Pólvora e infiernitos

0
COMPARTIR

LA TERCERA VÍA EN EL PAN: APOSTAR AL CAOS

DUDA. ¿A alguien dentro o fuera del PAN le interesará a estas alturas apostar al caos y forzar el surgimiento de una tercera vía como opción para la candidatura a gobernador?

COCTEL. A unos meses del arranque formal del proceso y tras la forzada y bastante descompuesta forma en que salió Diego Sinhué Rodríguez Vallejo (“lo renunciaron” dijo ayer el priista Gerardo Sánchez García) de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano, las aguas se han vuelto particularmente turbulentas.

TOMA Y DACA. Los mensajes cifrados y las patadas debajo de la mesa están a la orden del día. Luego del escándalo mediático que motivó la salida de Rodríguez Vallejo a la que se agregaron los misiles declarativos del senador Fernando Torres Graciano, el único que ha salido al ring a defenderse es el ahora exfuncionario estatal.

Publicidad

ATRÁS. Fernando Torres dejó su recado y marchó de vacaciones a Europa. Ya regresó pero salvo algunos mensajes crípticos en su cuenta de Twitter, ha optado por el repliegue estratégico. Por su parte, Humberto Andrade se mantiene en el tono que lo distingue: el bajo perfil mediático, con pronunciamientos muy superficiales y agazapado, esperando ya no sabemos si se calme el temporal o que se desate una nueva tormenta.

COMPARACIONES. Esta apuesta de Andrade ha reavivado las hipótesis que lo identifican con una velita encendida como prospecto si sobreviene el caos. El dirigente panista se ha abstenido de hacer aquellos regaños que hicieron el ‘mano de hierro’ Gerardo de los Cobos, el propio Fernando Torres y Gerardo Trujillo en su momento.

SU JUEGO. De manera paralela, algunos comentarios y fintas que ha hecho en corto, en ciertos círculos empresariales y pasillos políticos, el síndico leonés Carlos Medina Plascencia, jugueteando con su buena posición en algunas encuestas y la posibilidad de ser candidato a gobernador, se inscriben en ese mismo juego de la confusión del momento.

FANS. Hay quienes le compran el boleto y alientan la posibilidad por la buena relación que tiene en la Ciudad de México con liderazgos del panismo.

CONTRARIO. El punto aquí es que si alguien bajó a Medina del pedestal en el que lo tenía es el gobernador Miguel Márquez, quien ya dio señales claras en las altas esferas del panismo estatal que va con Rodríguez Vallejo, tope donde tope.

SUSPENSO. Así el escenario de la contienda panista hasta el último corte. Por lo pronto cobra sentido la tesis de quienes le apuestan al río revuelto para que truene la competencia de dos y se abra la baraja. Vamos a ver.

LAS RAZONES DE ISIDORO BAZALDÚA

RESPUESTA. En comunicación con este espacio, el coordinador de la bancada del PRD en el Congreso del Estado, Gerardo Silva, ofrece su versión en torno a la solicitud de devolución que hizo su compañero de bancada, Isidoro Bazaldúa, del descuento de salario que se aplicó a los miembros de la actual legislatura como parte de las medidas de austeridad asumidas por los diputados.

NI UNA NI OTRA. El coordinador perredista señala que en sentido estricto no hay ni arrepentimiento ni retractación de parte de los del sol azteca hacia esa medida, porque, en efecto, ellos nunca firmaron el documento que les circularon a todos los legisladores cuando se generó la fiebre por la austeridad entre muchos políticos tras los recortes presupuestales.

PROPÓSITOS. Con distintos argumentos, Silva y Bazaldúa mostraron su desacuerdo porque los recursos del descuento del salario se iban a destinar finalmente al pago del crédito que solicitó el Congreso del Estado al ISSEG para financiar la conclusión del nuevo edificio legislativo.

UNA MÁS. En el caso particular, Gerardo Silva sostuvo que sería una incongruencia de su parte que por un lado solicitará una auditoría al proyecto de construcción del edificio legislativo y al mismo tiempo aportara con los descuentos a su salario, el pago de un crédito para cubrir el mismo asunto.

EN CONCRETO. El punto central que atienden los perredistas es que no hubo autorización suya para el descuento y así se lo hicieron ver al administrador  Juan Caudillo, quien les dijo que él solo había atendido un requerimiento que hizo la propia Comisión de Administración.

NADA.  Eso sí. Gerardo Silva asegura que él ya no le va a mover. Bazaldúa hizo la solicitud de la devolución pero que él ya no lo hará. Habrá que ver qué dice la otra diputada, Alejandra Torres.

LA DEL ESTRIBO…

La primera pregunta que surge tras conocer que el gobierno de Miguel Márquez explora la posibilidad de rescatar el formato de proyecto de Asociación Público Privada para darle viabilidad al tambaleante proyecto El Zapotillo es por qué no se había explorado antes semejante escenario.

