EL INE Y EL PROCESO ELECTORAL: LOS TEMORES DE LA PANDEMIA

TEMOR FUNDADO. El consejero presidente del Consejo local del Instituto Nacional Electoral Jaime Juárez Jasso externó ayer una preocupación que va más allá de las campañas electorales, el desarrollo de los eventos o lo que será la jornada misma del primer domingo de junio: la convocatoria a los ciudadanos para participar como funcionarios de casilla.

EN PLATA. Y claro: como todo en la vida pública está impactado hoy por la pandemia, la duda de las autoridades electorales es si la Covid-19 no influirá para ahuyentar la participación de los ciudadanos que sean seleccionados para participar como funcionarios de casilla.

NÚMEROS. En Guanajuato se necesitan más de 70 mil personas para la organización de los comicios aunque se hace la invitación para que participen muchos más para asegurar lo que se requiere.

PROCESO. Y si bien, la primera parte de la capacitación se programó de manera virtual, el problema vendrá en las fases posteriores porque esas, forzosamente será presencial y ahí es donde la autoridad teme que se presente la deserción de los convocados.

PROYECCIONES. Será pues de principio a fin un proceso electoral atípico para todos los actores que serán protagonistas del proceso. Si partimos del dato de que en una elección intermedia, en la que no hay elección de presidente ni de gobernador como ocurre en Guanajuato, el promedio de participación es de 43%, las previsiones pueden ser catastróficas para la siguiente contienda.

REALISMO. Un tradicional interés que viene a la baja, la decepción ciudadana por la clase política y el Covid-19 que no sabemos qué derrotero tome en los siguientes nueve meses, son factores suficientes para poner un signo de preocupación especial en el proceso que está en marcha.

EMPRESAS: ENCUESTA Y OPTIMISMO POST COVID

VAYA. Más como un deseo que una convicción con argumentos reales, las empresas en León creen que los peores efectos negativos de la pandemia ya pasaron, que ya tocamos fondo y que es tiempo de comenzar a levantar el vuelo.

DATOS. Por lo menos esos son los datos que arroja una encuesta que aplicó la dirección de Economía del Municipio de León en línea a 396 empresas de diversos ramos en la ciudad durante la segunda quincena de octubre.

REALIDADES. En el sondeo, las empresas reportan que sus ventas cayeron en un 32.4% durante el tercer trimestre de 2020 con respecto al mismo período de 2019. En cambio, la caída de las ventas durante el mismo tercer trimestre de 2020 con respecto al segundo trimestre de este año fue de 2.9%.

A LA BAJA. Del mismo modo, la expectativa de ventas para el último trimestre de 2020 con respecto a lo que se esperaba al cierre de 2019 son 13.7% menores. En cuanto al empleo, el sondeo señala que cayó en un 16% en el tercer trimestre de este 2020 con respecto al mismo período de 2019. En la comparación del tercer trimestre de este año con el segundo de este mismo, el empleo bajó aunque solo 6%.

CONTEXTO. De las 396 empresas encuestadas, 22% pertenecen al sector comercio; 34% a servicio y poco más de 43% es del sector industrial. 3.25% son grandes; 19% son medianas y el restante 77% se reparte en micro y pequeñas. En promedio las empresas trabajan a un 58.07% de su capacidad instalada.

PRETENSIONES. Casi la mitad de las empresas encuestadas dicen necesitar recursos para pagar las prestaciones de ley de sus empleados; un 31% quiere becas y subsidios para empleos y el restante 20% quiere “otros apoyos”.

ÚNETE A LOS OPTIMISTAS. La manufactura parece haber sido más golpeada que el comercio y los servicios por la crisis y en Guanajuato, la mayor parte de las empresas creen que lo peor ya pasó, algo de lo que no están muy seguros los analistas.

LA DEL ESTRIBO…

Hay partidos que ya escribieron su carta a los Reyes Magos pero se pusieron muy soñadores. Es el caso de Movimiento Ciudadano que, metido en la onda del contacto con agrupaciones de la sociedad civil y la apertura a desairados o descontentos de buena reputación de PRI y PAN o sin partido, quieren construir candidaturas con buen atractivo para la clase media.

En León, los de MC sueñan por ejemplo con la directora de Coparmex León, Desiree Angel Rocha, quien también es vocera nacional de “Sí por México”, para que sea su candidata a alcaldesa de León. Ella apenas se da por enterada y asegura que no la ha pasado por la mente, semejante idea. Vaya pues.

LA FISCALÍA DE GUANAJUATO: LA EVIDENCIA DE LAS RESISTENCIAS

Claro que hay argumentos que confirman que las principales restricciones y resistencias para abrir, abordar y enfrentar el tema de las desapariciones están en la Fiscalía del Estado, que encabeza Carlos Zamarripa.

Apenas anteayer, el titular pudo ceder al archivo definitivo de la carpeta que se abrió contra manifestantes que bloquearon el acceso a la capital del Estado en julio pasado. Demasiado para un gobierno que como ente público (sin diferenciar sexenios) tardo tanto para atender el tema.

Y mire lo que son las cosas. Hace exactamente un año, la Fiscalía se ponía sus moños para enfrentar el tema.

Un día como hoy de 2019 se celebraba la tercera mesa de trabajo para revisar la Ley de Desaparición Forzada en Guanajuato cuya agenda marcaba para recibir a personal de la Fiscalía que ofrecería datos sobre desaparecidos y acciones en la materia en el estado que al final no se concreta.

Pero la Fiscalía General se disculpó con los integrantes de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales “porque los responsables de la información tenían audiencias”.

Se acumulaban ya tres mesas de trabajo y en ninguna de ellas había aparecido la Fiscal Especializada en Desapariciones Yolanda Ramírez Domínguez.

Diputados panistas y el propio gobierno manejaban el discurso de que el hecho de que no se hubiera tropicalizado en Guanajuato la Ley de Desaparición Forzada y que el estado sea uno de los pocos que no tienen esa legislación no significa que no se haga nada en la materia. Aún más, arguyen que la ley en Guanajuato y lo que se ha hecho tiene más avances que en otras entidades.

Nada más falso como ha quedado claro en lo que se ha hecho en los últimos meses. Es evidente que Guanajuato llega tarde a enfrentar y atender el problema de las desapariciones.

Que hubo un desdén intencional del anterior gobernador provocado en buena medida por la frialdad de Carlos Zamarripa hacia esos temas; frialdad  que aún mantiene aunque ha sido obligado a ceder porque el gobernador en funciones jala más la rienda.

Hay quienes en el gobierno estatal aseguran que el gobierno federal se adelantó con el anuncio de la semana pasada sobre las primeras fosas en Salvatierra e impidió con ello un mejor control de daños del gobierno estatal.

Lo cierto es que a una semana de los hallazgos, la estrategia de comunicación en el gobierno estatal no ha variado mucho. La Fiscalía cede pero sigue resistiendo.

¿LIMITAR USO DE CELULARES EN POLICÍAS? PAN METE FRENO

La sobrerregulación en cualquier disciplina suele resultar peor que la falta de límites y eso parece haber ocurrido con la iniciativa que presentó el mismísimo coordinador de la bancada panista en el Congreso local Jesús Oviedo Herrera para limitar el uso de teléfonos celulares entre elementos de seguridad de corporaciones estatales.

De origen, el PAN proponía en su iniciativa impedir a los policías portar cualquier otro aparato de comunicación móvil ajeno al que les proporciona la autoridad para su desempeño.

Los iniciantes hace meses que este sería un antídoto eficaz para prevenir y evitar cualquier tentación de los policías para colaborar con los criminales.

Ayer, la Comisión de Seguridad del Congreso local que encabeza Rolando Alcántar aprobó el dictamen de esa iniciativa que al final sólo quedó en limitar el uso de celulares mientras los elementos se encuentran en algún operativo.

Solo en ese momento. Podrán usarlo en otro tipo de actividades que no sean los operativos. Es un cambio sustancial a la propuesta original y la prueba de que el PAN tampoco se muere con la suya a veces no tanto por la conciencia de la mayoría parlamentaria sino por la labor de contrapeso que establecen en las mesas de trabajo, los representantes del poder ejecutivo, de la secretaría de Seguridad del Estado y de la Fiscalía.

En las mesas se objetó que los elementos podrían ver limitado de manera injusta la comunicación personal a la que tienen derecho. Y con otra: en el ínter, avanzó la iniciativa famosa para castigar el halconeo que tiene su impacto en las actividades de rutina de los propios policías.

En otras palabras, el PAN evitó caer en la trampa de la sobrerregulación. Y se limitó.