Conecta con nosotros

Miguel Zacarías

Pólvora e infiernitos

… Y POR SI FALTARA, PLEITO EN CASA

Periodico Correo

Publicado

En

… Y POR SI FALTARA, PLEITO EN CASA

HECHOS. Los derroteros de la pandemia siguen abriendo frentes que deben atenderse, además del ya narrado por los semáforos. El incidente que confrontó a un empleado de la secretaría de Salud estatal con policías de León por la atención a un hombre que llegó prácticamente sin signos vitales al Hospital Pediátrico, obligó a reacciones de alto nivel. Lamentablemente, las labores de reanimación no funcionaron y esta persona falleció.

DE TRIPAS, CORAZÓN. Y en esas reacciones de las autoridades tuvo que reinar la mesura porque los involucrados, gobierno estatal y municipal de León presumen sintonía en todos los sentidos.

¿Y LA CORDURA? Que la Policía se lleve detenido a un trabajador del sector salud por diferencias en la atención a una persona que reclamaba atención médica urgente no deja bien parada a ninguna de las dos instancias.

DISTENSIÓN. Lo delicado del asunto queda perfectamente ilustrado con la foto que se tomaron el secretario de Salud, Daniel Díaz y el de Seguridad de León, Mario Bravo. Hay investigación para deslindar responsabilidades para saber si hubo algún abuso de parte de los policías y lo que resulte.

¿PERO QUÉ NECESIDAD? Mario Bravo Arrona se comprometió a hacer una investigación a fondo. El secretario de Salud dice que es normal que a la muerte de un pariente cercano se presenten reacciones humanas aunque no se dieron en ese momento.

CON LOS SUYOS. Al final de la rueda de prensa, a petición del gobernador, Daniel Díaz reivindicó el apoyo a todo el personal de salud del estado y en lo particular al enfermero que estuvo más de 12 horas detenido.

LA INICIATIVA DE ALEJANDRA GUTIÉRREZ: INFRACCIONES POR PUNTOS

EXTREMO. Interesante y provocadora la iniciativa de reforma que propone la diputada local panista Alejandra Gutiérrez Campos para que en Guanajuato se implemente el sistema de licencias de conducir por puntos de modo que ante cada infracción que reciba un conductor, acumule calificaciones negativas que eventualmente lo lleven a la suspensión temporal ese permiso para conducir.

TOMA Y DACA. Una propuesta que seguramente provocará opiniones encontradas como ocurre con todos los casos que suponen sanciones a los ciudadanos.

PARA EMPEZAR. Convenimos en la ausencia de cultura vial de automovilistas, peatones, ciclistas y motociclistas pero también de la permisividad de la autoridad. Y este último es un punto clave. Se pueden establecer en la ley sanciones y restricciones. El tema es que realmente se apliquen los castigos y que no sea letra muerta.

MALES SOCIALES. Del otro lado está una sociedad que requiere verse ante el riesgo de castigos para cumplir con la ley y que incluso protesta por lo recaudatorio de las propuestas. Tan sencillo que es cumplir la ley para no enfrentar sanciones por cualquier cosa.

DEL ESTRIBO…

Lo dijo el secretario de Salud ayer y existe el expediente en el Instituto de Salud Pública del Estado de Guanajuato. Al menos frente al ISAPEG, hay un caso de un ciudadano que se amparó ante el séptimo juzgado de distrito con sede en León, por la obligatoriedad que estableció la autoridad por el uso del cubrebocas.

La dependencia estatal ya respondió al requerimiento del juzgado y solo está a la espera de la resolución. Lo que dice el ISAPEG es que no son ciertos los actos reclamados ante la secretaría de Salud, el Comité Estatal para la Seguridad en Salud ni contra el secretario de la misma dependencia por el quejoso.

Mire que gastar tiempo, dinero y esfuerzo para no acatar una medida sanitaria es un despropósito.

LA TORMENTOSA RENUNCIA DE DIEGO SINHUE A SEDESHU

La renuncia de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo a la secretaría de Desarrollo Social y Humano para buscar la candidatura a gobernador por su partido hace exactamente tres años, se dio antes de lo que estaba programado y en un ambiente totalmente distinto al que se preveía.

Sobre todo, porque los nervios se crisparon internamente en el PAN-Gobierno por la difusión en los días previos a la renuncia de un evento en Celaya que dejaba muy mal parado al gobierno estatal como promotor del precandidato del oficialismo.

El entonces senador Fernando Torres Graciano echó su resto un día antes de que se anunciara la renuncia de Rodríguez Vallejo y tiró un misil directo al entonces mandatario Miguel Márquez.

Fernando Torres lo comparó con un par de exgobernadores priistas que están en el top del desprestigio: Fidel Herrera de Veracruz y Humberto Moreira.

