Pólvora e infiernitos

0
COMPARTIR

EL PRESUPUESTO IEEG 2018: LA ELECCIÓN MÁS CARA DE LA HISTORIA

ENCERRONA. Ayer hubo mesa de trabajo de consejeros y representantes de partidos políticos ante el Instituto Estatal Electoral de Guanajuato para revisar el anteproyecto de presupuesto para el año electoral 2018.

NÚMEROS. Y lo que se perfila es el gasto más oneroso de la historia en materia electoral en Guanajuato. El IEEG solicitará al Congreso del Estado un presupuesto de 634 millones de pesos de los cuales poco más de un tercio están destinados al capítulo de servicios personales, es decir, sueldos y salarios.

COMPARACIONES. Para calibrar el tamaño del gasto, basta recordar que en la elección de 2015 se erogaron 479 millones de pesos mientras que en la de hace seis años, en la que también se jugaban simultáneamente presidencia de la República y gubernatura, se gastaron 354 millones de pesos. En la de 2009, el gasto fue de 329 millones de pesos.

Publicidad

EN CONCRETO. Es decir, organizar la elección del año siguiente costará casi el doble de lo que se erogó para realizar la de 2012.

DESGLOSE. El anteproyecto seguramente sufrirá variaciones pero en términos globales, de los 634 millones, 360.7 van para el gasto ordinario que es la mayor tajada; 266.3 son para el proceso electoral; 5.6 millones para Desarrollo Institucional y 1.5 millones para Cultura Cívica. Los 205 millones de pesos destinados para el financiamiento de partidos políticos están encuadrados en el rubro de gasto ordinario.

NADA MÁS. El rubro de salarios, que es el capítulo 1000, supone un gasto de 226.2 millones de pesos que es más de la tercera parte del total. El crecimiento se debe, según versiones de representantes de partidos políticos, a las exigencias del Instituto Nacional de Elecciones en materia de reglamentación que hace tiempo no existían.

UN DATO. Por ejemplo, se deben de aprobar más de mil 200 plazas adicionales a las de 2015 para fiscalizadores, verificadores y personal que se contempla en la última reforma electoral.

IN CRESCENDO. El financiamiento para partidos políticos ha crecido más o menos en la misma proporción. En la elección de 2009, el rubro para los partidos tenía 89 millones de pesos. En 2012 creció a 106 millones; en 2015 subió a 173 y en este 2018 como ya mencionaba líneas arriba será de 205 millones.

AL DOBLE. Es decir, en nueve años, el gasto total del IEEG en año electoral se disparó de 329 millones en 2009 a 634 millones en 2018; el crecimiento del gasto para partidos subió más del doble pues pasó de 89 a 205 millones.

COLOFÓN. En 2018 se avecinan recortes al presupuesto federal y de manera particular, lo resentirán proyectos de inversión como ya lo lamentan gobernantes de todos los niveles y colores. Nuestra democracia cuesta más cara pero esa difícilmente sufrirá un desplome. En este país, hay prioridades.

EL ZAPOTILLO Y EL INFORTUNIO DE ABENGOA

LA CITA.  “Abengoa se resistió durante su expansión a ampliar capital. Quería crecer, crecer y crecer, pero sin que su cúpula cambiara. Quería ampliar horizontes y llegar a 80 países, quería innovar y aplicar la tecnología más puntera a obras faraónicas de ingeniería, quería llevar energía limpia a millones de familias, quería asaltar los mercados y cotizar en el Nasdaq. Y lo logró. Pero su sala de mandos seguía siendo la de una pequeña firma familiar”.

REFERENCIA. Así arranca un amplio y espléndido reportaje del diario El País de España que escudriña la historia, las razones y los motivos de la trasnacional Abengoa que llegó a ser un gigante a nivel mundial y que hoy se desploma estrepitosamente como empresa, llevándose entre las patas decenas de proyectos en todo el mundo, entre ellos el acueducto El Zapotillo que es el proyecto que garantizará agua potable para León durante los siguientes 25 años.

REPASÓN. “El ascenso y la pesadilla de Abengoa: la obsesión de poder que llevó a la empresa al abismo”, se titula este trabajo periodístico que además de todo tiene contra la pared a sus directivos.

LOS DUEÑOS. Y es que, según el propio diario, el pasado lunes 16 de octubre Vicente Benjumea y su exnúmero dos, Manuel Sánchez Ortega, comparecieron en el banquillo de la Audiencia Nacional junto a tres exconsejeros, pero por las indemnizaciones que cobraron, de 11.4 y 4.4 millones, cuando la quiebra era inminente, no por su cuestionada gestión.

ACUSACIONES.  Los cinco mandos están acusados de administración desleal y afrontan penas de entre tres y cinco años de cárcel, resume El País.

LO LOCAL. Y mientras tanto, en Guanajuato, El Zapotillo sigue enfrentando los infortunios del destino. El gobernador Miguel Márquez acaba de anunciar que la reunión con el director de Conagua, Roberto Ramírez de la Parra, se pospuso hasta que pase la atención de esa paraestatal a los estados afectados por los sismos de septiembre.

CONSECUENCIAS. Se supone que hay un preacuerdo para que SAPAL se haga cargo del proyecto pero primero hay que finiquitar la relación con Abengoa. Los coletazos del desplome de la trasnacional española golpean un proyecto que adquiere tintes de imposible.

