CARLOS ZAMARRIPA: LAS CARPETAS DE LA DISCORDIA

DE NO CREERSE. Como suele pasar con los gobernantes, de manera inexplicable, dan largas y largas a temas en los que saben que, más temprano que tarde van a ceder.

MÁS DE 3 MESES. Es el caso de la solicitud que han hecho colectivos de familiares de desaparecidos para que la Fiscalía General del Estado archive y cancele la presentación de cargos en contra de quienes se manifestaron el pasado 10 de julio.

MIRE NOMÁS. Hasta la presidenta de la comisión de Justicia del Congreso local, Cristina Márquez Alcalá dijo ayer estar de acuerdo con la propuesta de exhorto de la bancada de Morena para que la Fiscalía del Estado se desista de los cargos.

DE UNA VEZ. Al dar entrada a la petición morenista, dijo que está de acuerdo en el fondo y que quiere pedir información a la Fiscalía para actuar en consecuencia. Lo que no se entiende es por qué Carlos Zamarripa no toma la iniciativa y retira los cargos.

CONTRA LA LÓGICA. Nadie se imagina en su sano juicio que la Fiscalía ejerza alguna acción en contra de las mujeres detenidas. Sería un suicidio político que tras lo que ha costado al gobierno estatal ganar credibilidad en su voluntad para atender y resolver de fondo el tema de las desapariciones, eche lo que ha avanzado por la borda, poniendo en el banquillo de los acusados a familiares de desaparecidos.

DE LEJECITOS. El gobernador Diego Sinhue se jacta de que en su gobierno hay cero tolerancia para quienes infringen la ley bloqueando la vía pública pero ya vimos que en León, hace algunas semanas que se ejecutó el desalojo para dar posesión a Roberto Zermeño del Estadio León, la fuerza pública no se hizo presente para contener a los aficionados que impidieron, la consumación de la diligencia.

SIN EXPLICACIÓN. Es por ello que no se entiende por qué el gobierno estatal y la Fiscalía no han reaccionado y mantienen vivo el tema. Es de suponer que el Fiscal se resista a cerrar la carpeta pero no le queda de otra frente a la larga historia de muestras de insensibilidad de él mismo y del anterior gobernador hacia las víctimas de desapariciones.

LOS DUROS. Si lo que quieren es distensión de las cosas en un momento en el que no se termina ni siquiera de aprobar las leyes pendientes, no tienen otra opción que cerrar la carpeta. No tendría ni siquiera que ser motivo de duda pero bueno, en la lógica de la autoridad, hay quienes creen que no puede haber ninguna concesión.

EL ESTADIO LEÓN: ASUNTO DE ESTADO, OOOTRA VEZ

UNA MÁS. Finalmente, como ha ocurrido durante los últimos 20 años, el Estadio León se convirtió en un tema de estado en Guanajuato.

LA FOTO. Curioso que ayer un arreglo entre particulares haya sido difundido por la autoridad con la imagen del secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala Torres y el alcalde de León Héctor López Santillana que habrían estampado su firma como testigos de calidad de un acuerdo que simplemente pospone la solución del conflicto para que el León juegue el último partido de la temporada regular y los que vengan de Liguilla, en su estadio.

ARREGLO. Es decir, Roberto Zermeño y sus abogados aceptaron que Club León con los Martínez al frente sigan jugando en el inmueble mientras se negocia en los meses siguientes la compraventa de un estadio que tarde o temprano será adquirido por el gobierno.

LA GRAN PREGUNTA. Finalmente, Zermeño tendrá por la vía de la expropiación o de una transacción, poco más de 500 millones de pesos. Al final, las aguas se calman mientras se dará un arreglo definitivo. ¿Cuánto va a costar ese arreglo al erario? Eso está por verse.

LA DEL ESTRIBO…

Los números son contundentes y ayer, se registró en el recuento de la pandemia por Covid19 un día común de julio cuando Guanajuato vivía el pico de los contagios en la entidad: 499 casos y 27 fallecimientos.

El gran problema es que la cifra de contagios se ha venido incrementando paulatinamente durante las últimas 3 semanas cuando ya se habían estabilizado las cifras. Y si la semana pasada se logró salvar la vuelta al semáforo naranja, como van las cosas, esto podría no aguantar más. Cuidado. 