Lo anterior, después de la publicación de un reportaje en el que se daba cuenta de una práctica en el que el programa “Impulso” se confundía con la promoción de la imagen personal de Rodríguez Vallejo.

seis años antes, Márquez se iba de la misma dependencia cuando quiso y como quiso. Se dio el lujo de anunciarlo a los cuatro vientos como dos semanas antes. No hubo gritos ni sombrerazos ni fuego amigo ni nada de nada.

“He aceptado la renuncia de Diego Sinhue que me ha presentado al cargo de secretario de Desarrollo Social y Humano. Gracias, Diego, por tu trabajo y compromiso al frente de la Secretaría, por las familias de Guanajuato” decía Márquez en la ceremonia.

Adicionalmente aceptaba la renuncia de Rolando Alcántar Rojas, quien fungía como subsecretario de Vinculación y Desarrollo Político de la Secretaría de Gobierno y que fue la estrella del reportaje como el movilizador a favor de Rodríguez Vallejo.

De aquella renuncia tormentosa a la actualidad, muchas cosas han cambiado para el gobernador. Hoy Guanajuato vive dos retos simultáneos: la pandemia por Covid-19 y los homicidios dolosos.

Gobernar después del “boom” automotriz, en el punto más álgido de la violencia del crimen organizado, en la pandemia que trae consigo la peor crisis económica de la historia y cohabitar con un gobierno federal con el que no se guarda casi ninguna sintonía, ha sido un bautizo de fuego para Diego Sinhue.

Y apenas va en el primer tercio.

GUANAJUATO Y EL PLEITO POR EL SEMÁFORO COVID

Contrario al discurso y las cifras que se trazaron en la rueda de prensa vespertina del miércoles por el gobierno federal en el sentido de que en Guanajuato se percibía una desaceleración de la pandemia por Covid-19 y podríamos aproximarnos a una meseta, ayer, el secretario de Salud Daniel Díaz Martínez no dio margen alguno para el más mínimo optimismo.

“No llegamos a ninguna meseta”, refirió ayer el funcionario estatal al hacer la presentación semanal de la evolución de la pandemia.

Guanajuato tiene ya el quinto lugar estatal de casos confirmados a nivel nacional y el segundo en casos activos. Esta semana, el promedio de contagios debe estar cercano a 500 pues ha habido 3 jornadas en las últimas 10 con más de 600.

La disponibilidad de camas en general y de camas con ventilador sigue siendo suficiente pero en efecto, no hay espacio para que el semáforo en rojo cambie de color y se cede a la petición de representantes del sector turismo y servicios que piden abrir al mínimo.

Tampoco para aceptar la conclusión de la Federación que propone pasar a Guanajuato del rojo al amarillo justo por la ponderación que le da la disponibilidad de camas en general y con ventilador.

Ayer se hizo pública una nueva faceta del pleito entre la Federación y los estados por el tema de los semáforos.

 El subsecretario de Salud Hugo López Gatell citó en una reunión virtual con mandatarios un párrafo de la constitución que plantea sanciones a las autoridades que no sigan las disposiciones federales que sonó a amenaza y a otra versión más de escurrir el bulto.

En la vespertina, López Gatell dedicó media hora para aclarar que no hay conflicto con los gobernadores pero que sí hay algunos que incluyen las siglas partidistas en sus mensajes en las redes sociales, en obvia referencia a los mandatarios panistas agrupados en GOAN.

También dijo que no había ninguna amenaza ni amago al citar ese párrafo de la ley. El tema es que Guanajuato no quiere moverse del rojo porque la curva de contagios no se aplana. Ayer también se dijo que el secretario de Turismo Miguel Torruco pide declarar al turismo como una actividad esencial.

Eso podría significar una noticia alentadora para un sector importante de la economía en Guanajuato. El problema es que la simple propuesta de la Federación para que el estado flexibilice las restricciones podría generar roces locales entre sectores económicos al borde de la desesperación y un gobierno estatal que quiere aplanar la curva de contagios aunque también está consciente del apremio que padecen los empresarios.

Las tensiones explotan justo en este momento de la pandemia. Señales contradictorias y pleitos, en la peor coyuntura.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Miguel Zacarías

LA CAPTURA DEL ‘MARRO’: COMO ANILLO AL DEDO

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

COVID19: LAS PROYECCIONES HECHAS TRIZAS OTRA VEZ

EN LAS MISMAS. Con el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo en su faceta de rebelde tras sumarse a la solicitud de renuncia del subsecretario de Salud federal, Hugo López Gatell (que no estuvo en las dos vespertinas del fin de semana), Guanajuato entra a agosto sin datos que le permitan aventurar que la pandemia por Covid19 se encuentra al menos en una meseta.

