actividades, cuestionaron las formas, la confusión que genera y el riesgo del relajamiento de medidas.

PERFIL. Las benditas redes sociales en el mejor de los casos para la autoridad estatal, arrojan opiniones divididas aunque la crítica es la constante. Queda la sensación de que el gobierno dieguista moderado sin llegar al extremo, de pronto suelta la rienda a un caballo que se puede desbocar.

DE UNA VEZ. Tal parece que la razón para hacerlo justo ahora es aprovechar la coyuntura de que la 4T les ofrece el aval para una mayor reapertura y así se blindan ante futuros cambios, esperando, claro, que la capacidad hospitalaria y la disponibilidad de camas con ventilador siga siendo suficiente.

ORIGEN. La motivación no sería ninguna presión federal sino una decisión local. Lo que llama la atención es la falta de reflejos para no leer el momento antes y desaprovechar la oportunidad del gradualismo.

CERTERO. Ahí queda el, usualmente solidario sector empresarial que ayer hizo público un extrañamiento por la improvisación y el cambio de señales.

LA RECETA. El punto es que la aparición de una vacuna es incierta y literalmente imposible este año y también, que una cosa es que esté lista la vacuna y otra que lo sea para toda la población. En ese contexto, solo hay una forma de contener o hasta detener el nivel de contagios: sana distancia, uso de cubrebocas y capacidad hospitalaria.

MARGEN ESTRECHO. Las dos primeras medidas dependen enteramente de los ciudadanos y la tercera del gobierno. Y frente a ello no queda más que una campaña intensiva en todos los rubros como ocurrió ya incluso en el transporte público de León.

DATO DURO. Dicen los técnicos que Guanajuato es de los estados en donde más pruebas Covid-19 se hacen y que en parte eso se refleja en el bajo nivel de letalidad aun cuando los casos confirmados suban de manera importante.

LLEGÓ PARA QUEDARSE. El gran desafío es que con la reapertura los contagios no se disparen de forma alarmante e incrementen la presión sobre la hospitalización.  Lo que parece muy corto es el período de prueba: cinco días solamente para definir si funciona o no. Lo dicho: difícilmente podrá cerrarse lo que ya se abrió.

REBELDÍAS LOCALES. No hay necesidad de hacerlo todo a matacaballo y se lanzan mensajes de desorden e improvisación cuando la idea es otra. Bajita la mano, ayer los alcaldes de Irapuato y San Miguel de Allende pintaron su raya y limitaron la reapertura.

LA DEL ESTRIBO…

Para los críticos más recalcitrantes de la 4T, los cuestionamientos del secretario de Medio Ambiente federal al gobierno lopezobradorista filtrados a través de un audio ayer y difundido en todos los medios, es música para sus oídos.

El manual perfecto de errores y contradicciones del régimen actual. Un gabinete en el que conviven el blanco y negro. Rudos y técnicos. Chairos y fifís. Como casi en cualquier gobierno pero aquí no hay manera de lavar la ropa sucia en casa.

Pero, ojo. Víctor Toledo protagoniza una de esas luchas de poder que cuestiona. Se trata del tema del acueducto El Zapotillo en el que Toledo está en contra de que la inunde y desaparezca a varias comunidades como Temacapulín.

Un asunto muy familiar y en el que se mantienen las esperanzas de los leoneses para garantizar agua por los próximos 30 años. Blanca Jiménez, la titular de Conagua quiere que se haga el proyecto pero Toledo, no.

El presidente mismo alentó esa lucha de poder porque en lugar de tomar una decisión para hacer o no el acueducto, fomenta el toma y daca y lo disfraza de consulta popular. Adiós certidumbre. Adiós sensatez.

ALEJANDRA REYNOSO: EL YUNQUE PREMIA

Hay quienes en el PAN siempre han sido protegidos con un manto especial y sobreviven a casi cualquier vendaval y una de ellas es la actual senadora Alejandra Reynoso.

Hace 10 años fue la candidata rebelde a la dirigencia estatal del PAN cuando el dedazo no lo otorgaba el gobernador el turno sino el dirigente estatal. Eran otros tiempos en el blanquiazul.

