Pólvora e infiernitos

0
COMPARTIR

LOS MARIACHIS CALLARON: MEDINA METE FRENO AL FUEGO AMIGO

PARA ESO LES GUSTABA. Apunte usted a Carlos Medina Plascencia como uno más de los políticos que lanzan señalamientos e insinuaciones de presuntas irregularidades y a la hora de presentar las pruebas y dar el siguiente paso, mete freno.

NO MÁS. Ayer en la sesión de Cabildo, algunos iban con el pararrayos activado, otros más con los guantes puestos y algunos con el morbo de saber qué tenía preparado el exgobernador que se surtió bien y bonito al secretario de Seguridad, Luis Enrique Ramírez Saldaña, la semana pasada.

PROMOCIÓN. El propio Medina creó la expectativa de que en la sesión de Ayuntamiento celebrada ayer, ahora por la decisión del alcalde Héctor López Santillana de dar marcha atrás a la propuesta de incremento de tarifas de DAP e impuesto predial para cierto bloque de contribuyentes en la ley de ingresos 2018.

Publicidad

SIEMPRE NO. Medina se indignó porque echaron por la borda el trabajo técnico que se había hecho en las comisiones unidas de Gobierno y Hacienda. En cabildo azul prometió que daría sus argumentos en el pleno del cabildo. En una reunión privada con panistas, hasta le tundió a su compañero Luis Ernesto Ayala.

PARA ATRÁS. Pero al final, no hubo segunda parte de la embestida. Carlos Medina no sólo suavizó su postura y se allanó a la decisión del alcalde de suavizar la propuesta original que de todas maneras iba a ser tumbada en el Congreso sino que descartó denunciar ante la Contraloría para pedir una investigación sobre presuntas irregularidades en el proceso de licitación de la compra de chalecos antibalas.

OTRO MÁS. Aún más, dijo que no dijo lo que algunos medios dicen que dijo. Simple. Ahí están las grabaciones de su intervención en el cabildo para confirmarlo.

DUDAS. ¿Por qué metió freno Carlos Medina y decidió no continuar su ofensiva? ¿Acaso alguien se lo sugirió? ¿O será que tiene bien identificados a sus adversarios?

RAZONAMIENTO. Si critica al secretario de Seguridad nadie en el PAN se atreve a rebatirlo pero si ayer volvía a abrir fuego, quienes sí le iban a responder eran los regidores del PRI y el Verde que son los que tundieron los aumentos al predial y al DAP.

CON PERMISITO. Y ahí sí, Medina corría el riesgo de salir maltratado y prefirió no reñir más.

EL ZAPOTILLO Y LAS TRAMPAS DEL PRESUPUESTO

VAYA. Es absurdo que en tiempos en los que todos los políticos se jactan de ser transparentes y de rendir cuentas hasta el último centavo, sepamos las trampas que se hacen con los dineros que asigna la Federación a los estados y lo peor de todo, que los señores gobernadores no hagan un frente para terminar con prácticas tan ominosas como arcaicas.

EN CADENA. Por retazos y reclamos aislados, los panistas se han venido quejando durante los últimos años de las partidas millonarias que en el papel se asignan a proyectos como El Zapotillo o la refinería Antonio M. Amor de Salamanca o al Ferroférico en Celaya.

UNA TRAS OTRA. Partidas voluminosas que cumplen una doble función de engaño. Inflan artificialmente el monto de las inversiones federales en Guanajuato y preparan el campo para que sobre la marcha y a sabiendas que hay presupuestos que no se van a ejercer, la Federación redistribuya esos dineros a donde más les convenga.

SUS DICHOS. Todo lo anterior lo hace, a decir de la diputada Alejandra Gutiérrez Campos, de forma discrecional porque la ley permite hacerlo y por lo visto, sin estar obligado a rendir cuentas por ello aunque haya petición de por medio.

DINEROS. Según las cuentas del PAN-Gobierno en Guanajuato, durante los últimos cuatro presupuestos se han asignado más de 6 mil 500 millones de pesos al estado que se han esfumado porque no se han aplicado en una obra que hoy está oficialmente detenida. Dice la diputada el PAN que ha pedido cuentas al gobierno que nomás no responde.

Por decir algo. La pregunta es si un asunto tan delicado no tendría que ser tema de la Conferencia Nacional de Gobernadores (la Conago) para levantar la voz en contra de la opacidad y la arbitrariedad del gobierno federal. ¿A poco no era para que aplicaran la medinista “ya estuvo suave”? Ni modo que los ignoren.

APECHUGAN. ¿Será acaso que los gobernadores no quieren levantar la voz porque en la mayoría de los casos, cojean del mismo pie y no tendrían cara de levantar la voz porque se les voltea el chirrión por el palito?

