Pólvora e infiernitos

POLVORA E INFIERNITOS Miguel Zacarias

LÓPEZ ZANTILLANA Y SU GABINETE: TESORERO Y SECRETARIO, AMARRADOS

LISTO. Que no se hagan bolas unos e ilusiones otros. El alcalde electo de León, Héctor López Santillana, no quiere hacer experimentos ni pecar de confiado. Tampoco buscará relevos generacionales ni ese tipo de extravagancias tan propicias en algunos miembros de la clase política.

SIN AMBAGES. Dos de los puestos clave en la siguiente administración ya están definidos. Salvo un poco probable cambio, la Tesorería municipal será para Gilberto Enríquez y la Secretaría del Ayuntamiento para Felipe de Jesús López Gómez.

UNO Y OTRO. En este último caso, el nombramiento estaba cocinado desde hace varias semanas, no así en el del hombre de las finanzas en donde López Santillana contemplaba la posibilidad de llevar al cargo a quien ha sido director administrativo de la Secretaría de Desarrollo Económico durante los últimos años, Enrique Sosa.

LA DIFERENCIA. Pero se acabaron las dudas. Aunque Sosa es de todas las confianzas de López Santillana, no es lo mismo administrar los recursos en una dependencia como Desarrollo Económico que poco contacto tiene con grillas y con agarrones entre funcionarios que es lo que representa la del gobierno de la ciudad más pujante del estado.

EL MOMENTO. Sosa tendría que enfrentar la famosa curva de aprendizaje de cualquiera que llega a un puesto desconocido pero además en condiciones complejas, que no admiten ningún error de diagnóstico: Es el regreso del PAN al gobierno leonés tras una administración en la que el manejo de las finanzas ha estado en el ojo del huracán.

FACTORES. Y en ese sentido, no hay vuelta de hoja. Gilberto Enríquez Sánchez tiene el conocimiento técnico pero también la experiencia de haber trabajo durante tres administraciones municipales panistas en León.

EN CONCRETO. En la de Jorge Carlos Obregón (97-2000), en la de Luis Ernesto Ayala (2000-2003) y luego con Ricardo Alaniz (2003-2006). Conoce pues lo que es administrar los dineros de León pero también sabe de asuntos de auditoría.

CREDENCIALES. Trabajó en la Secretaría Gestión Pública con Luis Ernesto Ayala y después ocupó esa dependencia en el interinato de Héctor López en la gubernatura. Lo de los conocimientos de auditoría no es asunto menor para el próximo gobierno panista.

ESCENARIO. Si hay irregularidades que perseguir del gobierno en turno, las tienen que pescar en el aire y al momento. Por eso, López Santillana ya tomó la decisión y no hay vuelta de hoja.

DE CASA. Y si a coincidencias vamos, podemos citar que López Gómez también trabajó en los tres gobiernos antes mencionados. Fue compañero de gabinete de Gilberto Enríquez y también ya se conoce con los ojos cerrados con López Santillana.

LO QUE FALTA. Así las cosas, no es que lo retro esté de moda. Simple y sencillamente, López Santillana quiere reducir al mínimo el margen de error. Si tuviera dos personajes de su entera confianza y con la experiencia similar, para Obra Pública y Desarrollo Urbano, brincaría de felicidad.

INTERESES. Ahí sí tiene que andarse con pies de plomo y no va a rendirse a las primeras de cambio ni tratará de quedar bien con colegios de ingenieros, arquitectos y constructores, cuyos grupos que los integran siempre quieren llevar agua a su molino.

ESCOLTAS PARA EXALCALDES: CUANDO LOS CIUDADANOS NO SON PRIORIDAD

HECHOS. Las garantías que dan las reformas legales a la protección y seguridad de gobernantes y funcionarios que ocuparon cargos importantes tapan un agujero pero destapan otro más grande: Termina por afectar negativamente a los ciudadanos comunes y corrientes.

VIGENTE. Esa parece ser la conclusión más lógica cuando uno revisa la Ley del Sistema Estatal de Seguridad Pública en el apartado de “Medidas de protección a los funcionarios públicos”. La reforma entró en vigor en enero pero sus efectos reales se comenzarán a sentir con los cambios de gobierno.

DATOS. De acuerdo a esta nueva ley, el gobernador, todos los alcaldes, el secretario de Gobierno, el secretario de Seguridad Pública y los funcionarios que ejerzan la dirección de las funciones operativas podrán gozar de tres años de acompañamiento de escoltas para su protección personal.

TRADICIÓN CONVERTIDA EN LEY. La novedad es esa: Que ya está en ley. Porque esta práctica de destinar escoltas para alcaldes después de concluir sus funciones ya se daba en nuestra política pero con dos diferencias fundamentales: Era fruto de acuerdos de Ayuntamiento y antes sólo era por un año normalmente y no por tres como se estipula ahora.

QUÉ TAL. De golpe y porrazo, todos los exalcaldes, sus secretarios de seguridad o directores de Policía pueden tener escoltas por un trienio más si así lo desean.

AÚN HAY MÁS. Pero la reforma va más allá pues señala que “de acuerdo a la natualeza del riesgo, de la amenaza recibida o bien por las funciones que desempeña, también tendrán derecho a recibir las medidas de protección, el cónyuge, concubina, concubinario, descendientes y ascendientes en primer grado, durante el mismo período de tiempo en que la reciba el servidor público”.

DOCUMENTANDO EL PESIMISMO

PROYECCIONES. Haga usted sus cuentas nada más de cuántos elementos se tendrán que destinar sólo a la protección de exalcaldes a partir del 10 de octubre próximo. Desde luego, para un político no serán sólo uno o dos porque hay turnos y descansos.

A DISCRECIÓN. Agregue los directores de Policía, no queda claro si los secretarios de Ayuntamiento tendrían derecho pero basta con que algunos exalcaldes pidan protección para algunos de sus familiares marcados en la reforma para que la cifra crezca.

EL BALANCE. Quizás para noviembre tengamos la cifra exacta del número de policías que en Guanajuato tendrán la encomienda de resguardar a exfuncionarios. Si fueran los puros alcaldes la cifra pudiera rondar los 200.

OBVIEDADES. ¿A qué corporación en esta entidad le sobran policías para que en unos meses más se dediquen a ser la sombra de exfuncionarios? Es el elemento y su sueldo, obviamente. Es de suponer que el ‘ex’ correrá con los gastos de su vehículo y los viáticos si es que requiere viajar.

REALIDADES. En León, por ejemplo, la exalcaldesa Bárbara Botello ya disfruta de ese beneficio de la ley y al solicitar licencia ella y sólo por el hecho de haber ejercido el interinato unos meses, Octavio Villasana Delfín también podría gozar de esa prerrogativa. Habrá que ver qué deciden los otros 45 próximos exalcaldes.

PRIORIDADES. Puede tener un sustento perfectamente legal y fundarse en el entorno de zozobra que genera la violencia en nuestro país del crimen organizado. Pero es evidente que se protege a los funcionarios  pero se descobija a los ciudadanos que de por sí están urgidos de cuerpos de seguridad profesionalizados y competentes.

LOS DE SIEMPRE,  PAGAN. Quienes aprobaron esa reforma podrán decir misa, pero a la luz de la realidad en nuestro entorno y la incapacidad del estado en todos sus niveles para garantizar la seguridad de los ciudadanos, la medida parece un exceso.

GRILLA Miguel Zacarias

ARTURO LARA: A CUATRO AÑOS, SIGUE A LA ESPERA DE LA RECOMPENSA

Entre la mala suerte y un pésimo tino de sus impulsores para darle una candidatura en el PAN, hoy el exrector de la Universidad de Guanajuato, Arturo Lara López, cumple cuatro años de haber rendido su último informe como rector de la máxima casa de estudios.

Es el tiempo que lleva el académico esperando por una recompensa desde Palacio de Gobierno. Otros antecesores suyos como el propio Juan Carlos Romero Hicks o la propia Silvia Álvarez Bruneliere no batallaron tanto para lograr un cargo político luego de estar en la academia.

Pues bien, Lara López lleva cuatro años a la espera de que la revolución le haga justicia.

Hace meses que se habla de su inminente llegada al gobierno estatal a través de la creación de la Subsecretaría de Educación Media y Superior en el gobierno estatal.

Lara López se convirtió en uno de los personajes que provocó controversia al interior del PAN al inicio de este año tras los intentos fallidos del gobernador Miguel Márquez para hacerlo candidato a una diputación federal de mayoría primero.

Esta opción se cayó por un error de cálculo pues el PAN no pudo completar su elenco de acuerdo a las exigencias de la equidad de género por lo que el sacrificado tuvo que ser él. Después le buscaron un espacio en la lista de diputaciones plurinominales federales que estaban muy lejos del control del gobernador Miguel Márquez. Lara se quedó chiflando en la loma.

Afortunadamente, en lo que pudo ser un tercer intento vía la lista de plurinominales locales, hubo un destello de sentido común y de cálculo político-electoral y se aguantaron las ganas de proponerlo como número 1 de la lista ‘pluri’ local.

Hoy, Christian Cruz, el exsecretario particular del gobernador, sabe perfectamente que no llegará a ocupar esa curul porque los números no ‘le dan’ y resultó damnificado de la apabullante victoria panista del pasado 7 de junio.

Hoy hace exactamente cuatro años, Arturo Lara comenzaba a despedirse de la UG y es momento que no encuentra la recompensa política que le prometieron. Parece ser cuestión de semanas…

La imagen del día

El crédito al gobierno marquista y el derecho de pataleo

IMG_1335

Resulta saludable que la oposición ejerza su derecho al pataleo en la discusión de la solicitud de endeudamiento que ha hecho el gobierno estatal al Congreso del Estado.

Frente al arsenal de datos que ha ofrecido el secretario de Finanzas y Administración, Juan Ignacio Martín Solís, a diputados locales y representantes de medios de comunicación en los que hace alarde de la salud de las finanzas estatales, de su capacidad de endeudamiento y de la de pago que permitirá dejar una menor carga a la actual administración con respecto a la de Juan Manuel Oliva, resulta complicado que alguien salga respondón.

Ayer, todo parecía listo para que en comisiones se aprobara el trámite sin mayores sobresaltos, pero la diputada del Partido Verde, María Guadalupe Sánchez Centeno, solicitó más datos de los polígonos en donde serán destinados los recursos que están clasificados bajo el pomposo título de “recomposición del tejido social”.

Para ese rubro están asignados 2 mil 500 millones de pesos. El secretario dice que son 117 polígonos de marginación y pobreza y 67 de alta incidencia delictiva. Ese es un dato muy interesante.

El gobernador Miguel Márquez había dicho que son recursos que se destinarían a municipios que no tienen acceso al fondo Subsemun. Ya entrados en gastos, sería formidable conocer a dónde irán peso a peso, esos recursos.

Vamos. Si las finanzas del estado están rebosantes de salud, pues que no quede ninguna duda sobre los fines que se pretenden con el crédito. Que los diputados y en general la sociedad interesada, conozcan las entrañas del destino de ese préstamo.

El trámite legislativo quedará salvado sea como sea. Unas horas de espera y un cúmulo de datos esclarecedores valen la pena.

Más de la Pólvora en Twitter: @MiguelZacarias

Comentarios

Comentarios