EL NO A FELIPE CALDERÓN Y MARGARITA ZAVALA: EL PAN RESPIRA

CONFIRMADO. Alguna vez se lo comenté en este espacio y el escenario se confirma con la negativa de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a darle el registro que inicialmente le había negado el Instituto Nacional de Elecciones a México Libre, el partido que empujaban Felipe Calderón y Margarita Zavala: el PAN respira.

OPUESTOS. En efecto: toda una paradoja que esta resolución de los tribunales electorales ponga felices por igual a los lopezobradoristas y a los panistas. A los primeros, porque cualquier decisión que perjudique al expresidente la celebran.

LA DUDA. Y a los segundos, porque si a alguien podía quitar simpatizantes, seguidores pero sobre todo, votos, es al blanquiazul. De hecho, a partir de este detalle, es que no se entiende qué es lo que celebra el lopezobradorismo.

REFLEXIÓN. Se entiende que disfruten con el dolor calderonista pero sus efectos prácticos pueden, no ser tan favorables. Lo que puede beneficiar a Morena es la mayor fragmentación del voto opositor sobre todo si el dañado es el PAN que es la segunda fuerza política.

AMIGOS. En Guanajuato, el año pasado cuando trataban de armar las asambleas para conseguir el registro, el doctor Ángel Córdova Villalobos, exfuncionario del gobierno federal y quien fuera candidato a la alcaldía de León por PRI y Verde, acudió a alguno de los eventos que encabezó Margarita Zavala. También estuvieron algunos miembros de la familia Enríquez Vanderkam.

PENDIENTE. Al final, México Libre no pudo conseguir el registro y hay quienes sugieren a los jerarcas panistas que es momento de tender la mano al expresidente y a su esposa para hacer sinergia de cara al 2021. No será sencillo doblegar egos en la política.

AVANTE. Por lo pronto en Guanajuato, los panistas guanajuatenses, comienzan a tejer su escenario para el 2021 y ven el futuro promisorio. Primero, porque la fragmentación de la oposición se sigue delineando. Ha habido incluso guiños políticos del gobernador Diego Sinhue al exsecretario Córdova.

COCTEL. La negativa del partido Verde para hacer alianzas en el próximo proceso electoral, fue la primera buena noticia. La segunda es la aparente pulverización del PRI que aunque no tenga renuncias formales, verá a cuadros políticos suyos trabajando, unos con Morena y otros con Movimiento Ciudadano que construye a través de “Imaginemos México” un foco de atracción para los decepcionados de PAN y PRI que no ven a Morena como alternativa.

ESCENARIOS. Ya habrá oportunidad de analizar más a fondo este tema pero hoy se ven tres frentes de oposición al PAN en Guanajuato que jugarán cada uno su propio rol, pero solo Morena parece ser el antipanista por definición. MC y PRI probablemente jueguen más a arrebatarle a Morena que a los blanquiazules. Ya veremos.

LA DEL ESTRIBO…

En la rueda de prensa semanal para presentar la evolución de la pandemia por Covid-19, llamaron la atención varios detalles pero sobre todo el énfasis del secretario de Salud, Daniel Díaz para no echar las campanas al vuelo por algunos datos que sobresalen en las estadísticas de ayer.

El primero de ellos, la preocupación por el incremento en la letalidad en Guanajuato que llegó a estar por debajo de siete muertes por cada 100 contagios y ahora está en 7.4.

El segundo, el ligero repunte en el porcentaje de hospitalización en la última semana. Es de 15.6% pero ya se rompió la tendencia a la baja que se había acumulado y el secretario de Salud no quiere apostar a la suficiencia aunque el gobernador Diego Sinhue la ha citado en varios momentos.

De hecho, Daniel Díaz cree que ya tendríamos que estar más cerca del semáforo verde aunque descarta que haya regreso presencial a clases en el resto del año.

Y la pregunta es, si en enero aun no regresan los nuños a las aulas, ¿no será una contradicción que sí haya Feria en León?

