Pólvora e infiernitos

EL VIERNES, LA ASIGNACIÓN DE ‘PLURIS’

TODO LISTO. Es prácticamente un hecho que el próximo viernes en la sesión ordinaria del Consejo del Instituto Estatal Electoral se dará la asignación de las 14 diputaciones de representación proporcional del estado.

EL FALTANTE. Anteayer le comentaba que ya se habían resuelto todas las impugnaciones pendientes en los distritos.  En realidad faltaba la de un distrito que ya zanjó ayer el Tribunal Estatal Electoral.

CUESTIÓN DE DÍAS. De esta forma, están los tiempos justos para que mañana, el IEEG afine la convocatoria para la sesión de este viernes por la mañana que sería de carácter ordinario.

ATERRIZAJE. Los consejeros y sus asesores han venido preparando desde hace varias semanas el proyecto de asignación de plurinominales que en lo técnico debe ser detallado al extremo con el sustento de cada una de las determinaciones que se tomen.

LA PROVOCACIÓN. Hay que recordar que hace tres años el IEEG encendió la mecha al hacer una asignación tratando de asegurar la paridad total en la legislatura. Originalmente le dio a las suplentes de los posicionados en los primeros lugares de Morena y Movimiento Ciudadano, las respectivas plurinominales.

SIN BRONCA. Morena y MC condenaron la decisión y, por supuesto, la impugnaron. Tras aquella polémica decisión y sus consecuencias, no se espera alguna sorpresa de esa naturaleza.

SI NO HAY SORPRESA… No ha habido decisión alguna en los últimos dos años que pueda sentar precedente en la materia. Así que lo normal es que se asigne como parece perfilado: 5 Morena, 3 para PRI, 3 Verde y una para cada uno de, PRD, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza.

MULTITUD. La gran novedad es que la Junta de Gobierno en la próxima legislatura tendría, como nunca antes, 8 integrantes: PAN, Morena, PRI, Verde, PRD, MC, Nueva Alianza y PT, de cuyo partido salió quien ganó la única diputación de mayoría de Juntos Haremos Historia.

LEGÍTIMA DEFENSA: LA ‘ENMIENDA VALADEZ’

EL REMEDIO. Tras la sesión de la Comisión de Justicia celebrada ayer, los partidos representados en la misma salieron convencidos de que la enmienda que aprobaron evitará que la Suprema Corte de Justicia declare inconstitucional la reforma aprobada hace un año como lo solicitó la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

EL QUE SABE… Y por lo que se perfila, los diputados se allanaron a la posición esgrimida hace unas semanas por el magistrado y expresidente del STJE, Miguel Valadez Reyes. La postura, privilegia la presunción de inocencia del ciudadano que hace uso de ella.

EN POCAS PALABRAS. En esa legítima defensa de privilegio se amplía el espectro de defensa del ciudadano que le permite defender su casa u hogar, entendido éste también como los bienes de quien la ejercite.

EL AJUSTE. La redacción de la reforma queda literalmente como la propuso el magistrado mencionado.

TEXTUAL. “Se presumirá como legítima defensa, salvo prueba en contrario, el hecho de causar daño a quien a través de la violencia, del escalamiento o por cualquier otro medio trate de penetrar sin derecho, a la casa habitación del agente, al de su familia, a sus dependencias, o a los de cualquier persona que tenga la obligación de defender, al sitio donde se encuentren bienes propio o ajenos respecto de los que exista la misma obligación; o bien, lo encuentre en alguno de aquellos lugares en circunstancias tales que revelen la probabilidad de una agresión”.

GOLONDRINAS. Este será uno de los temas a incluir en el segundo período extraordinario de sesiones del próximo 18 de septiembre que a la vez es la despedida de la actual legislatura.

LA DEL ESTRIBO…

Mire lo que son las cosas, habrá quienes se desvivan por ser convocados al Foro de Paz que se realizará en el campus León de la Universidad de Guanajuato, el próximo 4 de octubre y que organiza el gobierno electo de Andrés Manuel López Obrador.

Pero hay otros que, así sin más, anuncian que no van a asistir. Es el caso de la Universidad Iberoamericana, plantel León, cuyo rector Felipe Espinosa dijo que esta institución no acudiría a la invitación para llevar sus propuestas. La Universidad La Salle aun no clarifica su respuesta.

Lo de la Ibero llama la atención por dos cosas. De acuerdo a la senadora electa, Martha Lucía Micher Camarena, otros planteles en el país de la institución regida por sacerdotes jesuitas ya aceptaron la invitación y la segunda: si por algo se ha distinguido la Ibero es por su participación activa y crítica en este tipo de eventos. Está en su derecho de hacerlo pero la sorpresa es inevitable.