El control que ejercía en Guanajuato el ahora diputado federal, Fernando Torres Graciano era absoluto y no podía disputarlo ni siquiera el gobernador Juan Manuel Oliva quien un día como hoy, hace una década hacía que se lanzara por la dirigencia estatal, la mencionada Reynoso.

Poco pudo hacer en esa elección Reynoso Sánchez. En la contienda celebrada en junio de 2011, el entonces diputado local Gerardo Trujillo Flores ganó la presidencia estatal del PAN en Guanajuato con 61 votos a favor contra 27 de la legisladora federal Alejandra Reynoso Sánchez; se validaron 88 votos.

Un dato importante es que para entonces no había duda de que el “bueno” para la candidatura a gobernador era Miguel Márquez pero para la jefatura estatal, Torres Graciano hacía sinergia con el entonces secretario de Desarrollo Social.

Márquez había pintado su raya con el Yunque más por conveniencia que por convicción. El secretario de Gobierno inicial de Oliva se convirtió en una pesadilla en algún momento para el PAN y siempre, con el gobierno olivista.

Gerardo Mosqueda, estaba fuera de la esfera de control de Oliva a quien le costó caro tolerar los excesos su secretario de Gobierno que llegó a socavar seriamente la autoridad de su jefe.

Tras el sacrificio, Reynoso recibió como recompensa la secretaría de Desarrollo Social al cierre del sexenio olivista. Posteriormente hizo alianza con el grupo de Luis Alberto Villarreal y trabajó en la Cámara de Diputados, a donde llegó como diputada en 2015.

Fue el preámbulo de su arribo al Senado de la República. Ricardo Anaya lo definió con antelación, la candidatura será encabezada por Reynoso lo que calibraba el peso del Yunque al interior del PAN.

Ella es senadora una década después mientras Torres Graciano es diputado federal y Gerardo Trujillo, funcionario de segundo nivel en la actual administración estatal. La membresía tiene sus privilegios.

DIEGO SINHUE Y LA NO “REBELIÓN” CONTRA GATELL

El otro tema a revisar tras el cambio a semáforo naranja en Guanajuato es el presunto bloque rebelde de gobernadores contra López Obrador. De los 9 que quedaban…

No es fácil ponerse en plan contestatario al poder político según queda demostrado ahora. En Palacio Nacional deben estar muertos de risa porque si en el camino, Javier Corral, de Chihuahua, se bajó del barco que solicitaba la remoción de Hugo López Gatell y también Francisco Domínguez quien es el titular de los gobernadores panistas, hay otros que de facto lo están haciendo como el propio Diego Sinhue Rodríguez.

Y es que no es fácil poner de acuerdo a tantos egos y tan diversos criterios como los que protagonizan los mandatarios estatales.

Porque es evidente que no todos van en el mismo plan. Habrá quienes como Enrique Alfaro o Silvano Aureoles gusten de estar en el ring político y pelear, pelear sin cesar pero otros como Corral, Domínguez o el propio Rodríguez Vallejo que no son reventadores y que son más proclives al diálogo.

Cada uno tiene objetivos y necesidades distintas y si bien, se puede plantear una agenda común, en medio de una pandemia con tantos frentes abiertos, los bloques homogéneos e invariables son muy difíciles de consolidar.

Y si enfrente se tiene a un gobierno tan peculiar como el de la 4T que no es un dechado de estrategia política pero que ha mantenido en la lejana neutralidad a los mandatarios que no están en el bloque, el asunto se torna peor.

Y en ese contexto, Rodríguez Vallejo ya decidió ubicarse entre los gobernantes moderados. Es cierto que la carta para solicitar la renuncia del subsecretario Hugo López Gatell es más un posicionamiento político que técnico. Un desplante que se vale para pintar raya y dejar constancia de las diferencias.

El problema para Guanajuato es que el argumento principal para cambiar al naranja… es el semáforo López Gatell.

Continuar Leyendo

Miguel Zacarías

¿CUÁL ERA LA PRISA DE CAMBIAR EL COLOR?

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

¿CUÁL ERA LA PRISA DE CAMBIAR EL COLOR?

LA GRAN DUDA. La pregunta es obligada. Ni siquiera es por qué en el pico de la pandemia las autoridades estatales deciden cambiar el semáforo rojo a naranja, sino por qué razón cambia la decisión a la mitad de la semana cuando ya había dicho que el semáforo rojo se mantendría al menos hasta el 9 de agosto. ¿Qué factores orillan a la autoridad a adelantar esta decisión?