LA DEL ESTRIBO…

Tómelo con reservas, pero es muy probable que los diputados locales flexibilicen la exigencia de 10 años de experiencia en persecución del delito para los aspirantes a fiscal anticorrupción para que simplemente se acredite con el conocimiento de esa disciplina.

Y es que si ese requisito se impone a rajatabla serán contados los que lleguen a la final. Habrá que ver.

LAS DESIGNACIONES AZULES Y EL DEDAZO: DEL ESCÁNDALO A LA COSTUMBRE

El PAN Guanajuato acaba de aprobar en Consejo Estatal y en su Comisión Permanente que todos los candidatos a cargos de elección popular que estarán en disputa en las elecciones locales y federales 2018 se harán por la vía de la designación, eufemismo con el que los azules denominan el dedazo.

Esta definición no causa ninguna sorpresa. Estaba cantada desde hace varios meses y la certeza se reforzó una vez que el PAN se integró al famoso Frente Amplio por México que literalmente obliga a los partidos a nombrar a todos sus candidatos por designación ante la exigencia de dejar conformes a los tres partidos y cumplir con las exigencias de paridad de género.

Pero el dedazo en el PAN tiene un significado muy peculiar, particularmente en Guanajuato, en donde por años, los jerarcas del blanquiazul se ufanaban de la elección democrática de sus candidatos.

Presumían eso como una virtud que los enaltecía y los distinguía claramente del autoritario y antidemocrático PRI que utilizaba el dedazo a diestra y siniestra.

Y hace exactamente seis años, todavía esa opción era motivo de escándalo y de vergüenza para los propios panistas. En un día como hoy en 2011 el panismo guanajuatense se cimbraba por la decisión del Comité Ejecutivo Nacional.

Y es que el Consejo Nacional determinaba que cinco candidaturas a diputado federal, las dos al Senado  y la lista de propuestas para diputados plurinominales irían por la vía del dedazo.

En ese momento, y en el bastión llamado Guanajuato, el asunto significaba toda una novedad porque en esta tierra la designación había sido la excepción a la regla.

Hace un sexenio, las designaciones provocaban furor en el PAN guanajuatense. Hace tres, previo a los comicios de 2015, se afianzaban como el método por excelencia para nominar a los candidatos más importantes del blanquiazul a alcaldías y diputaciones locales y federales.

Pero no era todavía una práctica común. Hoy sí lo son. Y hoy los panistas deben estar arrepentidos de la desproporcionada importancia que le dieron a su democracia interna porque no fue la garantía de buenos perfiles en los gobiernos.

La democracia interna en el PAN se envileció y se convirtió en un mercadeo de votos y en la configuración de cotos de poder en el que una buena parte de la militancia entregaba su apoyo al mejor postor, no al mejor candidato. El que ofreciera más chambas, el que ofreciera la mejor contraprestación por el respaldo.

DESAFUERO A BÁRBARA BOTELLO: LA LEGALIDAD Y EL SHOW

Habrá que ver si el expediente que armó la Procuraduría de Justicia del Estado para solicitar el desafuero de la diputada federal y exalcaldesa de León, Bárbara Botello, corresponde a la parafernalia y despliegue mediático que armó el PAN con ruedas de prensa simultáneas en León y la Ciudad de México.

En León, comparecieron ante los medios Éctor Jaime Ramírez Barba, Juan Carlos Muñoz y el dirigente leonés Alfredo Ling Altamirano, mientras que en la capital del país estuvieron 9 de los 15 diputados federales por Guanajuato, incluidos, por supuesto, los leoneses.

En Twitter, el antecesor de Botello y también diputado federal Ricardo Sheffield, abrió las hostilidades aunque él habló de una supuesta pérdida de 500 millones de pesos en juicios perdidos por la administración barbarista que aparentemente nada tienen que ver con el expediente en cuestión.

El presidente de la Junta de Gobierno, Éctor Jaime Ramírez Barba, habló que el total de denuncias contra la administración Botello implican un monto de 47 millones de pesos. La propia exalcaldesa afirma que es de apenas un millón y medio. Los panistas, como era de esperarse, se deshicieron en adjetivos en contra de su villana favorita.

El propio Éctor Jaime habló de la pena que purga a quien encuentran culpable del delito de peculado. La diputada señalada insistió en su tesis de que se trata de una persecución política, que no le han demostrado nada y que el gobierno del estado quiere desviar la atención de los problemas que hoy aquejan a la administración Márquez y que la ofensiva panista se debe a la acusación que hizo en contra de los 37 millones de pesos perdidos en Metrofinanciera en la administración de Vicente Guerrero Reynoso (qepd).

El presidente de la sección instructora de la Cámara de Diputados, Ricardo Ramírez Nieto, que llevará el proceso de desafuero dijo lo de cajón: que no se analizará el expediente con visiones partidistas mientras el panista Ricardo Sheffield vaticina el resultado que el sentido común prevé: 2 a 2 en la sección en donde hay dos priistas, un panista y un perredista.

Esperemos un poco a que baje la estridencia mediática para dimensionar el tamaño, peso y sustento del expediente de la Procuraduría de Justicia en contra de Botello.

Ya luego todo entrará en las arenas movedizas de los pasillos de San Lázaro en donde hoy todo parece atascarse. Los panistas ya metieron goliza en escándalo mediático. ¿Quedará todo en humo?