LA DEL ESTRIBO…

Por cierto. Llamativo el voto diferenciado de los priistas Salvador Ramírez Argote y Norma López con el del Verde Sergio Contreras. Mientras los primeros votaron en contra de la ley de ingresos que incluía algunos cambios que ellos mismos reclamaron, Contreras lo hizo a favor.

Que el alcalde haya decidido modificar la propuesta original y que además se haya exhibido la división y el fuego amigo en el PAN parecía una victoria digna de celebrarse con un voto razonado a favor. ¿Qué más querían?

EL INCREÍBLE “NO” DE LOS CORDOVISTAS AL OCL

En una campaña que siempre fue a contracorriente porque siempre fue difícil remontar el descrédito del gobierno barbarista además de la reticencia del propio equipo del candidato a asociarse con el PRI, el equipo de Ángel Córdova Villalobos se hacía hace exactamente dos años el harakiri en León.

El exsecretario de Salud decidía no asistir a un foro convocado por el Observatorio Ciudadano de León en el que los candidatos a la alcaldía firmarían una serie de compromisos a favor de la ciudad.

El gran error de Córdova y su equipo fue dar una respuesta técnica a una propuesta que reclamaba un gesto de apertura y, sí, también una postura electorera, de esas que les gusta dar a los aspirantes para quedar bien con los electores.

Los cordovistas rechazaron la invitación al Foro porque decían que algunos compromisos eran inviables y requerían un mayor análisis.

Por ejemplo, no congeniaban con la idea de que alcalde estuviera obligado a garantizar en su momento, formas de medición de su gobierno y aceptar una revisión semestral de los avances en diversos rubros.

Tampoco estaban de acuerdo en garantizar la permanencia del secretario de Seguridad, del director de Policía y del director de Prevención del Delito municipales durante los tres años.

No estaban convencidos de crear el Comité Ciudadano Anticorrupción que no quedaría como instancia anodina y lejos de la autoridad municipal sino incluso se integraría a la Comisión de Contraloría del Ayuntamiento y tendría influencia en la elección del contralor.

Córdova no quiso dar gusto al Observatorio Ciudadano, una agrupación que había sido desdeñado por el gobierno de Botello y que ahora desairaba el candidato de PRI y Verde.

El punto se convirtió en un gran error porque Córdova fue el gran ausente de la convocatoria. Sobre todo porque hay momentos en los que los candidatos pueden darse el lujo de decir sí y no digan cómo o no digan cuándo.

Vea usted. En ese documento, López Santillana se comprometió a mantener al mismo director de Policía por tres años y ya hubo relevo. Hasta ahora no ha corrido al secretario de Seguridad y, por lo visto, no lo correrá pero hay muchos que no verían mal que incumpla esa promesa.

Gran error cordovista en una campaña que fue un concierto de yerros.

YULMA, CONTRERAS Y LA ALIANZA (IM)POSIBLE PRI-VERDE

Si fuera por estos dos personajes, la coalición PRI-Verde en Guanajuato se firmaría hoy mismo. Ayer, ambos coincidieron en el parque Zoológico de León para demostrar que esa alianza que traen ambos desde hace varios años tiene sus frutos.

La irapuatense Yulma Rocha Aguilar gestionó 2.5 millones de pesos de los 20 que dispuso el año anterior del Fondo Fortalece para una obra en este centro.

Y la de ayer es una postal que ilustra, en parte, el momento que vive la relación entre el tricolor y el tucán en el terruño. El Verde tiene sintonía pero con la tribu que no ostenta el poder del PRI en la entidad. Si Yulma formara parte del grupo en el poder tricolor, la alianza se daría en automático.

Pero ambos saben que no es así y en ese contexto las posibilidades de coalición se reducen dramáticamente porque no hay química entre el Verde de Beatriz Manrique y Sergio Contreras con el PRI de Gerardo Sánchez García.

Exactamente a un mes del límite fijado por la ley local para avisar al órgano electoral sobre coaliciones en el estado, la comunicación entre los viejos socios electorales en el estado es prácticamente nula, una muestra clara de que si por ellos fuera, irían solitos.

Pero ambas dirigencias saben que no se mandan solos y que las decisiones, sobre todo en una elección concurrente como la de 2018 donde se juega todo a nivel nacional y en el estado, los estados tendrán que someterse a los dictados del centro.

Desconfianza y recelo es la definición para la relación entre las dos dirigencias. A nivel nacional ya iniciaron las pláticas y se sabe que es muy factible que sellen alianza para la elección presidencial pero sólo de manera parcial para las diputaciones federales y las senadurías.

En el caso del Verde, ellos piden a Santa Clós y los Reyes Magos los dejen ir solos o, por lo menos, que si hay coalición en Guanajuato, que sea muy focalizada y los dejen ir con candidatos propios en ciertos municipios.

Por lo pronto, a lo más que pueden soñar hoy Yulma y Contreras en el terruño es a que la primera sea candidata al Senado y al segundo a la alcaldía, solitario. Se vale soñar.