Pólvora e infiernitos

UNA EXPANISTA AL FRENTE DE MORENA GUANAJUATO

REALIDAD. Difícil hoy hablar de morenistas químicamente puros, forjados y curtidos en las luchas izquierdistas. O que picaron piedra en la política durante muchos años y hoy por fin encuentran la luz y el poder para servir a su pueblo.

PERFIL. Seguramente no desconocido el dato pero poco difundido públicamente porque en breve estaría asumiendo la dirigencia estatal del principal partido de oposición en el estado, la secretaria general de este instituto político también es una expanista que incluso llegó a ser funcionaria del gobierno de Felipe Calderón.

HISTORIAL. En efecto, Alma Edwviges Alcaraz Hernández es originaria de Sinaloa, entidad en la que fue diputada local y federal. También ocupó la secretaría general del PAN en esa entidad. Comenzó a distanciarse de Acción Nacional durante la administración de Mario López Valdez mejor conocido como ‘Malova’.

AQUELLOS TIEMPOS. En el sexenio de Felipe Calderón, aquel que los ahora morenistas llamaron espurio, Alcaraz ocupó algunos cargos como la dirección general de Administración del Instituto Nacional de Migración. Todavía en 2015 hizo política en Sinaloa como consultora política.

EL INGRESO. Su punto de contacto en Guanajuato es el empresario Ricardo García Oseguera que fue candidato a la gubernatura por el PRD y uno de los primeros contactos con el sector privado de Andrés Manuel López Obrador.

COALICIÓN. Alcaraz Hernández hizo equipo con García Oseguera quien a su vez tenía alianza con el franquiciatario original de Morena, Ernesto Prieto Ortega, padre del todavía dirigente actual que la invitó a ser su compañera de fórmula.

COLISIÓN. Ambos enfrentaron a la fórmula encabezada por Antares Vázquez y ganaron la dirigencia estatal. Ahí se da el origen de la pugna de dos tribus en Morena que hasta hoy sigue vigente.

TOMA Y DACA. Prieto ya se va y en automático queda Alcaraz Hernández.  Los anti-prietistas aún tienen la esperanza de que Yeidckol Polevnsky envíe un delegado no guanajuatense al estado que asegure neutralidad porque ven a Alcaraz con la misma línea de Prieto, un personaje al que sus críticos ven poco proclive a la conciliación.

UN RESPIRO. Falta poco para saber si ratifican a Alcaraz o envían a un delegado. Antares Vázquez futura senadora y Ricardo Sheffield, futuro funcionario federal no se lo toman tan a pecho. Es demasiado pronto para incendiar la pradera. Aparece haber vía libre a la tregua.

CONCAMIN: FALTAN CONSENSOS Y SIGUE DON RICHARD…

ONE MORE TIME. Varias novedades en el frente empresarial leonés. El miércoles por la noche el secretario del consejo nacional de Concamin Guanajuato, José Antonio Abugaber Andonie, comunicó a los dirigentes de sectores en Guanajuato que el líder nacional Francisco Cervantes ratificó a Ricardo Alaniz Posada como coordinador regional en Guanajuato hasta febrero de 2019.

EXHORTO. “Asimismo les informo el deseo del presidente Cervantes de que se revise la operación de las coordinaciones regionales con el fin de que estemos preparados para enfrentar los grandes retos que como industriales habremos de enfrentar”, dice Abugaber en su mensaje.

COLATERAL. De manera paralela, se dieron un par de nombramientos más para empresarios guanajuatenses que estarán en el consejo nacional de Concamin.

INCLUSIÓN. El empresario inmobiliario Mario Medrano Lozano tendrá a su cargo la Comisión de Vivienda mientras que el expresidente de CICEG, Javier Plascencia Reyes, será vicepresidente de la Comisión de Comercio Interior.

DE QUÉ LADO MASCA… Lo del nombramiento de Alaniz sorprendió a más de 2. Estará 6 meses más en el cargo para completar una suerte de transición. Tal parece que no hubo acuerdos en Guanajuato en donde siempre han tronado los chicharrones de la cadena cuero-calzaddo que se resiste a que alguien de las cámaras emergentes, la chiquillada pues, logre el liderazgo.

IGUALITO. Se pospone una decisión a la espera de que se mantenga la supremacía de los sectores madre en León. Sea como sea, el liderazgo de Concamin Guanajuato se mantiene sin cambios. Empanizado.

LA DEL ESTRIBO…

Hoy se celebran los 15 años del IACIP y los integrantes de este organismo preparan festejo y mucho jolgorio para celebrar la transparencia en Guanajuato.

El problema es que la quinceañera organización por decisión de G1 sólo tiene dos chambelanes cuando deberían ser tres. Desde noviembre pasado está vacante una de las tres sillas del pleno del Instituto de Acceso a la Información Pública.

Después de muchos meses de retraso, el gobernador Miguel Márquez publicó la convocatoria para elegir al tercer comisionado en noviembre pasado. Se inscribieron aspirantes para ocupar ese cargo con duración de siete años en diciembre. Y es hora de que el gobernador no integra la terna para elegir a ese comisionado.

¿Por qué será que al jefe del Ejecutivo no le gusta que le toquen ese vals de la transparencia?