BEATRIZ HERNÁNDEZ: LA REBELDÍA A UN AÑO

“Yo no estoy en un tema de jaloneo, eso que quede claro, lo único que quiero es voluntad del estado de acuerdo a lo que marca la Constitución, nosotros estamos trabajando en lo que nos corresponde, ya lo he dicho hasta el cansancio, mi responsabilidad era crear la academia y ya está, ya va a tener los primeros cadetes que van a entrar en funciones”…

Así declaraba hace un año la alcaldesa de Salamanca Beatriz Hernández Cruz luego de un par de semanas intensas de dimes y diretes en Guanajuato a partir de la partida de elementos de la Marina que habían durado unos meses en la entidad

Hernández Cruz habló así luego de que por Sophia Huett López, comisionada de la Unidad Análisis y Estrategia para la Seguridad Ciudadana del estado de Guanajuato, quien pidió investigar que el director de seguridad pública en Salamanca cuente con el examen de Control y Confianza.

La alcaldesa juraba que el director de Seguridad Pública, José Eufemio Sánchez Suárez ya había presentado examen de control y confianza.

“Lamento mucho que estemos en este tema de regateo, yo no voy a regatear la seguridad para el municipio y para los salmantinos y seguiré levantando la voz, es lo que los salmantinos necesitan y lo que todo mundo reclama la seguridad y yo creo que es un tema de voluntad”…

Puras casualidades: el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo se reunía con el secretario de Seguridad Alfonso Durazo y al día siguiente, se presentaba el acercamiento del secretario de Seguridad Alvar Cabeza de Vaca con la alcaldesa Beatriz Hernández Cruz.

Y en las declaraciones políticamente correctas de rigor, Diego Sinhue no pudo evitar deslizar los datos con un dejo de ironía y de lamento. “Entiendo la desesperación de la alcaldesa porque se fueron 150 elementos de la Marina”.

El primero que lamentó la partida de los elementos de este cuerpo de élite fue el mandatario estatal pero la damnificada colateral fue Hernández Cruz porque en ese municipio había más elementos asignados que en ningún otro.

A un año de distancia, con altas y bajas, la relación sigue fría y distante y la inseguridad, presente.

MORENA Y LA AUSTERIDAD: ¿O SON O NO SON?

Si los diputados locales de Morena en realidad fuesen fieles a la austeridad republicana que tanto predican, tendrían que haber votado en bloque en contra del presupuesto del Congreso para 2021. Pero no solo eso sino también deberían renunciar a la partida de ayuda social que tienen los diputados.

Ayer, el diputado local Ernesto Prieto Gallardo no tuvo más remedio que retractarse del apoyo que dio al presupuesto del Congreso 2021 en la comisión de Administración y dar malas maromas para sustentar su cambio de opinión.

Su compañera Magdalena Rosales fue insistente en sus argumentos para oponerse al dictamen aunque no muy convincente porque por ejemplo se quejó de la forma en la que los diputados distribuyen la partida 4411, esos casi 50 mil pesos mensuales que los legisladores reciben para repartir apoyos a ciudadanos.

Una partida que ella misma acepta y aplica pero de la que se queja porque según dice, se aplica de manera discrecional. Al final, Prieto que había votado a favor fue “convencido” por su compañera de los argumentos a favor de la austeridad y la racionalidad que no practican.

Porque a lo único que renunciaron expresamente los morenistas es a los seguros de gastos médicos y el de vida. Ellos reciben 62 mil pesos para traslado, casi 50 mil pesos para apoyo social y dinero para dar informes. Solo queda pendiente saber si usan o no esta última partida.

No hay rasgo defendible en el discurso morenista porque este es el tercer presupuesto anual que aprueban. Si ya sabían que no querían las partidas para traslado, para informes y para apoyo social, podrían haber elaborado antes su contrapropuesta y no esperar hasta que se presentara en el pleno.

Magdalena Rosales se acordó hasta ayer que estaba en desacuerdo con las partidas que recibe mensualmente. Queda claro también que Prieto no comunica a sus compañeros de Morena, los acuerdos de la comisión Administración.

Increíble el papelón que hacen los diputados morenistas porque su austeridad es solo de dientes para afuera. Otra vez se ve que no les gusta o no se les da, arrastrar el lápiz.

Ernesto Prieto dice que cambió de opinión porque recibió “datos novedosos” entre la discusión en la comisión de administración y la del pleno. Después culpó a su asesor de que no le dio toda la información y al final, terminó reconociendo su “falta de diligencia”

En Morena patalean pero no hay método, no hay sustento, no hay congruencia. Si reciben las partidas y las aplican, se benefician de ella. Hágase la austeridad en los bueyes de mi compadre.