NUEVO (A) EN LA PDHEG: ¿APERTURA O SIMULACIÓN?

EL FONDO. Más allá de las limitaciones del todavía procurador estatal de los Derechos Humanos, Raúl Montero que justifican su no ratificación, el proceso de renovación de quien encabece este organismo en el estado se presenta como una buena oportunidad para medir el nivel de apertura que puede tener el gobierno de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

A VER. Lanzada la convocatoria para el nombramiento de un nuevo (o nueva) procurador estatal de Derechos Humanos que culminará a más tardar el 18 de diciembre próximo con la votación en el pleno del Congreso, las cartas se abren y con ello la esperanza de que el elegido o elegida tenga el perfil para el momento.

CONTROL. No podemos ser ilusos ante las evidencias que nos ha mostrado la real politik en nuestro país y en nuestro estado en este tipo de designaciones. Hace cuatro años, como ya lo comentamos aquí, el entonces gobernador Miguel Márquez cedió a la petición de Gustavo Rodríguez Junquera que promovió a Raúl Montero.

NIVELES. Los cuestionamientos ahí quedaron. Después de que él estuvo ahí y de que pasaron personajes como Miguel Valadez o Manuel Vidaurri, le bajaron mucho al nivel y la de por sí cuestionada autonomía de la PDHEG quedó reducida a subordinación absoluta.

ANTECEDENTE. Y a nivel federal, el presidente Andrés Manuel López Obrador no cejó nunca en el empeño de que llevar a la CNDH a Rosario Piedra Ibarra, hija de una gran luchadora social pero que fue cuestionada por la oposición a Morena por las limitaciones de su perfil y su relación cercana con el presidente.

EL RETO. Hoy en Guanajuato el entorno y las condiciones son muy diferentes a las de 2016. Si Diego Sinhue quiere, puede empujar para que el o la titular sea uno de su preferencia. Si no quiere escuchar las voces de agrupaciones civiles, puede hacerlo. Tiene una mayoría en el Congreso local que puede ayudarle a sacar al que quiera, sin importar el perfil.

ALTERNATIVAS. Hoy, en el contexto violento que sigue distinguiendo a Guanajuato con el doloroso aditamento de las desapariciones forzadas, el mandatario estatal puede asumir el riesgo de que el nombramiento pueda, al menos, conseguir el beneficio de la duda de quienes legítimamente quieren tener en la PDHEG a alguien que vea por sus derechos y por los de las víctimas.

LA PEOR SALIDA. Lo más lamentable sería simular una apertura para que la decepción sea la misma que hace cuatro años.

LA DISPERSIÓN DE LA PANDEMIA EN GUANAJUATO

NUEVA REALIDAD. La evolución de la pandemia por Covid-19 parece mostrar en Guanajuato rastros de dispersión geográfica, a juzgar por las cifras que arroja el Centro de Información Geográfica de la UNAM sobre los casos activos en la entidad.

DATOS. Y es que, si bien por un lado León casi bajó a la mitad la cifra que mostraba hace una semana de casos, Guanajuato se mantiene en tercer lugar en la clasificación global solo detrás de ciudad de México y Nuevo León con dos mil 108 casos.

DIMENSIONES. Es un tercer lugar con menos casos que hace una semana cuando Guanajuato rondaba los dos mil 500. León, que casi llegaba a los 600 y estaba en el sexto lugar, ahora tiene 337 y aparece en el lugar 15. Digamos que atendiendo a esta variable y a que, por ejemplo ayer por primera vez en muchos días no se registró ninguna defunción, la pandemia tiende a estabilizarse después de que fue el epicentro en el estado.

ILÓGICO. Eso no parece ser un reflejo de lo que se ve en las calles, en los centros comerciales, en los restoranes, ¿o será que un mayor uso de cubrebocas o el conocimiento mayor de cómo actúa el virus genera mejores reacciones de la población?

LAS DUDAS. Hoy las estadísticas nos señalan que con una mayor movilidad y actividades a las que se tenían en julio o agosto, la cifra de casos activos es de solo un tercio de la de aquel entonces. ¿Menos pruebas? ¿Mejor aprendizaje? ¿Sintomatología más leve?

EN CONJUNTO. Pero como decíamos, los casos activos se dispersaron. Detrás de León que es 15, está Salamanca con 179 en el lugar 28; luego Irapuato en el 31 (165),  Celaya en el 35 (157), Guanajuato en 42 (122) y Salvatierra en 50 con (103).

DATO. Ninguno de los otros 32 estados tiene tantos municipios en el top 50. Antes del 80 aparecen Valle de Santiago, Acámbaro, San Francisco del Rincón y Uriangato.

LA DEL ESTRIBO…

Vaya, vaya. Dos exregidores del trienio que gobernó Bárbara Botello en León  (José Luis Zúñiga y Aurelio Martínez) aparecieron ayer en la Ciudad de México junto al líder de un partido que no es ninguno de los dos que los postuló y los llevó al Ayuntamiento de León entre 2012 y 2015.