CUANDO YA NI LAS ‘SOBRAS’ PUEDEN PELEAR…

Hubo un tiempo en que en el PRI se peleaban las migajas del pan y ahora ni siquiera podrán disputarse las morusas.

Hace exactamente tres años, la bancada del tricolor en San Lázaro designaba a tres guanajuatenses en cargos secundarios que por lo menos les daban cierta presencia en lo que se mantenía como la primera fuerza política en el país.

Ricardo Ramírez Nieto era nombrado coordinados de los legisladores federales guanajuatenses mientras que la irapuatense Yulma Rocha se integraba como una de las 16 vicecoordinadoras del grupo más numeroso en la llamada Cámara Baja.

Mientras tanto, a la exalcaldesa Bárbara Botello le tocaba uno de los cargos que en el momento parecían más espectaculares porque se perfilaba como vicepresidenta de la Mesa Directiva de la legislatura, una de las últimas muestras de las buenas migas que tuvo con el anterior coordinador, el exgobernador mexiquense César Camacho Quiroz.

A tres años de distancia, cada uno de ellos, vive distintas realidades, aunque Yulma Rocha parece estar menos alejada del centro de las decisiones aun cuando en los resultados electorales resultó una de las más afectadas pues en su natal Irapuato se quedó lejos de la hazaña de destronar al PAN.

Yulma es secretaria de Enlace con legislaturas locales del Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

Ricardo Ramírez Nieto pataleó porque no le concedieron una candidatura y se especuló que se iba a Morena pero se aguantó en el PRI a diferencia de su aliado Miguel Ángel Chico.

Por su parte, Bárbara Botello se mantuvo como la más clara obsesión de los panistas en Guanajuato y en algún momento también coqueteó con la posibilidad de partir a Morena.

La amenaza del desafuero la obligó a la cautela pero no ha librado del todo las amenazas sobre su futuro político porque los panistas han dejado correr la versión de que una vez sin fuero, podría volver la embestida en contra de ella.

DIEGO Y MÁRQUEZ, CON AMLO… Y CON ANAYA

La foto más morbosa que se tomaron ayer Miguel Márquez y Diego Sinhué Rodríguez Vallejo fue con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador en la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

Pero la definición política más importante del día que asumieron ambos fue con su ausencia en el destape del excoordinador de la bancada panista en San Lázaro, Héctor Larios, y del exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, como fórmula para competir frente a Marko Cortés por la dirigencia nacional blanquiazul.

Ni Diego ni Márquez se han pronunciado hasta ahora por un aspirante. Parece que no hacía falta indagarlo antes ni preguntar con quién están ahora. La definición que urge es saber si mantienen su pacto con Ricardo Anaya, muy a pesar de que el bloque del excandidato presidencial sigue sembrando discordia en el blanquiazul por su vocación por el agandalle de posiciones.

La burda maniobra de Damián Zepeda para hacerse de la coordinación del Senado ha terminado de insubordinar a personajes que en su momento le apostaron al propio Anaya que ahora lo critican abiertamente.

Desde el fin de semana, en redes sociales, panistas de todos tamaños, colores y sabores se han pitorreado hasta la saciedad del estilo y los modos del anayismo para mantener el control del PAN.

Lo hizo Gustavo Madero, el propio autodestapado Héctor Larios, el bloque de gobernadores panistas que apoya a Larios y Moreno Valle, el infaltable en los baños de pureza Carlos Medina Plascencia y así decenas de militantes azules en redes sociales.

Hace unos días, a propósito del crudo diagnóstico que hacían varios personajes de la coyuntura que vive el PAN, el gobernador Miguel Márquez invitaba a no caer en el fatalismo y a no ver todo en blanco y negro. Dijo que había matices y que había que ver todo desde diversas perspectivas.

Y parecía tener razón. Pero tras las últimas decisiones de la dirigencia nacional panista, son justamente ellos, Damián Zepeda y compañía, quienes se empeñan en la polarización y el agandalle.

Y se puede entender que en su caso (porque no se han pronunciado) Márquez y Diego, sean leales a un pacto. Que no quieren que saquen raja del momento, el bloque de gobernadores que representan al neopanismo o prianismo, dirían otros.

Pero también es cierto que los dos guanajuatenses, al mantener su alianza, se colocan del lado del abierto agandalle y de quienes parecen empeñados a dividir más y más a Acción Nacional.

Hay quienes, como Javier Corral, ya tomaron distancia. No apoyaron al candidato que se opone a Anaya pero ya pintaron su raya frente a los excesos.

El punto es simple. ¿Diego y Márquez se mantienen abierta y acríticamente a favor de los que se empeñan en llevar al despeñadero a su partido?