LOS DATOS. El pasado jueves en la más reciente rueda de prensa, el secretario Daniel Alberto Díaz destacó de manera importante que la pandemia había acelerado su transmisión hasta colocar al estado en quinto lugar con más casos acumulados solo por debajo de la Ciudad de México

HECHOS. El estado se mantiene como el segundo lugar en casos activos y en julio los casos se habían duplicado respecto a lo observado en junio. También dijo que el promedio de casos diarios era de 500, cifra que no ha disminuido durante los primeros días de agosto.

PECADOS. También habló de que un sector importante de la población había bajado la guardia y por esa misma razón se habían endurecido las medidas para obligar el uso de cubrebocas. Apenas ayer, en León se anunció que las orugas incluirán en la parte frontal de la unidad un mensaje para promover el cubrebocas.

¿Y LUEGO? Por todas estas razones, no checa el anuncio realizado anoche. La pregunta es cómo es que, con una mayor reapertura de actividades se podrá aplanar la curva si la misma autoridad ha dicho que hay sectores importantes de la población que no han respetado las restricciones.

CLARO. Es un alineamiento al semáforo federal, sin duda; pero también es un guiño a las súplicas de sectores de la economía que imploraban una mayor apertura. La economía se impone y tal parece que el gobierno quisiera apostar su resto al margen que hoy tiene en la disponibilidad hospitalaria y con ventiladores.

CUIDADO. Una decisión que parece más riesgosa a la que se asumió a finales de mayo justo cuando empezaba el crecimiento exponencial de casos.

LA DEL ESTRIBO…

El general secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, validó ayer con su presencia en la mañanera de Palacio Nacional el papel destacado que tuvo el Ejército en el operativo del pasado fin de semana en Guanajuato.

Narró el minuto a minuto del operativo que derivó en la detención de Antonio Yépez Ortiz ‘El Marro’ y pidió a las Fiscalías estatal y federal y a los jueces de ambos niveles, honrar el trabajo que hicieron las instituciones de inteligencia y seguridad.

No hubo regateo en su discurso a la estrategia conjunta que llevó a este operativo y una de las señales más significativas es que pese a la solicitud original de la Federación para llevar al líder del cártel Santa Rosa de Lima a un penal federal, aún se mantiene en Guanajuato, reconocimiento y reto a la vez para las autoridades locales.

Al final, la suerte de los nueve detenidos será compartida porque hay procesos locales y federales en los que se tienen que acreditar los delitos. Y está prohibido fallar. Con las experiencias anteriores en nuestro país, el sainete sería mayúsculo.

CELAYA: ESE GRAN PENDIENTE

Uno de los efectos que más se esperarían en Guanajuato con el eventual debilitamiento del Cartel de Santa Rosa de Lima luego de las detenciones ocurridas durante las últimas semanas, tendría que ser irremediablemente, la disminución de la violencia en Celaya, referente de violencia en la última década.

Hace exactamente un año, el crimen organizado en Celaya, enviaba un mensaje durísimo a la alcaldesa de ese municipio, Elvira Paniagua.

Paniagua decía unos días antes decía que no tenía registro de denuncias por extorsiones a comerciantes en Celaya. Y justo hace un año, en una manifestación en Palacio Municipal, los participantes exigían una reunión directamente con ella. No los atendió.

Unas horas después, los criminales asesinaron a tres personas en uno de los negocios cuyo propietario había participado en la manifestación. La alcaldesa había ofrecido la semana anterior incluso, el acompañamiento de la autoridad para realizar las denuncias.

Justo un día antes, la comisionada de la Unidad de Análisis y Estrategia para la Seguridad Ciudadana, Sophía Huett, exhortaba desde León en una entrevista, a la población a confiar en la autoridad y denunciar la extorsión. Que la Fiscalía investigaba de manera exhaustiva y profesional estos asuntos.

“Al crimen le conviene que la gente no confíe en sus autoridades”, dijo en aquel momento la comisionada.

Celaya sigue siendo un problema vivo y actuante. No resuelto. Varias administraciones municipales han pasado y no puede superar un problema que va mucho más allá de los efectos del crimen organizado o mejor dicho, ahí sí, el crimen organizado impacta en el ciudadano común.