Zúñiga iba por Nueva Alianza y el ‘Chachis’ por el PRI. Ambos se tomaron la foto con Fernando González Sánchez, el yerno de Elba Esther Gordillo, y Alejandro Soto Látigo, líderes nacional y estatal respectivos del recientemente registrado Redes Sociales Progresistas.

El profesor sí es parte del nuevo partido. Aurelio dice que no, aunque nunca formó parte de Morena, que ahora solo queda en el recuerdo. Ya veremos cómo les va en su nueva aventura.

SIETE AÑOS Y EL EFECTO 4T DEL ESCÁNDALO DE LOS ‘MOCHES’

Ahora que se discute el presupuesto federal y que diez gobernadores, entre los que se encuentra el de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo se baten contra el gobierno federal por el cambio de reglas en la distribución del presupuesto federal, es oportuno recordar el origen de la argumentación de la 4T en contra de esos reclamos: el escándalo de los ‘moches’.

Hace siete años se destapaba públicamente el escándalo sobre los presuntos ‘moches’ que cobraban diputados federales por la asignación de partidas presupuestales a municipios en el país.

El principal señalado por esta práctica era ni más ni menos que el actual alcalde de San Miguel de Allende y entonces coordinador de los diputados federales panistas, Luis Alberto Villarreal, quien durante varios meses aguantó y rechazó las acusaciones.

Hoy que los mandatarios estatales reclaman el desplome de los fondos que se entregaban para la inversión en obras de infraestructura para estados y municipios, el argumento de defensa de los morenistas es que lo que en realidad añoran los que reclaman federalismo es el regreso a los tiempos de los ‘moches’.

Y mire usted que el señalamiento tiene sustento, aunque la 4T no ha cuajado una alternativa que compense las obras en las entidades y, al contrario, proponga como obras emblema proyectos tan cuestionados como el Tren Maya, el aeropuerto Santa Lucía o la refinería Dos Bocas.

Recordemos lo que ocurría hace siete años. Un escándalo que en ese momento no tuvo mayores efectos. Siempre se quejó Villarreal de que las publicaciones periodísticas no identificaban a quienes lo acusaban de la creación de esa red de ‘moches’.

Se mantuvo el alcalde de San Miguel de Allende en su dicho al tiempo que alcaldes guanajuatenses prefirieron mantenerse al margen, al igual que el propio gobernador Miguel Márquez quien siempre prefirió llevar la fiesta en paz y no meterse en esa bronca.

Villarreal García mantuvo su alianza y la protección del dirigente nacional de su partido, Gustavo Madero y ambos capotearon el vendaval en su contra.

Los efectos negativos se sintieron cuando el PAN y el PRI ya no gobiernan el país y entonces el argumento de los ‘moches’ se vuelve en contra de quienes cuestionan las incongruencias de la 4T.

EL PRI, EL GÉNERO Y EL ROMPECABEZAS ELECTORAL EN GUANAJUATO

Una vez que el Comité Directivo Estatal del PRI definió el género de postulación para los 46 municipios y 22 distritos locales en Guanajuato, comenzará la danza de suspiros y lamentos de quienes se ilusionan con ser y quienes caen en la realidad de que no podrán suspirar por una candidatura en su distrito o ciudad de origen.

De entrada, llama la atención que en el corredor industrial el PRI haya privilegiado la postulación de varones en los municipios que, si bien no son su fuerte en presencia electoral, sí son las ciudades en donde se concentra la mayor parte del padrón electoral.

El PRI irá con candidato hombre a la alcaldía en León, Irapuato, Celaya, Guanajuato, Silao y San Francisco del Rincón, mientras que postulará a mujer en Salamanca y Purísima. Los primeros municipios representan en conjunto más del 50% del padrón electoral de todo el estado.

Y San Francisco del Rincón es uno de los pocos municipios que gobierna el tricolor.

En León, el PRI busca opciones ideales que, si no las puede convencer, optaría por el dirigente del partido, Juan Pablo Marún. En Irapuato y Celaya buscará a quienes quieran sacrificarse porque hay pocas o nulas posibilidades de ganar.

San Francisco del Rincón representa poco en votos para el estado pero querrán conservarlo a rajatabla. En Purísima, algunos en el tricolor sueñan con la postulación de la exdiputada María Guadalupe Velázquez Díaz que no está muy entusiasmada con la idea.

Y bueno, ya Alejandro Arias confesó que hay pláticas con el PRD para una eventual coalición parcial, mientras el dirigente del PAN Román Cifuentes dice que su partido anda en las mismas.

¿El PRD sentado en una mesa con los azules y en otra con los tricolores? No cabe duda que ya todos mandaron al diablos los principios y ponen el pragmatismo por encima de todos. Ampliemos nuestra capacidad de sorpresa porque aún no hemos visto nada.