OTRO RÉCORD. Esta semana, de domingo a domingo, registró el número más alto de contagios en periodos de siete días. En contraparte, los fallecimientos en lo general disminuyeron con respecto a semanas anteriores pero Guanajuato ya está en el top 5 de casos acumulados, en el segundo estado con más casos activos y tiene a León que es la localidad que también lidera ese rubro.

LOS AUMENTOS. A nivel estatal, Guanajuato, el número de casos pasó de 19 mil 840 casos a 23 mil 544 y de mil 203 a mil 379 defunciones entre el 27 de julio y el 2 de agosto.

BUEN SIGNO. Afortunadamente, la capacidad hospitalaria sigue siendo suficiente y de hecho no ha llegado al punto crítico del 70% de camas ocupadas que advierten las autoridades como punto de preocupación. Ha oscilado entre el 58 y el 62% mientras que la disponibilidad de camas con ventilador tiene un margen mucho más amplio.

A LA ALZA. Ya también es un hecho que al menos en León se volvieron a romper los pronósticos de la proyección del CIMAT-Conacyt que marcaba para el 18 de julio el pico de la pandemia en esta ciudad. A dos semanas de distancia, León aumentó su promedio de casos diarios que era de 199 hace una semana y ahora es de 211.

ARRIBA. A nivel estatal, Guanajuato acumuló 3 mil 704 casos entre el 27 de abril y el 2 de agosto lo que da un promedio de 529 casos por día. La semana pasada fueron 3 mil 218 con un promedio al día de 466.

A LA BAJA. En fallecimientos, en lo general, Guanajuato registró un descenso con respecto a la semana anterior cuando hubo mil 203 muertes y se habían acumulado 213 en la semana del 19 al 26 de julio. Ahora son mil 379, es decir 176 fallecimientos más.

MÁS VALE. Según el mismo estudio de Cimat y Conacyt, el pico de la pandemia en todo el estado está proyectado para este jueves 6 de agosto. No habrá que hacerse muchas ilusiones según el comportamiento que ha habido en los últimos días.

CON TODO. Estas dos últimas semanas también registramos la intensificación de la campaña para el uso del cubrebocas incluso con la advertencia de parte de las autoridades de que la masificación de esta práctica nos llevaría inevitablemente a disminuir el número de contagios.

RESISTENCIA. El efecto hasta el momento no se aprecia mientras el gobierno de Diego Sinhue se mantiene en su postura de no sujetarse al semáforo federal que ya lo había colocado en naranja.

LOS GUANTES PUESTOS. El pleito con la Federación se vuelve a profundizar con la exigencia de la renuncia del subsecretario López Gatell de parte de nueve gobernadores, entre ellos el guanajuatense que resultó más bronco que algunos de sus vecinos de la región Bajío.

TENSIÓN. El problema para Guanajuato es cómo va a enfrentar la presión que ejercerá cada vez con mayor intensidad, la economía y las empresas que están desesperadas porque no pueden abrir, no encuentran y sus reservas ya se agotaron.

EL RIESGO. Ese es el nuevo reto de las autoridades locales. No hay tiempo para el glamour ni protagonismos. La urgencia cada vez es más grande de aplanar la curva o la tensión económica crecerá.

LA DEL ESTRIBO…
Aunque es un hecho que el ‘Marro’ será trasladado al penal del Altiplano como lo quiere el gobierno federal, por lo menos anoche, el líder del Cartel de Santa Rosa de Lima permanecía en Guanajuato. Incluso, es probable que el traslado a ese penal federal se dé hasta mañana.

Y es que, si bien, la Fiscalía General del Estado cree tener un expediente sólido para que el presunto delincuente se quede en la cárcel, también estaría implicado en el secuestro de la mujer que fue encontrada en la finca donde se le detuvo, lo que eventualmente agregaría más años a su estancia en prisión.

Se vienen días claves por las reacciones que va a generar esta detención en la vida interna del cartel, su reconfiguración y los pataleos en los municipios.

Habrá que ver el discurso que se genera desde Palacio Nacional hoy en la mañanera sobre este tema. El fiscal Carlos Zamarripa, hace unas semanas en la mitra de la 4T, podría terminar de consolidar su posición tras esta captura.

OSORIO CHONG Y MÁRQUEZ; CUANDO LOS PLEITOS ERAN DE OTRO TONO

Hace tres años, el entonces secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, visitaba Guanajuato en momentos de tensión que mostraron a un inusitadamente crítico Miguel Márquez que no solía enfrentarse de esa forma con el gobierno.

“Quieren ver a Guanajuato de rodillas, pero Guanajuato tiene historia, aquí nació la Independencia. Guanajuato no se pone de rodillas, es un estado de oportunidades para el desarrollo integral de las familias”.