LA COOPTACIÓN DEL PAN EN GUANAJUATO: EL TRISTE CASO DE JORGE CABRERA

En su largo reinado en Guanajuato, pero de manera particular en la última década, el PAN ha perfeccionado su poder de cooptación para desarmar a sus adversarios en el estado.

De por sí, la consistencia de la oposición ha dejado qué desear en el terruño, con un PAN siempre al acecho para cazar las mejores oportunidades de debilitar a sus adversarios, el apabullamiento se vuelve mayúsculo.

Hace siete años, en una fecha como hoy, se cocinaba la consumación de una de las cooptaciones más memorables del panismo en Guanajuato. La del entonces diputado del Partido Verde, Jorge Cabrera.

Ese día en el Congreso local se rechazaba la solicitud de licencia del entonces diputado de Cabrera en la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, con una votación de 6 a 1.

La novedad era que a los cuatro panistas se agregaban los priistas Luis Gerardo Gutiérrez Chico y Alicia Muñoz en los sufragios para ir en contra de la solicitud del Verde.

Lo curioso del asunto es que, la cercanía de Cabrera con el PAN era secreto a voces desde los meses anteriores. Lo sabía el propio Partido Verde pero se hacía de la vista gorda y, desde luego, el PAN lo asumía pero era el menos interesado en que se hiciera oficial.

El Verde echó a andar la estrategia para que asumiera la curul la suplente de Cabrera quien, muy institucional, hizo el trámite como si en realidad quisiera irse y dejarla vacante.

La leyenda urbana de que Cabrera estaba entregado, o por lo menos apalabrado con el PAN, entonces se hizo realidad. Estaba cantado que el PAN rechazaría la solicitud de licencia para evitar que llegara un legislador al Congreso local, totalmente Verde y se perdiera el activo que representaba un aliado de otro partido.

Y así ocurrió. El resto de la historia se conoce. La simulación se mantuvo porque Cabrera siguió siendo diputado ‘Verde’ aunque todos sabían que reportaba al PAN.

Hoy, es titular de los Registros Públicos del Estado. El PAN ha cooptado a priistas como Rosario de la Vega, Anastacio Rosiles y varios más. Ninguna cooptación tuvo apodo como esa: el pay de limón. Verde por dentro pero puro pan afuera.

ROMERO HICKS Y LA COORDINACIÓN AZUL: ¿QUÉ TAN POSIBLE ES EL SUEÑO?

El todavía senador Juan Carlos Romero Hicks sigue dando la batalla cuerpo a cuerpo para buscar la coordinación del PAN en la próxima legislatura y paradójicamente sus posibilidades dependen del ánimo conciliador que traigan los anayistas y de la presión que quiera y pueda ejercer el gobernador electo Diego Sinhué Rodríguez Vallejo.

La novedad anoche en la plenaria de las próximas bancadas del PAN en San Lázaro y en la Cámara Alta es que, por primera vez en la historia, terminarían su encerrona sin saber quiénes serán sus pastores en ambas cámaras.

Un dato que no es más que el signo de los tiempos en el PAN de la post-elección presidencial más dolorosa en este siglo por la pobre cosecha lograda en las urnas, el encono sembrado por Ricardo Anaya quien se erigió como dueño del partido y la imposibilidad de quienes se le oponen de quitarle ese control, pese a la pobreza de sus resultados.

Si habláramos sólo de perfiles, no habría ninguna duda. No hay legislador entre los otros 83 que iguale el palmarés que tiene Romero Hicks como exgobernador, exrector de una universidad, exfuncionario federal y ahora senador.

Pero en la lógica de las lealtades partidistas, eso a veces pesa muy poco o no es determinante como en este caso.

Romero Hicks tiene como contendiente a Jorge Romero, personaje cercano a Anaya. En su momento también levantaron la mano el alcalde con licencia de Allende, Ricardo Villarreal y el también senador Fernando Torres.

La elección del coordinador es facultad del dirigente nacional del partido en este caso, Damián Zepeda que se va pronto. Se supone que las condiciones están dadas para que Marko Cortés gane la dirigencia nacional, por la buena o por la mala.

Pero ganar, arrebatando sin pudor ni prejuicios como lo hicieron rumbo a las elecciones, si sería como darle el tiro de gracia a Acción Nacional. Los anayistas, en esa lógica, tendrían que estar dispuestos a negociar y a evitar el ‘toma todo’, repartir juego y posiciones para atemperar las pasiones.

Que cedan la coordinación a un personaje como Romero Hicks podría ser un gesto de distensión pero también de ponerle nivel a la calidad de primer opositor al lopezobradorismo.

Y en ese contexto, el factor Diego Sinhué tiene su peso específico. El gobernador electo tiene un pacto con Anaya vigente. Con sus 14 diputados, el panismo guanajuatense representa por sí sólo una sexta parte de la bancada azul y la más numerosa por origen geográfico.

Rodríguez Vallejo debe decidir en dónde quiere hacer valer el peso del panismo guanajuatense en el espectro nacional. Claro, todo esto siempre y cuando, el paisanaje represente en automático alianza y cohesión.

Vistas las cosas desde esta perspectiva, no son remotas las posibilidades de Romero Hicks. Si ayer no hubo decisión como se perfilaba, esta tendrá que darse a más tardar el lunes. De por sí, el PAN ya va tarde en acuerdos, no puede seguir exhibiendo más miserias.