A 8 AÑOS DE AQUELLA EMBESTIDA CONTRA EL OBSERVATORIO CIUDADANO

Ahora que los panistas se quejan del aniquilamiento del presupuesto para los Fideicomisos para el presupuesto 2021, hace exactamente 8 años, Bárbara Botello emprendía el aniquilamiento del famoso Observatorio Ciudadano de León que había sido empujado, apoyado y financiado de manera peculiar por el alcalde Ricardo Sheffield Padilla en el trienio anterior.

Y pese a que golpeaba la sobrevivencia de una agrupación civil que ha sido contrapeso del gobierno municipal, la decisión de Botello era plausible porque se trataba de cortar de tajo el financiamiento público que había tenido el OCL y de manera concreta la Fundación Para Gobiernos Confiables.

El gobierno barbarista daba a conocer que su gobierno ya no respaldaría más al Observatorio Ciudadano  de León y a la Fundación de Gobiernos Confiables. La administración de su antecesor Ricardo Sheffield había entregado 18 millones de pesos en apoyos a la citada fundación que era ligada por sus adversarios al exgobernador Carlos Medina Plascencia.

Medina no pertenecía ya a esa fundación pero en los hechos era un promotor de las tesis de la misma y de las prácticas del Observatorio, un ente que revisaba las acciones del gobierno leonés.

Hoy, se critica al lopezobradorismo por esa decisión de dejar de apoyar Fideicomisos y es probable que en ese universo de 109 organismos, haya algunos que no merezcan el apoyo porque no lo necesitan o porque lo despilfarran o hasta tiene problemas de corrupción.

El problema es que se agarró parejo. Lo mismo se eliminó a los Fideicomisos que funcionaban mal que a los que respaldaban a organismos civiles. La senadora Martha Lucía Micher Camarena lo dejó muy claro en la reserva de su voto que ni siquiera ella votó a favor.

Y hace 8 años, el problema de Botello también fue que en ese lance que tenía mucha justificación, se quiso emprender un aniquilamiento de muchas cosas que había echado a andar el PAN-Gobierno y la realidad es que había cosas útiles y que ameritaban continuidad.

La tentación de los gobernantes que batallan mucho para lograr la alternancia es que llegan y creen que hay que borrar de tajo todo lo que había antes de que ellos llegaran a gobernar.

PEPE ABUGABER: CANDIDATEADO A DIRIGIR CONCAMIN

Lástima que el evento de la Hannover Messe y de la Reunión Anual de Industriales que arranca hoy de manera virtual, no será presencial.

Si hubiera sido como hace un año en León, el expresidente de la Cámara de Calzado y miembro del consejo directivo de Concamin José Abugaber Andonie, estaría en la gran posibilidad de placearse en su terruño y hacer campaña directamente para ser el sucesor de su amigo, Francisco Cervantes.

Abugaber Andonie hace años que se mueve en las grandes ligas de la política empresarial en el país al formar parte del grupo cercano al presidente en funciones, lo que le ha permitido codearse con liderazgos empresariales.

En su columna del martes, el analista Alberto Aguilar lo cita como uno de los más fuertes candidatos a suceder a Cervantes Díaz junto al oaxaqueño Netzahualcóyotl Salvatierra y Alejandro Malagón Barragán de la Cámara Nacional de la Industria de la Conserva.

Aguilar también menciona a Mauricio Dohener Cobián de Monterrey , y Ramón Beltrán Arellano ex presidente de la Cámara del Aluminio.

De acuerdo al analista, el candidato más fuerte que observa es Alejandro Malagón, originario de Monterrey aunque no se puede descartar al otro regio, Dohener Cobián.

La verdad es que no será sencillo para José Abugaber. De hecho, si llega a la presidencia de Concamin, será una gran sorpresa por tratarse de un empresario zapatero que no contaba con alianzas al interior de Concamin que se ha distinguido en lo que va del sexenio de la 4T por ser una agrupación empresarial que no optó por la confrontación como la estrategia ante el gobierno federal.

Será un buen chance para ver si un empresario guanajuatense se cuela en estos tiempos para ser el contrapeso de la 4T y ver a un empresario como Abugaber que nunca ha sido un reventador, como un promotor de lujo de los intereses de los zapateros que siguen abrazando causas contra la competencia desleal.