Duras palabras dirigidas al número 2 del gobierno de Enrique Peña, justo cuando el gobierno estatal y el federal enfrentaban uno de sus momentos más tensos en el sexenio anterior.

Recién, el entonces secretario de Gobierno Antonio Salvador García López había dicho que elementos de la Gendarmería nomás habían venido a pasearse al Estado y que no cumplían con su función de auxiliar al estado en labores de supervisión y recorrido en la entidad.

Osorio Chong también sacó de su repertorio un discurso sutil en el que ponía los puntos sobre las íes y rechazaba los cuestionamientos velados del gobierno local y llamaba a trabajar de forma coordinada entre los tres niveles de gobierno para combatir la inseguridad.

“Por acciones dispersas, por esfuerzos dispersos, de unos y de otros, no podemos incidir en la baja de delitos, de homicidios y de circunstancias adversas que se tienen aquí”, dijo.

“Que nadie se equivoque; el Gobierno del presidente Peña no trabaja de acuerdo a ideologías ni colores, no puede haber competencia entre gobiernos para atender la seguridad, tenemos que entregar resultados”, expresó.

Nada que ver con los enfrentamientos cotidianos de los gobiernos de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y Andrés Manuel López Obrador en este sexenio. Era justo el momento en el que el huachicoleo se convertía en el delito que provocaba más homicidios dolosos en el país y Guanajuato despuntaba como una de las entidades más violentas.

LA CAPTURA DEL ‘MARRO’: COMO ANILLO AL DEDO

Es una de las notas más importantes del sexenio y vaya momento en el que se da. La detención de José Antonio Yépez ‘El Marro’ (en operación conjunta de fuerzas estatales y el Ejército) representa sin lugar a dudas un bálsamo tanto para el gobierno federal como para el estatal, ávidos de un logro en medio de las adversidades y problemas que enfrentan ambos.

Nuestros políticos suelen tener no sólo una escasa estatura sino un nulo sentido del trabajo en conjunto. Tragicómica la forma en que morenistas y panistas, se enfrascaron en un duelo de reconocimientos y reproches según sus simpatías políticas cuando todo indica que en efecto, se trató de un trabajo conjunto de inteligencia entre el Estado y la Federación.

Y ese justo es el gran mérito de esta detención que por supuesto no representará el fin de la violencia en Guanajuato (quizá vengan jornadas más aciagas) pero sí, el fin de una larga búsqueda que incluyó algunos intentos fallidos de capturarlo.

Para el gobierno federal y su tambaleante posición frente al crimen organizado, la detención es un golpe certero de uno de los delincuentes más buscados aunque su influencia sea regional.

Para el gobierno estatal, el golpe esperado desde el arranque del sexenio de un Diego Sinhue quien a diferencia de su antecesor que optó por no moverle mucho, se trazó como un objetivo la pacificación de la entidad con resultados aún discutibles.

En tiempos de polarización y confrontación, justo cuando el mandatario se había encarrilado en la rebelión de los gobernadores contra el subsecretario de Salud federal, Hugo López Gatell, la detención de ‘El Marro’ es una muestra de que la sintonía no se perdió en temas de seguridad.

Lo que vimos ayer es el producto de las acciones opuestas a lo que se vivió en el sexenio anterior entre Enrique Peña y Miguel Márquez: el robo de combustible en pleno auge, un cartel poderoso que sentaba sus reales en el Estado, corporaciones de seguridad que no metían las manos, Pemex replegado y con funcionarios involucrados en el negocio, gobernantes que miraban hacia otro lado.

El balance en cifras para las autoridades locales y federales sigue siendo adverso. El “Abrazos no balazos” y “El Golpe de Timón” están lejos de ser exitosos como estrategias de combate al crimen organizado pero frente a las omisiones del pasado con la detención de ‘El Marro’ revive la esperanza de que los índices de violencia en el estado, puedan disminuir en el mediano plazo.

Pero ojo, ya sabemos que la detención de un capo de la droga no representa el aniquilamiento de un grupo delincuencial aunque se supone que el Cartel de Santa Rosa de Lima ya estaba debilitado por otras detenciones y este podría ser un golpe mortal.

Eso está por verse porque no sería la primera vez que la caída de un capo, recrudece la violencia y la lucha interna de ese grupo. Una vez más estará sobre la mesa esa cantaleta de un grupo criminal debilitado y acorralado que sostienen funcionarios locales.

Guanajuato padece una espiral de violencia justamente por la pugna entre dos cárteles y los gobiernos presumen que combaten a los dos por igual aunque los golpes más espectaculares los ha recibido en Guanajuato el de Santa Rosa de Lima.