En otros municipios podrá decirse que la guerra es entre puros malosos y que se matan entre ellos. En Celaya los ciudadanos saben que no es así porque hay extorsiones y han muerto inocentes en las reyertas de criminales.

Hace apenas unas semanas murió un joven empresario celayense que como otros, cometió el “pecado” de estar en el lugar equivocado, en el momento equivocado.

Y la alcaldesa ha salido varias veces a pedir auxilio y repartir culpas. Lo cierto es que ha fallado como en Salamanca, como en León, como en la mayoría de los municipios.

La realidad no ha cambiado de manera importante para los ciudadanos y esa es la conclusión más triste de estas historias.

DIEGO SINHUE RESPALDA Y SE ALLANA AL SEMÁFORO FEDERAL

Así lo dejó de claro el mandatario estatal ayer. Los argumentos son claros aunque contradigan lo que un día antes dijo su homólogo de Jalisco, Enrique Alfaro, de que la definición del semáforo federal se daba a partir de criterios políticos.

Ayer Diego Sinhue Rodríguez Vallejo usó el color naranja que puso el gobierno federal al semáforo en Guanajuato y que por la noche ratificó, como un reconocimiento al sistema de salud que tiene el estado y la forma en que responde hasta ahora en el momento más crítico de la pandemia.

Es decir. Un día antes, Alfaro despotricó en un video en redes sociales en contra del semáforo del subsecretario Hugo López Gatell. Dijo que al calificar a Jalisco lo hacía con motivos políticos y no por cuestiones técnicas como el funcionario federal ha presumido.

Y Alfaro tiene razón en su análisis. Con los números que presentó de la entidad que gobierna, parece una injusticia que lo pongan en rojo cuando debería de estar como otros 15, en amarillo.

Y ayer, de manera sorpresiva, el gobernador de Guanajuato utilizó la calificación de su estado en el semáforo de forma positiva. Como un reconocimiento al sistema de salud estatal, según dijo en un evento en la Escuela de Talentos.

“Hoy necesitamos atender una pandemia, una emergencia sanitaria que se está derivando en una emergencia económica, que  por eso es importante la reactivacion económica de manera ordenada, de manera por supuesto controlada, ya en el semáforo federal nos pusieron en naranja porque se están haciendo bien las cosas en salud, porque la tasa de salud es a la mitad de lo que es en el país, porque hay una gran capacidad de ventiladores, de camas, de capacidad hospitalaria y eso nos va a permitir reactivar de manera ordenada, privilegiando la salud nuestra economía”.

Los argumentos de Diego Sinhue son claros. Guanajuato está en naranja por la solvencia de su sistema de salud. Números fríos. Menos de 60% en ocupación general de camas de hospital y poquito más de 20% en camas con ventilador.

Alfaro despotrica y Diego Sinhue refuerza su discurso con la evaluación del gobierno federal. Lo más curioso es que por los argumentos que dan, los dos parecen tener la razón.

¿Acaso la 4T tiene algo contra Jalisco pero no contra Guanajuato o ya no entendimos? Diego Sinhue firma la carta de solicitud de renuncia de López Gatell. ¿Eso es una contradicción o qué otras razones lo hacen sumarse a esa cruzada contra el subsecretario?

De la Federación a los estados y de los estados a la Federación y entre los mismos rebeldes, los cables parecen cruzarse. Más que posiciones políticas y partidistas, las presiones sanitarias y de la economía condicionan la respuesta en cada entidad.

Desde Guanajuato, hay buenas noticias para Hugo López Gatell. En el documento que firmaron nueve gobernadores para pedir su renuncia aparece el nombre de Diego Sinhue. Pero en los hechos, no tiene de qué preocuparse. En Guanajuato se cambió súbitamente el color del semáforo tomando como estandarte, el análisis de la 4T.

Continuar Leyendo

Miguel Zacarías

LA VERSIÓN ALFARO Y EL SEMÁFORO QUE VIENE EN GUANAJUATO

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

LA VERSIÓN ALFARO Y EL SEMÁFORO QUE VIENE EN GUANAJUATO

LA REALIDAD. Pese a que el gobierno federal lo colocó en color naranja que representa una tonalidad más benévola, el gobierno de Guanajuato decidió mantenerse en el rojo en la pandemia por Covid-19.