Quizá porque se confió en extremo en la empresa Abengoa y nunca imaginaron que enfrentaría la circunstancia que hoy tiene. El punto es que, resignado a que el acueducto ya no se concluirá en el presente sexenio, el gobierno marquista lo quiere blindar a como dé lugar para que, sea quien sea el ganador de la elección presidencial en 2018, se mantenga el respaldo al mismo.

Con todo y el avance que ya muestra la obra, nada está garantizado en un proyecto que, luego de dos sexenios panistas y uno priista, no ha terminado de cuajar. El punto es que ayer Márquez sólo se reunió con funcionarios estatales.

La famosa reunión pendiente con el titular de Conagua, Roberto Ramírez de la Parra sigue en el limbo esperando ajustes a un proyecto que se vuelve eterno.

‘MALÚ’ MíCHER: LAS COMPLEJIDADES DE SER DE IZQUIERDA EN GUANAJUATO

Hace exactamente seis años, se descartaba como potencial candidata del PRD a la gubernatura. Hace cinco años declinaba la posibilidad de ir al Senado para sumarse a la campaña del entonces candidato a gobernador de la Ciudad de México, Miguel Mancera y se despedía del gobierno de la Ciudad de México donde trabajó como directora del Inmujeres.

Hace un par de años renunciaba a la militancia en el PRD aunque decía que se mantenía en el Movimiento Progresista.

Hoy, esta mujer, eterna luchadora por el feminismo y la equidad de género abraza una nueva causa: la posibilidad de que la delegada de Tlalpan en la capital del país, Claudia Sheinbaun sea la candidata de Morena a la jefatura de esa ciudad.

El historial resumido de quien ya pasó por dos partidos, quien supo hace mucho tiempo que en su estado natal difícilmente podía figurar en política frente a las condiciones adversas que de por sí enfrenta la izquierda en Guanajuato que es bastión del PAN.

Ninguna otra activista de izquierda en Guanajuato ha trascendido como lo ha hecho Mícher Camarena quien en 1995 salió de la academia para convertirse de buenas a primeras en la candidata del PRD a la gubernatura.

Transcurrieron ya 22 años de aquel episodio en el que, sin saberlo, el partido del sol azteca encontraba el mejor cuadro político que se haya dado durante las últimas décadas entre las mujeres que militan en la izquierda.

Curiosamente, en esa militancia en varias causas de izquierda, Mícher Camarena no había estado cerca de Morena, el partido fundado por Andrés Manuel López Obrador.

Y de hecho, no se ha sumado a este instituto político pero su amistad de hace mucho tiempo con Sheinbaun la llevará quizá de manera indirecta a abrazar esa causa, aunque falta ver todavía si se convierte en la abanderada de los morenistas en la Ciudad de México.

Antes, tiene que doblegar a Martí Batres y Ricardo Monreal, ambos ya con largo trecho recorrido en esas lides. Luego de que se apagara la estrella política de Marcelo Ebrard, ‘Malú’ ha tenido que explorar nuevos horizontes políticos en busca de un nuevo aire.

BÁRBARA BOTELLO: LA DEFENSA Y EL CONTRAATAQUE

Fiel a su costumbre, Bárbara Botello salió a defenderse de los señalamientos de que ha sido objeto por parte de la administración que encabeza Héctor López Santillana, contraatacando no sólo a sus adversarios naturales sino a quien en su momento ella misma dejó en el poder.

Botello acudió nuevamente a un citatorio de comparecencia en la Contraloría municipal con toda la intención de convertir el momento en un asunto mediático que no sólo dejara claro que no rehúye su defensa sino que tiene misiles para contraatacar.

Así, la respuesta a las acusaciones de haber pagado un servicio de spa con dinero público y el haber cobrado dinero de más en una liquidación lo transformó en una embestida que incluyó al alcalde en funciones, Héctor López Santillana, y a su sucesor en el cargo, Octavio Villasana Delfín.

Con este último, no tuvo compasión. Preguntó por qué razón a él no lo perseguían como a ella si había cobrado una liquidación como alcalde cuando había despachado la mayor parte del trienio como director de Salud.

Y puede ser que Botello no tenga nada personal en contra de Villasana (aunque en su momento mostró desacuerdos abiertos con algunas decisiones que tomó) pero ya dejó claro que si quieren medirla con la misma vara, su compañero de partido debe ser incluido también entre los objetivos.

El señalamiento hacia López Santillana es mucho más acucioso, estudiado y calculado. Mire que indagar y dar santo y seña del presunto pago indebido de emolumentos a López Santillana en los primeros tres meses de la administración y que ello merezca, según su punto de vista, un procedimiento de responsabilidad administrativa, habla del espíritu con el que enfrenta la actual diputada federal esta coyuntura.

Mientras le sea posible en el ámbito jurídico y político no rehuirá el cuerpo a cuerpo con sus cuestionadores en el PAN en una batalla, golpe por golpe. Es su hábitat natural.