Detenido ‘El Marro’, la guerra contra el crimen no se termina. Entra en una nueva fase. Los gobiernos estatal y federal reciben su tanque de oxígeno.

Continuar Leyendo

Miguel Zacarías

La historia dirá y juzgará si el presidente pagará algún costo político-electoral por lo que está representando no sólo su resistencia a usar cubrebocas sino la contradicción con el discurso

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Me lo voy a poner (el cubrebocas) cuando no haya corrupción. Hagamos ese acuerdo. Vamos a apurarnos a acabar con la corrupción para ponerme mi tapaboca para que ya no hable”. Andrés Manuel López Obrador

La historia dirá y juzgará si el presidente pagará algún costo político-electoral por lo que está representando no sólo su resistencia a usar cubrebocas sino la contradicción con el discurso y práctica de muchos de sus correligionarios gobernantes. Lo de menos es ese costo. Las autoridades en nuestro país no predican con el ejemplo.

Mención aparte merece la posición asumida por el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, no sólo porque en lo general ha tratado en lo general de alejarse de posiciones radicales sino porque dos de los integrantes de la Alianza Bajío Centro Occidente (Francisco Domínguez, de Querétaro, y Juan Manuel Carreras, de San Luis Potosí) no estamparon su rúbrica en la solicitud de renuncia.

Hay atenuantes, sin duda porque no pertenecen a la misma Alianza Federalista. No estaban obligados a hacerlo. Adicionalmente, Carreras es el actual presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y sumarse a la rebelión, hubiese representado una ruptura absoluta de los puentes de diálogo.

Mientras tanto, Domínguez es el presidente de la Alianza de Gobernadores del PAN (GOAN) y aplica el mismo argumento que con Carreras. Podríamos incluso pensar, tratando de abonar a los rebeldes que ambas posturas estuvieron fríamente calculadas. No lo sabemos.

Tampoco firmaron la carta los gobernadores azules Antonio Chavarría, de Nayarit; Carlos Mendoza, de Baja California Sur;  Mauricio Vidal, de Yucatán; y Carlos Joaquín González, de Quintana Roo.

De cualquier manera, no ha sido habitual ver al gobernador Diego Sinhue en plan retador con la 4T. Hasta el momento, lo más memorable, aquél encontronazo por el tema de seguridad de hace algunas semanas, cuando Rodríguez Vallejo parecía dejar claro que escogería sus causas.

Ahora decide sumarse al bloque federalista y deja a un lado la prudencia que lo había caracterizado. Sorprende también porque él ya había pintado su raya con el semáforo de la pandemia al decir desde finales de mayo que Guanajuato tendría su propio semáforo.

La polémica por el semáforo vuelva a reciclarse y Guanajuato ratifica que se queda con el suyo. Como referencia basta citar que Claudia Sheinbaum en la ciudad de México decidió quedarse en color amarillo sin necesidad de sumarse a ningún bloque.

Quizá haya algunas cosas que Diego Sinhue apreció en lo corto para decidir sumarse a la polarización. Veremos si logran algo a través del endurecimiento de una posición.

Desde afuera, lo que se desea es que no sea un salto al vacío y que el lance sea provechoso para los ciudadanos, que los contrapesos sean útiles para la gente y no solo grilla.

Ya sabemos cuál será la consecuencia de ponerse los guantes frente a la Federación, más en una política como la de nuestro país, revanchista y acostumbrada al ojo por ojo.

Se fue julio que quedará registrado como un mes oscuro para Guanajuato por la pandemia por Covid-19 y la violencia.

Es el segundo estado con más casos activos del país y uno de los cuatro con más casos acumulados. León también vivió un mes amargo porque se mantiene como la ciudad con más casos activos de Covid-19 del país y cierra el mes con más de 80 homicidios dolosos.

LAS MUJERES PRESAS POR ABORTAR: A UNA DÉCADA DE LA POLÉMICA

Qué tanto ha cambiado en Guanajuato el entorno para las mujeres a 10 años de que estalló en la entidad el escándalo por las mujeres presas por abortar, uno de los eventos que marcó el agitado sexenio de Juan Manuel Oliva en Guanajuato.

Apenas en mayo pasado cuando se discutían dos iniciativas pro-aborto en el Congreso local, la líder del colectivo Las Libres Verónica Cruz  (la misma que hace una década, encabezaba el activismo) ofrecía un panorama muy claro de lo que ha ocurrido en la última década.

Dijo que Las Libres registraron 138 casos de mujeres criminalizadas en el estado cuyos testimonios fueron recuperados aunque en ese caso, pocos casos llegaron a la cárcel.

En un foro legislativo, comentó que fue en 2010 cuando se dio el caso de las nueve mujeres presas que fueron liberadas tras ser acusadas por homicidio en razón de parentesco.