PARA EVITAR BRONCAS. Pero que a nadie le extrañe que en los próximos días, el gobierno estatal decida ponerse en sintonía con la 4T y decida cambiar al semáforo naranja, algo que esperan con ansiedad varios sectores de la economía.

EL ENTORNO. Guanajuato es un caso especial entre los gobernadores rebeldes que piden la renuncia del subsecretario de Salud Hugo López Gatell porque a diferencia de varios inconformes que fueron colocados en color rojo cuando creen estar en naranja, esta entidad gobernada por Diego Sinhue Rodríguez Vallejo decidió quedarse en rojo cuando la federación había propuesto naranja como le comenté aquí el viernes.

ESTILOS. Es decir, mientras algunos colegas suyos piden avanzar en la apertura, el gobernador guanajuatense prefiere la prudencia y se mantiene en rojo. Fiel a su costumbre, Diego Sinhue prefiere no polemizar. Firmó la carta para solicitar la remoción del subsecretario pero hasta ahí.

COMPARACIÓN. El que sí se lanzó desde la tercera cuerda fue el vecino de Jalisco, Enrique Alfaro (abajofirmante de la carta también) con algunas cifras que incluso ameritan ponerlas en el espejo guanajuatense para calibrar los argumentos y las posturas.

REACCIONES. El mandatario jalisciense sostuvo como eje de su argumentación que su cuestionamiento a López Gatell no es político sino con fundamentos técnicos. Mostró varios mapas con datos oficiales de la pandemia y la ubicación que ahí tiene Jalisco a partir del mapa de la discordia que decretó la Federación.

LOS DATOS. Mostró por ejemplo que la incidencia de casos acumulados de Jalisco es una de las más bajas y solo está por encima de Chihuahua y Chiapas. Los 16 estados en semáforo naranja también tienen más casos.

MÁS. En materia de defunciones también, Jalisco tiene una de las tasas de letalidad más bajas del país y la mayoría de los estados colocados en naranja la tienen más alta pero la Federación los considera viables para más apertura. Luego dijo que en casos activos, donde Guanajuato está en el top, Jalisco se encuentra después del lugar 20. Terminó con la disponibilidad de camas y de camas con ventilador en donde también Jalisco aparece como uno de los que tiene más suficiencia.

LA PARTE GUANAJUATENSE. Esto viene a colación porque se trata más que argumentos políticos, de razones numéricas. De los datos que ofreció Alfaro, Guanajuato supera a Jalisco en casos acumulados porque está en los primeros 5. En cuanto a tasa de letalidad, nuestro estado está al igual que su vecino como una de las más bajas.

ARRIBA. Guanajuato lo supera en casos activos y en ocupación de camas generales, no así en camas con ventilador aunque Jalisco también está por debajo del 30% de ocupación como Guanajuato.

CONTRASTES. En otras palabras, Alfaro tiene toda la razón en sus cifras y en reclamar porqué Jalisco está en semáforo rojo. En ese mismo contexto, podríamos suponer que la inconformidad de Guanajuato se funda justamente en que hoy, la alta cifra de casos activos y acumulados en Guanajuato provocan una inconformidad pero a la inversa.

LA PREGUNTA. En Guanajuato, la situación está más crítica pero la Federación es más benévola con el color del semáforo. ¿Cuál es la lógica de López Gatell? Es un gran misterio.

LA DEL ESTRIBO…

Tras la detención de Juan Antonio Yépez Ortiz, ‘El Marro’, los signos que muestran las autoridades aunque los hechos en las calles, no lo sean tanto.

Es cierto que no ha habido reacciones espectaculares o mediáticamente impactantes como bloqueos de carreteras o ataques públicos pero por otra parte, la cifra de homicidios en Guanajuato no disminuyó significativamente en las últimas 48 horas.

En el lado del discurso, el secretario de Seguridad Federal Alfonso Durazo ponderó positivamente la colaboración que se ha dado entre las autoridades federales y el gobierno de Guanajuato. No es un dato menor, luego de los niveles de tensión que alcanzó la relación particularmente con el fiscal, Carlos Zamarripa.

Por cierto, en los reconocimientos a las autoridades federales que participaron en el operativo, destaca el papel de la Sedena. Quién lo fuera a decir. Después de que hace meses, la Marina tenía mejor imagen en el gobierno local, fueron las fuerzas especiales del Ejército, las que encabezaron el operativo.

BEATRIZ MANRIQUE: UN AÑO EN PUEBLA

La política, dicen, es el arte de comer sapos sin hacer gestos y echar maromas, a veces incomprensibles para buscar la sobrevivencia política.

Hace exactamente un año, la ya para entonces diputada federal con licencia del partido Verde, Beatriz Manrique Guevara, era anunciada como la secretaria de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial del gobierno de Miguel Barbosa en Puebla.

Cuando solicitó licencia sorpresivamente nadie imaginó semejante cosa. Muy pronto le llegaban a Manrique los beneficios directos de ese perfil acomodaticio que ha distinguido al partido Verde a lo largo de su historia, casi siempre aliándose con el partido gobernante a nivel nacional. En 2000 con el PAN; en 2012 con el PRI y en 2018 con Morena así sea de facto.

Y quien es considerada lideresa moral del Verde en Guanajuato sabía que tenía que aguantar candela por que su suma a un gobierno estatal morenista tenía varias aristas criticables: primero por aceptar un cargo del gobierno de un partido que había cuestionado despiadadamente en campaña.

Segundo porque se trataba de un estado foráneo y en el que no radicaba y tercero y no menos importante por el perfil de gobernador que representa Barbosa.

Ella aseguraba que no había nada indigno en aceptar el encargo. Que se siente capacitada para ejercerlo, que no se siente menos por su inexperiencia en cargos ejecutivos y menos por su desconocimiento de Puebla.

Un seguro de empleo para los próximos años a menos que por alguna circunstancia salga antes es lo que gana Manrique con esa encomienda.

El panorama para el Verde en el estado y en generan en el país es oscuro. En Guanajuato habían ganado cierto respeto al resistir estoica y dignamente las acometidas de un PRI que siempre quiso salir como ganón en los acuerdos de coalición en el estado.

Pero apenas llegó Morena al poder y todos se liberaron de prejuicios. Y ahí están, algunos con buenos empleos y mandando los principios de vacaciones.

DESEMPLEO: LOS PRIMEROS EFECTOS DE LA PANDEMIA

El impacto de la pandemia en la economía ya se refleja en las cifras de empleo del Seguro Social a nivel nacional y en el estado.

Si bien, no aporta la mitad de la población económicamente activa, la ciudad de León concentra poco más de la mitad del número de trabajadores que ya no están registrados en el Seguro Social de acuerdo a un análisis que abarca febrero-junio del presente año, es decir, lo que va de la pandemia.

Y la peor noticia para esta ciudad es que el porcentaje de desempleo en el universo de asegurados del Seguro Social es mayor que el que se muestra a nivel nacional o estatal.

Por ejemplo, a nivel nacional, de los 19 millones 499 mil 859 asegurados que había en febrero, en junio, un millón 113 mil 677 personas habían perdido su empleo que representó una caída de 5.4%.

Mientras tanto, en Guanajuato, de 966 mil 403 personas aseguradas en febrero, 50 mil 983 personas se fueron a las filas del desempleo lo que representa un 5%. Finalmente, en León, de 373 mil 450 personas apuntadas en el IMSS en febrero, cuatro meses después, 26 mil 495 ya no estaban en el registro.

La caída del empleo en esta ciudad representó el 6.6%, es decir más de un punto porcentual más que el Estado y la Federación.

Una referencia adicional es justo la mencionada en el arranque de este apartado. León representa más de la mitad de la caída de asegurados en Guanajuato.

Para algunos analistas, el hecho de que el porcentaje de caída en el empleo de asegurados sea mayor en Guanajuato y en León, con respecto al nacional tiene que ver con la gran actividad manufacturera en la entidad y que esas actividades productivas no están consideradas dentro de las esenciales en el semáforo estatal.

En León, en concreto, la caída afectó de manera particular al sector calzado en donde el desempleo alcanzó el 17% en este lapso.

Son los primeros datos de los efectos negativos de la pandemia en la economía regional aunque no serán los únicos ni los más dramáticos. Ya se fue julio sin reactivación del semáforo y comienza a agosto con expectativas oscuras.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario