Pólvora e infiernitos

SÁNCHEZ CASTELLANOS Y LA LEGIÓN EMPRESARIAL ANTI-4T

TUMBANDO CAÑA. Como si fuese la del estribo en el ocaso de su gestión como dirigente del Consejo Coordinador Empresarial de León, José Arturo Sánchez Castellanos se despidió el pasado fin de semana con un provocador artículo editorial publicado en un diario leonés en el que no deja lugar a dudas de su militancia en el antilopezobradorismo y su postura de que la ruta de los empresarios debe ser evitar el avance de Morena en Guanajuato.

EL DEBER. En efecto, el líder empresarial leonés que mañana cede la estafeta a Gerardo González García como líder de la cúpula empresarial leonesa, dice que en un sistema político como el nuestro que privilegia a los partidos y debilita a los ciudadanos, “la sociedad” debe influir en los partidos.

¡EMPANIZADO? Uno de los párrafos más reveladores de su reflexión es en el que señala que debe haber exigencia para las autoridades locales pero advierte que “no habría nada peor que a nuestra entidad llegara una forma de gobierno similar a la que tenemos a nivel federal en la que en un solo hombre con su incompetencia, venganza y corrupción sigue desmantelando a machetazos las instituciones políticas”. Más claro ni el agua.

LÍMITES. Ya después habla de distintos niveles de participación ciudadana: alto, medio y bajo. En ninguna parte de su reflexión incluye la participación de ciudadanos no militantes como candidatos a un cargo de elección popular.

EJEMPLOS. Y en Guanajuato, ha sido tradición y costumbre que el PAN invita a empresarios particularmente a abanderar candidaturas. Así surgió por ejemplo Ismael Pérez en Celaya o Juan Carlos Muñoz en León. Uno como alcalde y otro como diputado. Hace algunos años, el PAN intentó convencer a Ismael Plascencia y no cuajó. En León, los Fox y los Medina así surgieron. Más recientemente, Salvador Sánchez, Federico Zermeño.

HASTA LA COCINA. Sería hasta paradójico que en esta coyuntura en la que los empresarios no tienen empacho en cuestionar abiertamente al gobierno federal, no hubiese por lo menos un fichaje del sector privado en una candidatura azul.

LES HABLAN. ¿O acaso no valdría la pena para alguno de estos líderes correr el riesgo de tener foro y fuero para decir sus verdades? O nomás es de dientes para afuera?

LA DEL ESTRIBO…

“Por otra parte, personal forense de esta Fiscalía trabaja en exámenes de antropología física y genética que le permitan obtener resultados orientados en la identificación de los restos en lo referente a factores como la determinación de su sexo, edad biológica, talla, características particulares a partir de sus estructuras óseas e integrar una prueba pericial que pueda ser determinante en su caso de investigación por homicidio. De un primer examen, los restos corresponderían a no más de 15 personas”, dice un párrafo del corte de caja de la Fiscalía del Estado en el trabajo de campo con familiares de personas desaparecidas en el predio El Conejo en Irapuato.

“No más de 15 personas”. No suena muy afortunada esa descripción. Empatía se llama la actitud que debe mostrar ahora más que nunca esta instancia encabezada por Carlos Zamarripa que por fin responde como debió hacerlo hace años a quienes sufren ese drama.

ESTADIO LEÓN: DERROTA JURIDICA Y DEMAGOGIA FUTBOLERA

Podríamos decir que a 2 años de que se presentó oficialmente el proyecto de un nuevo estadio en León por parte de Grupo Pachuca y sin un ladrillo puesto hasta ahora del inmueble, también se lo llevó la pandemia por COVID19.

Lo cierto es que aquella ceremonia encabezada por el entonces gobernador Miguel Márquez en el ocaso de su mandato solo sirvió para que el entonces ejecutivo estatal lavar un poco el sentimiento de culpa que implicaba para su administración, el haber perdido la batalla jurídica por la posesión del Estadio León con el empresario Héctor González que hizo mancuerna con Roberto Zermeño para ganar de manera increíble un litigio que en el origen, parecía una locura.

Y no es que el gobierno estatal fuese directamente responsable de los yerros jurídicos que se cometieron para perder el estadio pero sí, la administración Márquez asumió como causa particular esa batalla jurídica que pensaron, podrían ganar con los señalamientos eran contra del polémico exdueño del León.

Márquez siempre sostuvo que el hecho de que Zermeño hubiese ganado anteriores instancias, representaba un robo en despoblado pero los alegatos y el grupo que se conformó con ex directivos, abogados y las escaramuzas para tratar de convencer a los jueves del origen de ese caso, resultaron insuficientes. El estadio fue entregado a Roberto Zermeño.

Y a partir de entonces, se reactivó una operación jurídica para tratar de recuperar el inmueble mientras se proyectaba con Grupo Pachuca la construcción de otro.

En el nombre del futbol, Márquez se lanzaba a abrazar una causa para rescatar un estadio y al mismo tiempo, dejar la ilusión sembrada de un nuevo inmueble, moderno y visionario.

Para las ansias de protagonismo de Jesús Martínez Patiño, no había razón alguna para negarse a semejante ofrecimiento. Miguel Márquez no quería irse sin el anuncio de que el León tendría un nuevo estadio.

Lo hizo apenas un par de días antes de despedirse, en una apuesta que si usted quiere resultaba burda pero que perfectamente apostaba por mantener a flote el ego de un gobernador que no quería irse con la marca de ser quien entregaba un inmueble con un gran valor sentimental para aficionados y seguidores.

A 2 años del anuncio, no hay avance en la construcción del nuevo estadio y no precisamente por la pandemia.

Más allá de ello, tendríamos que recordar que lo de este inmueble es una página oscura en la historia de la franquicia y de la autoridad. Es increíble que un inmueble que originalmente el gobierno entregó a una asociación civil y luego se convirtió en patrimonio público, haya terminado en manos del dirigente futbolero más polémico en la ciudad.

El único que se atrevió a ir al rescate del León en 2003. Y la gran paradoja, el secretario del ayuntamiento de entonces y de ahora, Felipe de Jesús López que “contribuyó” con su estrategia a la pérdida del estadio, hoy sigue tan campante en el mismo cargo.

HÉCTOR SALGADO: LA DEUDA QUE VIENE

De plano el gobierno de Diego singue Rodríguez Vallejo irá por todas las canicas en materia de endeudamiento. Ayer, el secretario de inversión Finanzas y Administración Héctor Salgado Banda anunció que el gobierno del estado pretende la solicitud de un nuevo crédito para reactivar la economía del estado después de que apenas están ejerciendo el de 5 mil 300 millones de pesos que les aprobaron hace meses.

No dijo montos ni fechas de la solicitud pero es un hecho que se va a lanzar desde la tercera cuerda. Frente a la negativa del gobierno federal a otorgar más recursos mientras se lanza en búsqueda de más dineros vía el desmantelamiento de fideicomisos, uno de los gobiernos panistas, busca estirar la liga para disponer de esos recursos que no le llegan por la vía de las participaciones.

Es evidente que el eventual nuevo endeudamiento tendrá un aroma eminentemente electorero porque todo apunta a que las obras que se soliciten, se van a ejecutar justo mientras se desarrollan las campañas.

Ayer, Salgado Banda aprovechó el foro de la junta de Enlace en materia financiera para exponer sobre el oscuro panorama que existe hoy sobre la política mexicana en el corto y mediano plazo.

Al futuro ya de por sí oscuro y problemático se agrega una visión demasiado optimista que proyecta la 4T en torno a crecimiento económico y producción petrolera.

A los alcaldes les piden prudencia, responsabilidad y austeridad. La presidenta de la comisión de Hacienda, Alejandra Gutiérrez Campos dice, palabras más, palabras menos que no hay pretexto para que no se elaboren leyes de ingresos que cubran los requisitos que marca la ley.

Ya hasta formato para que vacíen datos y solo opriman”enter” les van a entregar, para facilitarles la ruta.

Es la respuesta que ofrece el PAN-Gobierno de Guanajuato al estilo del administrar y repartir los recursos de la 4T. Y así como los azules se quejan a nivel nacional de la desaparición de fideicomisos, de las obras faraónicas del gobierno federal, de la desaparición de fondos importantes como el fortaseg o el recorte en materia de salud, en unas semanas más, tendremos a los morenistas haciendo lo propio en contra del PAN-Gobierno.

Al PAN, hoy limitado en recursos y sin los votos suficientes para cambiar la historia legislativa, solo le queda atrincherarse en su reducto más fuerte y resistir la embestida.

Guanajuato se le ha resistido a Morena y llega el tiempo del toma y daca preelectoral. A ver de qué cuero salen más correas.