Durante su exposición, Cruz Sánchez dijo que el problema de la criminalización del aborto en Guanajuato no está en la procuración y administración de justicia sino en los hospitales públicos.

Defendió el trabajo de médicos, trabajadoras sociales y enfermeras que no son mayoría los que llaman al Ministerio Público para acusar un presunto caso de aborto sino que son ciertos prestadores de servicios de salud.

Hace tres años, el entonces gobernador Miguel Márquez respiró hondo luego de que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación en contra de las Mujeres (Conavim) rechazó declarar alerta de género en Guanajuato,

“Con ley o sin ley las mujeres van a acceder al aborto, pero no es responsabilidad nuestra, es responsabilidad del Estado. Sin embargo, nos queda claro que la despenalización social va a ser más rápida para que las leyes restrictivas se eliminen porque ya no van a tener opción”.

A una década de aquel caso polémico, el rechazo en Guanajuato desde el sistema PAN se mantiene aunque el entorno legal ha mejorado. No lo suficiente todavía para el tamaño de los desafíos.

LA REBELDÍA DE LOS GOBERNADORES: ¿LA VICTIMIZACIÓN DE LÓPEZ GATELL?

No parece una apuesta muy afortunada la ruta de la confrontación que decidieron tomar nueve gobernadores del país el pasado viernes al solicitar la renuncia del subsecretario de Salud federal, Hugo López Gatell.

Por lo menos no lo es para sus gobernados. Para la causa que ellos abrazan, quién sabe. Por lo pronto, que se haya bajado el mandatario chihuahuense Javier Corral por lo que argumentó y lo que representa él mismo como el gobernador con más empaque y colmillo que hoy tiene el PAN, deja mal parada la rebelión. Hay otros que no se sumaron de antemano que también debilitan la resistencia.

No es lo mismo que los gobernadores del país se rebelen contra el pacto fiscal, que pidan más recursos, que reclamen el asistencialismo de las 4T y estrategias de política pública a que pidan en bloque la renuncia del funcionario del momento, el más mediático y que es estandarte del gobierno lopezobradorista para atender la emergencia.

Sorprende en verdad que los gobernadores se hayan ido contra la persona en vez de seguir cuestionando, las estrategias, las inconsistencias del discurso, las malas cuentas y tantas cosas que pueden criticar de lo que el gobierno federal ha hecho para enfrentar la pandemia.

López Gatell y su bagaje técnico han sucumbido una y 10 veces ante las ocurrencias y el franco rechazo de su jefe para seguir las más mínimas acciones para combatir la pandemia.

¿Por qué los gobernadores lo convierten en mártir y víctima, pidiendo su renuncia a sabiendas de que López Obrador no piensa cambiarlo y ahora con menos razón?

No sabrán que sólo activarán el respaldo al subsecretario de parte de las fuerzas vivas de la 4T.

Si los gobernadores piden nuevo pacto fiscal y más recursos, están en su papel. Hay números y cifras que los respaldan. Es lo menos que los ciudadanos, aquellos que no son ni incondicionales ni críticos por sistema, esperan de ellos.

Pero ir por la cabeza de un funcionario, significa hoy entrar en el mismo juego de confrontación y reparto de culpas, que le gusta al gobierno federal. Ya sabemos que el presidente nunca ha sido un político conciliador. Lo suyo es polarizar, pintar su raya, repetir sus obsesiones, sus muletillas ¿por qué los gobernadores deciden quemar naves ya contra uno de sus interlocutores?

Sí claro. Debe haber razones de peso y algunas quizá no las hagan públicas. No gustó la actitud del subsecretario de Salud que llegó el jueves a la reunión con gobernadores con la espada desenvainada y amagando a los mandatarios estatales con sanciones si no acataban las directrices federales para combatir la pandemia.

Podrán ser entendibles y hasta justificables las razones que esgrimen los gobernadores. Solo ellos saben si tienen un as bajo la manga. No se ve ninguna ganancia política y al contrario, se confirman como los villanos para la 4T en su batalla por el federalismo.

López Gatell se ha enredado muchas veces en contradicciones y su credibilidad va a la baja. El caso que le hacen los gobernadores incluida la de la ciudad de México, es ilustrativo.

¿Pero cuál será la utilidad para ponerle esa etiqueta de villano favorito? Ahora, si ya decidieron ir por él, por lo menos los gobernadores tendrían que asegurarse que todos se suman, que nadie se pandea y que no habrá fisuras.

Nada alegra más a su adversario que ver a un bloque que se cuartea a las primeras de cambio. De por sí, los priistas están en su mayoría con el presidente y solo 2 se sumaron al bloque, panistas y aliados no pueden permitirse esos deslindes que los debilitan. Así no.

