Pólvora e infiernitos

Publicidad

OMBUDSMAN GUANAJUATO: RENDICIÓN DE CUENTAS PARA PRINCIPIANTES

YA LLOVIÓ. La última vez que un procurador de los Derechos Humanos en Guanajuato rindió un informe como tal ante el Congreso del Estado fue en 2009 cuando el titular era Gustavo Rodríguez Junquera.

SIMPLE. Desde entonces a la fecha, el ombudsman guanajuatense se concreta a entregar el documento ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado y sanseacabó. Es cierto, el andamiaje legal así está y tanto Rodríguez Junquera como su sucesor, Raúl Montero de Alba lo han aprovechado.

EJEMPLO 1. Una gran diferencia con lo que ocurre con el titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos que por ley debe comparecer, no ante una Comisión, sino ante el pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

EJEMPLO 2. O con lo que ocurre con el ombudsman en el Distrito Federal quien comparece ante la Asamblea Legislativa después de entregar su informe a los asambleístas.

EN PLATA. En Guanajuato, desde el final del sexenio de Juan Manuel Oliva, todo es muy sencillito para el procurador de Derechos Humanos. La rendición de cuentas es muy ‘light’. Por eso hablamos de una pobre rendición de cuentas en comparación con otras entidades.

CONSECUENCIAS. Al final, es el destino similar que han tenido organismos en teoría, autónomos, moldeados a la voluntad del PAN y de su gobierno.

A MODO. Pero queda clarísimo que la figura de ombudsman como un auténtico contrapeso del Poder Ejecutivo y colaborador de los ciudadanos ha sido reducida por el PAN y el gobierno de Guanajuato para convertirlo en una pieza más que está a criterio y elección del Ejecutivo en turno para mantener la casa en paz.

DIFERENCIAS. Y claro, Montero de Alba es el menos interesado en que cambié el estado de cosas. En su momento, Gustavo Rodríguez mostró tablas para tratar de aparecer como un contrapeso serio aunque en los hechos no lo fuera tanto.

SOMETIMIENTO. Si hablamos de fortalecer instituciones con perfiles que disimulen un poco ante el avasallamiento del panismo en todos los aspectos de la vida pública del estado, esto no es el mejor ejemplo. El PAN que presume ir a la vanguardia en otros aspectos de transparencia en Guanajuato, en este, va en la cola.

EL NUEVO DE LA SEP: MÁS ALLÁ DE LAS GRILLAS PARTIDISTAS

AJENO. En la guerra fraticida que libran los grupos del PRI Guanajuato, parece haber delegaciones que, por alguna razón, se quieren sacar de la ecuación de la lucha gerardistas contra no gerardistas y eso es lo que ocurre en la de la Secretaría de Educación Pública.

HECHOS. El pasado miércoles tomó posesión como delegado de la SEP, Pedro Rangel Magdaleno, luego de un fugaz y peculiar paso de Adolfo Pons de la Garza en la misma oficina.

PERFIL. Un asunto muy peculiar que deja claro que se debe cacarear un logro cuando ya no hay marcha atrás. Rangel Magdaleno que fue presentado por el coordinador de delegaciones de la SEP es un funcionario totalmente ajeno a las grillas priistas. No sólo no es militante del PRI sino que ha colaborado a sus 35 años de edad en varios cargos de gobierno.

ANTECEDENTES. Y si bien es cierto, en León quedó marcado porque fue el director del Instituto Municipal de la Juventud en el trienio de Ricardo Sheffield, sus cargos posteriores se dieron en el gobierno estatal aunque fugazmente y sobre todo en el gobierno federal.

EN CASA. Rangel Magdaleno proviene de la jefatura de la Unidad de Administración de las oficinas centrales del Seguro Social que encabeza Mikel Arriola. Es curioso que haya aceptado un cargo con un menor salario aunque él quería regresar a su terruño.

EXTRAÑO CASO. Su hoja curricular es envidiable porque ha tenido varios cargos, la mayor parte de ellos relacionados con temas administrativos lo que deja claro su perfil técnico.

CIRCUNSTANCIA. Viene a cerrar el sexenio en una delegación que no es de las preferidas en el presupuesto y con poco margen de maniobra político. Tampoco le interesa porque de origen no está en las grillas tricolores.

TEMPORAL. Lo invitó directamente el secretario de Educación, Otto Granados, aunque eso sí, su seguro de vida política sólo llegará de aquí a diciembre. Después quién sabe que pase.

LA DEL ESTRIBO…

Sin mayor sobresalto, el IEEG aprobó ayer las correcciones que hicieron PRD, Movimiento Ciudadano y Juntos Haremos Historia a 10 planillas para Ayuntamientos en total para que estos partidos finalmente pudieran acreditar el cumplimiento de la paridad horizontal en esa elección.

Para el IEEG, el asunto está arreglado pero falta ahora revisar que dice el Tribunal Estatal Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación respecto a las impugnaciones respectivas de MC y Juntos Haremos Historia.

Si los Tribunales les dan la razón, entonces tendría que hacerse un nuevo ajuste. Ayer, el consejero Santiago López Acosta reafirmó su postura de que no tuvo que obligarse a los partidos y coaliciones a hacer estos ajustes puesto que los candidatos a alcaldes que fueron sustituidos tenían derechos adquiridos y si impugnan pueden ganar. Esta novela parece que no termina todavía.

LÓPEZ SANTILLANA, PASADO Y PRESENTE: ¿CUÁL SERÁ SU SLOGAN DE CAMPAÑA?

Cómo es que el alcalde Héctor López Santillana hará campaña en León para la reelección en el estado actual de cosas.

Imagine usted la escena en cualquier colonia popular o barrio de León y el alcalde leonés, próximo a solicitar licencia, tocando la puerta de los potenciales electores. ¿Cuál va a ser el discurso para convencerlos?

“¿Hola qué tal, soy el candidato que hace tres años se comprometió a defender tu seguridad como la de su familia y vengo a pedirte que votes por mí?”

¿Cuál será el argumento para explicar no sólo que no lo ha logrado sino que los homicidios dolosos han tenido un crecimiento sin precedente en estos últimos tres años y que la delincuencia común que es la que agobia a la mayoría de los ciudadanos no se ha podido contener?

¿Es una cuestión de fe? ¿Es un tema de persistencia, de tenacidad? ¿La clave está en la continuidad?

El punto clave es cuáles van a ser las palabras mágicas que van a convencer a los ciudadanos comunes y corrientes que ahora sí el presidente municipal les va a cumplir.

Olvídese usted de los sectores empresariales que en lo general simpatizan con López Santillana, de los notables de la ciudad. Hablamos de la inmensa mayoría de los electores. Los que se va a encontrar en las colonias populares, en los tianguis, en los mercados públicos, en las fábricas de calzado.

Funcionará el discurso de la continuidad, de que esto es a largo plazo, de que no basta un trienio.

Y el tema viene a colación porque justo hace dos años, López Santillana pronunciaba un duro discurso autocrítico de los gobiernos del PAN, que dejó atónitos a muchos panistas, empezando por el gobernador Miguel Márquez.

En León, dijo, hay 600 mil pobres, casi 60 mil de ellos viven en extrema pobreza, las políticas de inclusión han fracasado; la ciudad no es sólo  bulevares y centros comerciales y que hay ocho polígonos de marginación que demuestran el peculiar diseño de esta ciudad.

El edil leonés daba patadas al pesebre azul, pues en realidad estaba reconociendo el fracaso de las políticas de inclusión de ocho gobiernos panistas y uno priista. Era el día de la presentación del programa Impulso, Márquez decía que de acuerdo con el último censo del Inegi en León existían 533 mil personas en pobreza moderada y 66 mil en pobreza extrema, lo que significaba casi 40% de la población general del municipio.

Ese dato ya era adverso pero la forma en la que lo planteó López Santillana, no gustó a Márquez que ese día escogía León para destapar el programa Impulso en el que la estrella era su delfín, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo.

De cara a esta campaña, el tema no será la pobreza sino la inseguridad. Si López Santillana fuese en campaña la mitad de lo autocrítico que fue entonces, está frito.

RICARDO SHEFFIELD: EN EL RING CONTRA  TODOS

Apenas llevamos 16 días de campaña y no sorprende el perfil combativo de Ricardo Sheffield Padilla, quien confirma su perfil rebelde porque conoce por dentro al monstruo azul.

Pero alguien tendría que decirle que a la hora de subirse al ring hay que escoger contra quien se va a pelear porque retar a todos sin distingo de tamaños, colores y sabores puede resultar contraproducente o por lo menos desgastante.

Sobre todo si el rival elegido es alguien que bien podría ser su aliado.

Encarrerado como opositor sin concesiones, ayer Ricardo Sheffield Padilla se lanzó desde la tercera cuerda en Irapuato al arremeter lo mismo contra universidades que contra el Instituto Estatal Electoral.

No incluimos en este menú al gobernador Miguel Márquez porque a él es tiro por viaje. Ya lo había avisado.

Pero eso de decir que en las universidades “se hacen guajes” cuando no atienden su petición de organizar debates y no foros con los candidatos a la gubernatura es muy temerario.

Habrá que consultar en Guanajuato el antecedente de una elección para gobernador o para alcalde en donde él ya compitió en la que una institución educativa haya organizado un debate.

Normalmente las universidades organizan foros que de por sí ya son buenos y exigentes ejercicios para los contendientes por un cargo de elección. Ninguna universidad, por ejemplo, ha organizado en la historia reciente un debate en la contienda presidencial.

También Sheffield le dio un rozón al presidente del Instituto Estatal Electoral Mauricio Guzmán a quien pidió organizar debates y no foros.

Y aquí la cosa es distinta. Hay que decir que el IEEG ya avanza en la organización del debate pero va a paso de tortuga porque mientras el INE ya definió y redefinió los tres debates presidenciales, en el IEEG apenas se reunieron los representantes de los candidatos.

Y bueno, el hecho de que Mauricio Guzmán haya acudido sólo al registro de Diego Sinhué no fue un buen lance. Ayer se lo recordó el expanista. No hagas cosas buenas que parezcan malas reza el dicho y esa es una regla básica que no debería olvidar el presidente del organismo.

Lo dicho. Sheffield tiene esa gran ventaja de elegir con quien quiere pelearse. ¡Pero no pueden ser todos a la vez!