Continuar Leyendo

Miguel Zacarías

ANTARES VÁZQUEZ Y EL PAN: UN SHOW MÁS

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

ANTARES VÁZQUEZ Y EL PAN: UN SHOW MÁS

UNA MÁS. Nuestros políticos se siguen empeñando en mostrar el cobre. Ahí está la escena protagonizada ayer por la senadora morenista Antares Vázquez en el pleno de la cámara alta al arrebatarle una cartulina a su colega panista Cecilia Márquez que no deja bien parada ni a la una ni a la otra.

ANTECEDENTE. Antes, los morenistas que algún tiempo fueron perredistas eran los que encabezaban los shows reventadores en el Congreso Federal, Gerardo Fernández Noroña se hizo famoso por eso durante muchos años. Acciones mucho más rudas que las de la senadora ayer, protagonizaron legisladores de izquierda.

CAMBIO DE PAPELES. Es evidente que a los panistas no se les da de manera natural ese estilo bronco. Es raro verlos en ese plan. Esa es una incongruencia con sus modos aunque se entiende que es la forma extrema de mostrar su derecho al pataleo hoy que son una minoría.

PAPELÓN. Pero la reacción de Vázquez Alatorre sí es una muestra de intolerancia ante los desplantes de esa minoría y peor se ven los de la mayoría queriendo asumir el papel de víctimas. Y ahí están los dos partidos, tirándose al piso viendo la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

AGUA Y AJO. No es una lógica de partidos sino el papel común de quien detenta el poder y de quienes solo pueden ejercer el derecho al pataleo. Hoy Morena avasalla y a veces arrebata como ayer y el PAN patalea y gritonea como este miércoles. Es la política nuestra de cada día. Es lo que hay.

LA PANDEMIA EN GUANAJUATO: LOS “OTROS DATOS” DE LA 4T

CASUAL. Normalmente en la 4T tienen “otros datos” sobre la realidad en Guanajuato y la pandemia por Covid19 no es la excepción. Según la subsecretaría de Salud federal, en Guanajuato la epidemia está en una meseta y hasta se advierte una desaceleración en las últimas 2 semanas.

ESCENARIO. “En la medida que las estrategias de distanciamiento podríamos comenzar a ver el descenso en los siguientes días”, dijo el jefe de Epidemiología de la dependencia José Luis Alomía en la vespertina de ayer.

CLAVE. Partamos de la idea de que el análisis que dio ayer el gobierno federal es con 19 mil 648 casos confirmados, casi 2 mil menos de los que se tenían ayer oficialmente  (21 mil 428) y 949 defunciones, 318 menos que las mil 267 que ayer informó el Estado.

LAS CIFRAS. El funcionario asegura que León es el que ha contribuido durante la semana 28 y 29 a la “meseta” guanajuatense porque ha disminuido la intensidad de la transmisión. Aquí le comenté ayer que en efecto, esta ciudad tuvo un ligero estancamiento la semana pasada pero que en los últimos 3 días ha vuelto a acelerar al punto de que el comparativo de crecimiento con el Estado y la Federación es superior.

ARRIBA. Mire usted, la tabla que distribuye diariamente el Municipio de León mostraba ayer en el rubro de porcentaje de aumento de personas contagiadas durante los últimos siete días, un 23.28% por un 20.19% en el Estado y un 13.03 a nivel nacional.

LA CURVA NO SE APLANA AÚN. El propio doctor Alomía citó que Guanajuato tenía un porcentaje de casos activos del 18% superior a la media nacional y como las autoridades locales no han dicho ni por asomo que estamos en fase de desaceleración más vale no echar las campanas al vuelo y con el retraso en el reporte federal, con mayor razón.

LA DEL ESTRIBO…

Buena señal la que se lanza ayer desde la mesa de trabajo que promovió la comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales que encabeza Libia García Muñoz Ledo, a partir de una iniciativa planteada por el diputado de Morena, Ernesto Prieto Gallardo que propone hacer públicas las sentencias del poder judicial de los últimos 10 años.

Ayer el consejero Jorge Jiménez Lona y la magistrada Susana Barragán hablaron ante los integrantes de la comisión y formularon una contrapropuesta que es algo así como la versión corregida y perfeccionada de Prieto: habrá reforma con versión pública de sentencias de juicios penales y civiles aunque no de 10 años a la fecha.

Hoy, solo un porcentaje ínfimo de las 60 mil sentencias anuales que se emiten es publicado. La ley vigente dice que solo las de “interés público” y eso es a criterio del poder judicial.

Falta otra mesa de trabajo y que se dictamine la ley pero resulta saludable que las iniciativas de la oposición en Guanajuato no sean desechadas a la primera provocación y que se busque el “cómo sí”. Nada les cuesta.

EL ZAPOTILLO: EL ACTIVISTA FUNCIONARIO QUE LO TRABÓ TODO

Ilusos, los guanajuatenses y jaliscienses que en algún momento pensaron que la sintonía de los gobernadores, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y Enrique Alfaro, para destrabar el tema de El Zapotillo aunada a la voluntad política inicialmente mostrada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y su titular de Conagua, Blanca Jiménez resultaban suficientes.

Pero no contábamos con las contradicciones tan habituales de la 4T ahora que puede incluso abrigar en el mismo gabinete a funcionarios que se contraponen totalmente en torno a un proyecto.

Parecía que, contra todos los pronósticos, El Zapotillo tenía vía libre este sexenio cuando apareció hace exactamente un año, el Secretario de Medio Ambiente del gobierno federal, Víctor Manuel Toledo Manzur en su visita a Temacapulín para reunirse con agrupaciones civiles y habitantes de las comunidades de Acasico, Palmarejo y Temacapulín que serían afectadas con el proyecto de la Presa El Zapotillo con una cortina a 100 metros de altura.

“Me bastaron 15 minutos para percatarme donde me encuentro y de darme cuenta que inundarlo sería el acto más irracional”, dijo ante pobladores de Temacapulín, Jalisco, en papel más de activista que de funcionario

Ya se habían puesto de acuerdo, Diego Sinhue y Alfaro. Los técnicos de Jalisco, Guanajuato y Conagua ya arrastraron el lápiz para darle viabilidad a un acueducto que dotará de agua a la zona metropolitana de Guadalajara, municipios de los Altos y León.

Y de pronto aparece en escena Toledo Manzur, el hombre que sustituyó a Josefa González la secretaria que tuvo que renunciar a su cargo por retrasar un vuelo y va a incendiar la pradera.

Integrante del Sistema Nacional de Investigadores de la UNAM y que se describe como un ecólogo, poeta y ensayista, este funcionario fue a Temacapulín a decir a los pobladores lo que querían escuchar.

Y ahí sigue el proyecto, atorado, dirán algunos. Vivito y coleando según otros con mucho optimismo.

La realidad es que si el presidente dice que ningún proyecto en su sexenio saldrá por encima de la voluntad de la gente, ya podemos darle los santos óleos a Temacapulín.

MORENA: ESA FÁBRICA DE CONFLICTOS

Si se trata de un proceso interno de Morena lo único seguro es que no terminará bien y que alguien se va a quejar. Y si en el asunto está involucrado Ernesto Prieto Gallardo, las posibilidades son totales.

Raúl Márquez Albo que es conocido por ser un político sensato y ajeno a estridencias convocó al relevo de la coordinación de la bancada con un mes de anticipación a la fecha que fenecía su liderazgo en la bancada.

Lo hizo sin aspavientos, realizó la convocatoria formal y enteró a los cuatro diputados que le acompañan en la bancada. Se presentaron dos además de él, Guadalupe Salas y Magdalena Rosales. No estuvieron Prieto ni María del Carmen Vaca.

Tres votos fueron suficientes para nombrar a Rosales y ahora Prieto se queja de que no fue debidamente convocado pero sobre todo que Márquez no hizo por resolver una queja planteada por él en el sentido de que debían echar de la fracción a Salas por su entreguismo al PAN. Prieto no tiene empacho en decir que es una “infiltrada” azul.

El voto más polémico de Salas Bustamante fue aquel que emitió junto a los panistas para sacar adelante el endeudamiento del estado. A partir de ese voto, hubo quienes pidieron una sanción en su contra.

Pero hay otros antecedentes que nos ayudan a entender la animadversión de Prieto a Salas. En septiembre pasado justo cuando Prieto fue relevado por Márquez Albo de la coordinación con el voto de la susodicha, se dio aquella denuncia anónima por el supuesto gasto indebido de la legisladora en vitropisos y artículos de lujo que incluso motivó una investigación interna del Congreso.

Ese mismo día, se notificó la expulsión de Prieto de las filas de Morena que luego impugnó y ganó.

Pero no siempre Salas tuvo la animadversión de Prieto. En febrero del año pasado, cuando se votó el proceso de creación de la Fiscalía General, Salas no acudió a la sesión y María de Carmen Vaca no votó el tema.

El entonces coordinador morenista justificó la ausencia de Salas y la atribuyó al temor que genera la figura de Carlos Zamarripa y la oriundez de la diputada de Acámbaro, una zona caliente en temas de inseguridad.

En otras palabras, las posturas polémicas de Salas afines al PAN se dieron desde que Prieto era coordinador pero este último los cuestiona solo a partir de que ya no lo es. Eso es un hecho. Lo demás, una mancha más al tigre.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario